Aguerre rechazó haberse beneficiado de dineros públicos como productor

Por: Fabian Cambiaso

Actualidad

1/02/2017 17:55

Aguerre rechazó haberse beneficiado de dineros públicos como productor

Presidencia

Según el ministro de Agricultura el Fondo Arrocero se nutre con recursos privados y funciona al margen de cualquier decisión oficial.

“Este no es un tema técnico. Se aludió injustamente a mi honor y a mi persona”. Así comenzó este miércoles el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Tabaré Aguerre, al rechazar que se hubiera beneficiado con fondos públicos al recibir, como productor, un préstamo de 180.000 dólares del Fondo Arrocero.

Aguerre decidió convocar a una ronda de prensa para aclarar la información, publicada el lunes 30 en el diario La Diaria, que aludía a que, en su condición de ministro, hizo los trámites para acogerse a ese beneficio.

El jerarca recibió préstamos en dos ocasiones desde que es ministro. En 2014 había percibido 85.000 dólares.

Para dar su postura, Aguerre, en un tono muy serio, hizo salir de la sala de conferencias del Ministerio a sus asesores técnicos.

“Nunca le oculté a nadie que, además de ministro, soy productor arrocero. Lo soy desde hace 25 años, muchos antes que se inventaran los fondos, y lo seguiré siendo después que deje de ser ministro”, afirmó.

Sostuvo que su condición de ministro no representa un “dilema ético” a la hora de acogerse al Fondo.

“Acá no hay fondos públicos. Se trata de un fondo privado, con entidades financieras que le prestan a un productor. Es dinero de los productores que le prestan a los productores”, dijo.

Según manifestó, sería ilógico no recibir una cuotaparte de los recursos que, de todas formas, tendrá que pagar después, ya que el fondo se nutre de aportes de los propios productores, en función de lo que coseche cada uno.

Aguerre sostuvo que la condición de beneficiario del Fondo Arrocero y el porcentaje de participación están definidos de antemano por ley, por lo que el proceso de adjudicación de los préstamos es automático y no se requiere una gestión previa.

“No hay ningún tipo de trámite personal por parte del productor. Se trata una decisión basada en la producción con la información que aportan los molinos”, dijo.

En ese sentido sostuvo que el 30% de los beneficiarios del fondo figuran como sociedades anónimas. “Pero Tabaré Aguerre está como Tabaré Aguerre”, expresó mientras se golpeaba el pecho.

“La condición de beneficiario es ser productor en dos de los últimos tres años. Yo soy productor en los últimos 25”, remarcó.

Cómo funciona el Fondo

El Fondo de Financiamiento y Recomposición de la Actividad Arrocera fue creado en 2003.

Hasta el momento tuvo cuatro ediciones, y su objetivo concreto es financiar a los productores, contribuyendo a recomponer su capital de giro y evitando el retorno al sobreendeudamiento del sector.

El año pasado se incluyó la posibilidad de cancelar deuda con otras instituciones financieras.

El Fondo es financiado por el propio sector arrocero a través de retenciones de hasta el 5% a las exportaciones, que son acreditadas en una cuenta en el Banco República. Es administrado por los ministerios de Ganadería, Agricultura y Pesca, y el de Economía. Es controlado por una comisión que, además integran la industria molinera y los productores.

Cualquier productor que haya tenido actividad en dos de las últimas tres zafras puede acogerse al Fondo, siempre que hayan sembrado como mínimo el 30% del promedio en ese período.

El Fondo opera con 60 millones de dólares. Los productores deben pagar un interés de 5,3% anual, con un plazo estimado de repago de entre siete y nueve años.

En su tercera edición, en 2014, 587 productores resultaron beneficiarios, al recibir 24,5 dólares por tonelada de arroz con cáscara.

El 17% de lo percibido fue destinado, según cifras oficiales, al pago de deudas con los molinos y con el Banco República.

La cuarta edición, lanzada el año pasado, alcanzó a 560 productores, por un monto de 39 dólares por tonelada.

Aguerre señaló que, además del arroz, también tienen intereses en el sector ganadero, en cultivos de sorgo y en una empresa de transporte.

“En estos siete años como ministro mi chacra ha seguido funcionando. En todas mis actividades podría haberme acogido a la ley de promoción de inversiones”.

El ministro aseguró que no ha sido un tema cómodo para él. “Está en juego mi honra, que es mi capital más importante. Y no estoy dispuesto a que sea manoseado no se sabe con qué fines”.

Vázquez, las suspicacias y una agenda cargada

En las dos ediciones en que Aguerre fue beneficiado por el fondo arrocero las resoluciones que le otorgan el préstamo aparecen firmadas, en representación del MGAP, por el subsecretario Enzo Benech.

El ministro descartó cualquier tipo de suspicacia al respecto: “Coincidió en que en una oportunidad estuve de licencia y en la otra me encontraba de viaje. Los productores no pueden esperar a que el ministro retorne”.

Aguerre aseguró que conversó del tema con el presidente Tabaré Vázquez.

“Intentó bajarme la vuelta. Si fuera por el presidente no se hubiera respondido, pero entiendo que tengo que contestar no solamente por respeto a mi nombre, sino también al resto de los productores”.

También negó las versiones públicas que lo colocaban fuera del ministerio a partir de marzo, como parte de un recambio ministerial que ya habría decidido Vázquez.

“Mi agenda como ministro está llena hasta el mes de julio”, dijo.

“Mi compromiso es con el presidente y se basa en su confianza y en que yo siga teniendo ganas de ser ministro”, agregó.