Cementera de Lugano y Godín apuesta a Brasil con inversión millonaria

Por: Fabian Cambiaso

Actualidad

22/12/2016 07:15

Cementera de Lugano y Godín apuesta a Brasil con inversión millonaria

ECOS

La empresa propiedad de los futbolistas planea desembolsar US$ 80 millones y apuesta a un acuerdo con Ancap con la mira en la exportación.

“A partir de hoy quedó todo bien aclarado. Quizás el ser personas públicas hace que se hablen cosas que no tenían fundamento”.

Esto lo dijo el futbolista Diego Lugano este miércoles luego de presentar ante la Comisión de Industria del Senado el proyecto empresarial de Cimsa, la cementera que posee en Treinta y Tres en sociedad con su colega Diego Godín.

El jugador se refería a las críticas que recibieron por parte del senador frenteamplista Leonardo De León, quien junto al sindicato de Ancap los acusó de “dumping social” al asegurar que vendían por debajo del costo el cemento que importan desde Turquía.

El producto es comercializado a nivel local bajo la marca Charrúa.

El proyecto presentado por Lugano ante los legisladores muestra voluntad de expansión. Hasta ahora la empresa se limitaba en Uruguay a producir clinker, el componente base del cemento, elaborado a partir de la calcinación de la piedra caliza.

Pero con un molino que se instalará en enero, tendrán la capacidad de producir 240 mil toneladas anuales de cemento, con la mira puesta en el mercado brasileño.

Con ese fin es que se firmó un memorándum de entendimiento con Ancap, para explorar en un lapso de 90 días una eventual alianza estratégica.

“Será un acuerdo de complementación público-privada”, explicó por su parte Ricardo Scaglia. El ex presidente de UTE fue contratado como gerente general de Cimsa.

Ancap cuenta con horno para producir clinker, pero por un problema de costos no tiene instalado el molino para transformarlo en cemento.

Scaglia aclaró que en ningún momento las dos empresas competirán, debido a lo gigantesco del mercado brasileño, que demanda 3,5 millones de toneladas anuales.

Cimsa lleva invertidos en Uruguay unos 35 millones de dólares, y el plan es completar 80 millones en los próximos tres años.

La empresa da trabajo hoy a 35 personas, y prevé emplear a un total de 100. El 90% del capital inversor es de origen nacional.

Con respecto a las denuncias de prácticas anticompetitivas relacionadas cómo el cemento turco, Scaglia aseguró que su competencia está exportando más barato de lo que ellos lo importan.

Sostuvo además que su producto tiene una calidad 30% superior a la exigida por la reglamentación local.