Coronavirus en Uruguay
1353

Confirmados

37

Fallecidos

1125

Recuperados

Coronavirus en el mundo
19.919.559

Confirmados

732.284

Fallecidos

12.143.142

Recuperados

Editorial:Un presupuesto post pandemia
Ver editoriales anteriores
La vacuna rusa será producida en el sur de Brasil /// Diego Godín y su alegría tras la clasificación del Inter a semifinales /// Murieron 34 refugiados por explosión del puerto de Beirut según ACNUR /// Operación Casa Grande desmanteló organización criminal en Salto /// Grupo Asesor Científico Honorario apuntó contra noche de la nostalgia
Actualidad

31/12/2016 06:23

Canelones quiere superar los 120 mil visitantes del verano anterior

Por: Leonel García

La costa menos promocionada del este uruguayo quiere reverdecer sus laureles con nuevas propuestas y una aplicación para celulares.

Canelones quiere superar los 120 mil visitantes del verano anterior
La costa canaria espera que esta temporada estival sea mejor que la anterior. No es poco decir, ya que los 120 mil visitantes del verano 2016 representaron un incremento del 22% respecto a 2015. Sin embargo, una serie de factores hacen que tanto la directora de Turismo de la Intendencia de Canelones, Ximena Acosta, como el presidente de la Cámara de Turismo de ese departamento, Guillermo Marichal, se muestren optimistas.

Uno son los fines de semana previos; el último, el de Navidad, tuvo un 70% de ocupación en las aproximadamente mil camas de hotel disponibles en esta costa. Que ya haya entre un 80% y 90% de casas alquiladas –el fuerte a la hora de alojarse a lo largo de los 65 kilómetros de playas bañadas por el Río de la Plata- para la primera quincena de enero y un 60% para la segunda es otro. Las nuevas propuestas gastronómicas y de esparcimiento también juegan a favor.

“Tenemos la perspectiva de una buena temporada”, dijo Acosta a ECOS. La jerarca espera recoger los frutos de una labor de todo un año, donde se encargaron de promocionar las bondades del departamento tanto en el país como en Argentina. El grueso de los turistas estivales que escogen Canelones son uruguayos, con un importante componente de argentinos de provincias.

Y esas expectativas hablan de un lleno total de viernes a domingo y un piso de un 60% de ocupación entre semana.

“Nos hemos esforzado en ubicar a Atlántida en el mapa, que es el epicentro de la movida gastronómica y nocturna. También destacamos que está en el medio de Montevideo y Punta del Este. A partir de ahí queremos que haga de ‘derramador’”, añadió.
Nos hemos esforzado en ubicar a Atlántida en el mapa. Queremos que sea un derramador.

Atlántida, a 45 kilómetros de Montevideo, sigue siendo el mascarón de proa del verano canario. Nacido en 1911 y con pretensiones de balneario de elite, su período de auge llegó hasta mediados de la década de 1950. Fue lo suficiente como para atraer a Pablo Neruda, tener un campo de golf y levantar edificios icónicos como la Parroquia de Eladio Dieste (exactamente ubicada en Estación Atlántica, al otro lado de la ruta Interbalnearia), el Edificio Planeta con su inconfundible forma de barco y el misterioso Águila de Villa Argentina. Una locomotora llamada Punta del Este, 77 kilómetros más al Este, bañada por las más promocionadas playas de Maldonado, la pasó por arriba desde entonces. El auge de la oceánica costa rochense, a partir de los años ’80, le restó aún más público. Y Montevideo quedó muy cerca, quizá demasiado.

“Para nosotros, no tendría que ser una desventaja estar en el medio de Punta del Este y Montevideo. Debería ser una oportunidad”, afirmó a ECOS Marichal, empresario hotelero y propietario del Hotel Argentina, en el centro de Atlántida. “La gente que se quede aquí puede usarla como base para ir a todos lados. Acá hay playas lindas y tranquilas, sin tantas olas”, destacó.

Los precios pueden ser un atractivo. Acosta destacó que en la costa canaria se puede comer desde 300 pesos y alojarse a partir de 60 dólares al día. Marichal apuntó que un dúplex puede alquilarse por 1.000 dólares a la semana. “Es más barato que Rocha y Maldonado, definitivamente pensamos que es la opción más económica”, añadió el operador.

Reflote



Este jueves, coincidentemente con el lanzamiento oficial del plan especial de seguridad Verano Azul, que incluye el refuerzo de 300 efectivos policiales y 40 vehículos a lo largo de la costa, la intendencia presentó su aplicación “Turismo Canelones”, ya disponible para sistemas Apple y Android. Esta app ofrece al usuario información sobre paseos, alojamientos, servicios, atractivos turísticos y eventos especiales.

Aún hoy hay eventos –esos que esperan ser promocionados por esa app basados en el programa Uruguay a Toda Costa e iniciativas privadas- que faltan organizarse, pero las autoridades confían que los nuevos atractivos sean un llamador.

El campo de fútbol-golf en Soca, muy cerca de La Floresta, es considerada una apuesta fuerte y cosmopolita que incluye socios alemanes y comida mexicana en suelo uruguayo. En el centro de Atlántida, en la esquina de Montevideo y la 11, reabrió el legendario restaurante La Fontaine, un clásico del principal balneario de Canelones que llevaba años cerrado.

Rincón del Águila en Villa Argentina y Arazá Bistró en Cuchilla Alta apuntan a un público gourmet que está marcando tendencias, tanto como la planta de la cervecería artesanal Volcánica, en Las Toscas.
El campo de fútbol-golf en Soca, muy cerca de La Floresta, es considerada una apuesta fuerte y cosmopolita.

Pese a estos emprendimientos, Canelones es consciente que está lejos de ser lo primero que le viene a la mente a los turistas, uruguayos y extranjeros, cuando se piensa en veranear en Uruguay. Marichal dijo que faltan más inversiones, hoteles, restaurantes y atractivos. El informalismo a la hora de alquilar una vivienda está muy extendido, añadió. Hay un Hotel Hilton construyéndose cerca del Aeropuerto de Carrasco y de Ciudad de la Costa, pero ese tiene un target destinado a los ejecutivos de negocios más que a los turistas.

Justamente, la Ciudad de la Costa, otrora un conglomerado de balnearios que iban desde Shangrilá a El Pinar, es mucho más ahora una ciudad-dormitorio que puntos de veraneo.

“Queremos reflotar la costa de Canelones. Estábamos buscando reflotar la Fiesta de la Cerveza de Parque del Plata. Queremos imponer a Atlántida y que a partir de ella se derrame al resto. Punta del Este se vende como marca que incluye a Solanas o José Ignacio. En esa línea queremos trabajar. Y es una marca atractiva Atlántida. Vas a Argentina y te puedo asegurar que lo tienen en la retina”, concluyó Ximena Acosta.