Ministerio del Interior sostiene que el operativo fue "un total éxito"

Publicado: 28/11/2016 18:15
Ministerio del Interior sostiene que el operativo fue "un total éxito"
Archivo.
Vázquez (centro) y Layera (derecha), en una anterior conferencia de prensa

Antes del clásico, la barra de Peñarol coordinó con una barra argentina. Según Layera "el objetivo era que hubiese personas lesionadas"

El director Nacional de Policía, Mario Layera, dijo que autoridades argentinas detuvieron a un grupo de barra bravas de Estudiantes de La Plata en el puente binacional Fray Bentos-Puerto Unzué, quienes tenían previsto encontrarse con la barra de Peñarol en Montevideo en las inmediaciones del estadio Centenario.

En conferencia de prensa, y acompañado del ministro del Interior Eduardo Bonomi, el subsecretario Jorge Vázquez y el director de la Guardia Republicana Alfredo Clavijo, el jerarca policial dijo que sabían “que la situación principal se iba a desarrollar fuera del estadio y en la Ámsterdam y el objetivo era que hubiese personas lesionadas".

A su vez, coincidió con Bonomi y Vázquez en que el operativo fue exitoso. Layera mostró en una línea de tiempo, cómo transcurrió el operativo policial del que participaron 1.536 efectivos y comenzó sobre el mediodía. Dijo que se cumplió “con total éxito”.

El subsecretario Vázquez agregó que se "fue por el camino que generara menor daño". Mientras que el ministro indicó que los barras tenían como objetivo suspender el partido luego de que empezara.

“Las alertas -agregó Layera- se dieron luego que la dirigencia mirasol dijo que no iba a hacer ningún tipo de concesión para el ingreso de las barras al estadio. Esto provocó una serie de amenazas a los nuevos referentes de seguridad”. Esto en referencia a la negativa del club a entregarles unas 400 entradas.

Por este motivo, el club pidió a la Policía custodia para el Palacio Peñarol y el complejo Los Aromos, mientras que Nacional solicitó lo mismo para su sede. Allí no se reportaron incidentes.

“Un grupo de barras bravas partieron del Palacio y otro desde avenida Italia y Propios. Ahí se producen las detenciones, algunos referentes pretendían entrar con vehículos a la zona de exclusión con banderas y bombos. Otros habían coordinado con el club argentino. Esto lo mencionamos para dejar en claro la coordinaciones que se realizan”, dijo Layera.

Por otra parte, informó que durante el operativo de seguridad previo al partido entre Nacional y Peñarol se detuvo a 206 personas de las cuales 30 eran menores de edad. De éstos, 12 mayores y dos menores permanecen a disposición de la Justicia y las causas de detención fueron: disturbios, desacato, atentados, posesión de drogas y de armas.

A su vez, el juez Gustavo Iribarren emitió un pedido de captura para el hombre que tiró una garrafa de 13 kilos desde arriba de la tribuna Ámsterdam hacia el exterior del estadio, e hirió a un policía. Layera aclaró que esta persona está plenamente identificada y mostró un video en el que se lo ve en el momento que tira la garrafa.

Layera también destacó el trabajo previo realizado por la Policía a través del monitoreo de redes sociales, lo que resultó con dos procesados por publicar en Facebook una foto incendiando una camiseta del equipo rival.