Serpientes recuperan libertad tras pasar noche en oficina de comisario

Actualidad

22/11/2016 14:48

Serpientes recuperan libertad tras pasar noche en oficina de comisario
Ejemplar de falsa coral

Siete culebras y una tarántula fueron rescatadas de la feria de Tristán Narvaja, donde estaban ilegalmente a la venta

Ocho animales autóctonos, siete víboras y una araña, fueron liberados en el departamento de San José luego de un agitado periplo que esta vez tuvo un final feliz.

Todo partió de una denuncia de la organización Conservación de Especies Nativas del Uruguay (Coendú). Integrantes de este grupo observaron que los animales estaban siendo vendidos en forma ilegal el domingo 19 en la feria de Tristán Narvaja, ya que la comercialización de tales especies autóctonas está prohibida.

"Se procedió también a denunciar a los vendedores, concurriendo dos móviles policiales al lugar y deteniendo e incautando parte de los animales que estaban en venta, entre ellas varias serpientes (falsa coral, musurana marrón y culebras) y una araña (grammostola)", dijo un comunicado de Coendú.

Llevados a la seccional quinta, los ofidios y el arácnido -que estaban miserablemente alojados por su vendedor en botellas de refresco de dos litros y un bollón de vidrio- fueron alojados en el despacho del comisario, donde pasaron una noche, según relató un agente de dicha repartición.

El caso fue derivado a un juez que dispuso que los animales fueran cedidos a la dirección de Fauna, de la Dirección Nacional de Medio Ambiente, que ya procedió a regresarlos a su hábitat natural.

"Ya los liberamos en el departamento de San José. Por suerte todos estaban en buen estado. Es un procedimiento bastante habitual, que se hace con un funcionario de Fauna y un testigo del lugar donde los animales son liberados", dijo un funcionario de Dinama.

Las serpientes eran todas culebras no ponzoñosas, informó el entrevistado.

Tanto el policía como el funcionario de la Dinama pidieron no ser nombrados ya que no están autorizados a hacer declaraciones.