Cuestionan silencio del PIT-CNT ante caso de explotación en el Cerro

Publicado: 16/01/2017 16:41
Cuestionan silencio del PIT-CNT ante caso de explotación en el Cerro
CONAPEES

La Red Contra la Violencia Doméstica y Sexual repudió el caso que involucra a funcionarios de Cutcsa y llamó a asumir responsabilidades.

"Parece que en este país el problemas son las gurisas busconas, reventadas, mal ejemplo, quizá putonas. A esas haceles cualquier cosa que no pasa nada. Total están para eso".

Así comienza una columna de Andrea Tuana, integrante de la Red Uruguaya Contra la Violencia Doméstica y Sexual, en repudio al reciente caso en el que resultaron procesados 13 funcionarios de Cutcsa, cinco de ellos con prisión.

Fueron acusados de integrar un foco de de explotación sexual sobre un grupo de niñas y adolescentes en la terminal del Cerro, en el marco de una denuncia presentada por el INAU cuyas actuaciones prosiguen.

"¿Estos fenómenos del sexo con menores de edad, pensarán lo mismo de sus hijas, nietas, sobrinas o madres? Lo dudo", escribió Tuana que, además de cargar contra los procesados, cuestionó la actitud de ciertos y sectores y de toda la sociedad por el caso.

"El problema no es dilucidar si las adolescentes son buenas o malas, avivadas o engañadas, explotadas o flor de vivas. Fueron explotadas sexualmente y eso no está en discusión. En nuestro país, eso está claro", sostuvo.

Para Tuana el verdadero meollo del asunto es preguntarse qué pasa con los varones, uruguayos "que tramitan su sexualidad abusando de adolescentes pobres".

Remarcó que lo sucedido la semana pasada no es un hecho aislado, lamentando que la explotación sexual de menores de edad es un problema instalado y corriente en todo el país.

Recordó en esa línea el caso del propietario del hotel La Posta del Cangrejo, en Punta del Este, o los hechos sucedidos en "La Casita del Parque" de Paysandú, que involucró a un jerarca de esa departamento.

"Habrá muchos que, reaccionando en forma defensiva por solidaridad de género, vociferen que las madres saben y son cómplices, que hay mujeres que también explotan sexualmente y que esto no se trata solo de un problema masculino. Todo eso es cierto", escribió.

Para Tuana el problema es de "una sociedad que sigue reproduciendo la doble moral, el machismo, el clasismo y el ninguneo de niños, niñas y adolescentes".

"Me extraña el silencio de los sindicatos, del sindicato del transporte y del PIT-CNT. Años luchando contra la explotación, la injusticia, la opresión de clase, y en este terrible caso de explotación sexual de parte de sus trabajadores ni una sola declaración", lamentó Tuana.

La dirigente de la Red dijo esperar que la empresa Cutcsa también asuma su responsabilidad. "Que se comprometa a iniciar un profundo trabajo a la interna para prevenir cualquier forma de explotación sexual en sus unidades".

Llamó a preguntarse qué se está haciendo a nivel social para evitar este tipo de situaciones.

"Los explotadores de hoy son nuestros hijos de ayer, educados en nuestras casas. Demasiado machismo en la educación", concluyó la militante en su columna. "Si no empezamos a cambiar eso, no bajaremos estos alarmantes índices de violencia sexual. Hay responsabilidades de todos, y faltan muchísimas respuestas".