Sindicato denuncia que hay mosquitos Aedes aegypti en las cárceles

Por: María José Mallot

Actualidad

26/01/2017 07:00

Unidad número 5 de INR

@MiguelBarrios_

Denuncian que hay cárceles que no se limpian desde hace ocho años.

El Sindicato Único de Policías del Uruguay denunció la presencia del mosquito Aedes aegypti, transmisor del dengue y otras enfermedades, dentro de las instalaciones carcelarias.

Según dijo el secretario de asuntos legales del sindicato, Miguel Barrios, los recintos penitenciarios afectados son la cárcel de mujeres, el Comcar y el penal de Libertad.

"Los trabajadores conviven permanentemente con el mosquito. Trabajan entre la mugre. Las condiciones de higiene no son buenas ni para los funcionarios ni para los presos o la familia que los visita", dijo Barrios.

La infraestructura del lugar es deplorable, denunció Barrios. Tal como ilustran las fotografías, la cárcel de mujeres que está ubicada en Colón ("Unidad 5") presenta pozos donde se acumula el agua de la lluvia y de caños rotos, lo cual genera un espacio propicio para la reproducción y el desarrollo de las larvas del mosquito transmisor de dengue, chikungunya, zika y fiebre amarilla.

Según el dirigente, la última limpieza de la Unidad 5 fue a pedido del sindicato, en 2009. "Hace ocho años que no se hace ninguna limpieza ni inspección".

A su vez, Barrios denuncia que los trabajadores y la población carcelaria no cuentan con productos básicos para protegerse del mosquito como repelentes. Agregó que es un hecho que ya fue denunciado ante las autoridades del Ministerio del Interior y Salud Pública.

"Lo que le planteamos es que apliquen las recomendaciones que el Ministerio de Salud Pública le da a la población y así solucionar el problema de higiene, como por ejemplo contratar a una empresa constructora para que refaccione la infraestructura de las cárceles en mal estado y así evitar el estancamiento de agua, pero no recibimos respuestas", expresó Barrios.

Y agregó: "No es un tema nuevo, ahora se habló porque salieron las fotos y está el primer caso de chikungunya en el país. Pero desde hace años que estamos denunciando las malas condiciones de las cárceles y el Ministerio del Interior jamás aplicó una medida para solucionarlo".

Barrios recalcó que los trabajadores policiales no cuentan con herramientas suficientes para evitar una posible infección de los visitantes.

"Estamos hablando que vienen niños a las cárceles, una población vulnerable a las enfermedades, y ni siquiera se fumiga las instalaciones. Hace seis años que no lo hacen. Parece que las personas que están dentro de la cárcel no importan", indicó.

Estas fotografías del estado de las cárceles comenzaron a circular en las redes sociales. Esto generó que las autoridades del Instituto Nacional de Rehabilitación les tomaran actas a los funcionarios preguntándoles quiénes las habían hecho públicas, contó Barrios.

"Al Ministerio del Interior no le interesa que se sepa la verdad. Solo se preocuparon en saber cómo se filtraron las fotos y no de solucionar el problema. Ellos están en perfecto conocimiento del estado en el que se encuentran las cárceles y que son un caldo de cultivo para el Aedes aegypti, pero se encargan de matar al mensajero", expresó.

Consultado de si hablar le representa un riesgo en su trabajo, Barrios lo afirmó y declaró: "puede ser que te tomen un acta, pero si el Ministerio del Interior piensa que vamos a dejar de denunciar las cosas que están mal está errado".

No fue posible obtener un comentario del Ministerio del Interior sobre la denuncia del sindicato.