En la frontera temen competencia desleal por free shops en Brasil

Por: Leonel García

Actualidad

5/11/2016 12:35

En la frontera temen competencia desleal por free shops en Brasil

TURISMOROCHA.GUB.UY

Según un diario de Livramento, su apertura es inminente. En Uruguay se oscila entre la calma y la preocupación por desventajas comerciales.

En Brasil ya se considera inminente la instalación de tiendas libres de impuestos, free shops, en la frontera con Uruguay. En el país, la cámara que los aglutina se mantiene en espera, bregando porque se trate de una competencia “en igualdad de condiciones”.

Eso es, justamente, lo que no está seguro. Marne Osorio, intendente de Rivera, ciudad donde hay unos 70 locales de este tipo, siente temor de que pueda producirse una “competencia desleal” que haga muy difícil incluso la supervivencia de los comercios de este lado de la frontera.

Según publicó el martes 1° de noviembre el diario A Plateia de Santana do Livramento, ciudad hermana de Rivera, el vereador (edil) Carlos Nilo estuvo reunido con Adilson Valente, inspector de la Receita Federal (organismo brasileño que aglutina a la Aduana con la Dirección General Impositiva) para tratar la instalación de estos comercios. Según Valiente, ese proyecto está “casi concluido” y “solamente falta la parte final para su ejecución”.

Postura y miedos

El secretario general de la Cámara de Empresarios de Free Shop del Uruguay, Carlos Loayza, señaló no tener ningún tipo de información oficial. La posición del sector no ha variado desde que Brasil autorizó la creación en su territorio de tiendas libres de impuesto, en 2012, y su reglamentación en 2014.

“Nuestra posición oficial como institución es dar la bienvenida a un régimen legítimo que puede redundar en más prosperidad para la región, siempre que los regímenes de ambos márgenes sean complementarios y compitan en igualdad de condiciones, algo sobre lo que venimos trabajando con el gobierno de Uruguay y autoridades de Brasil”, dijo Loayza.

Claro que la intención de tener una competencia leal y en igualdad de condiciones no coincide con algunas señales que vienen cruzando la frontera.

“El impacto de los free shops brasileños en los comercios locales dependerá de cómo se instalen”, dijo el intendente Marne Osorio, quien también preside el Comité Binacional de Intendentes y Prefeitos de Frontera. “Si fuera un modelo espejo al uruguayo, sería algo muy positivo que podría potenciar mucho a la zona fronteriza como destino turístico y de compras”.

Por modelo uruguayo, refiere a comercios pensado para el público brasileño y de terceros países (aunque en la práctica los uruguayos son habituales compradores), que excluyan ventas de productos del Mercosur y de la canasta básica (a no ser una lista muy acotada) y las mismas exoneraciones tributarias.

“La preocupación nuestra es que esto no estaba gestándose así”, enfatizó el intendente de Rivera.

A la mitad

En Uruguay, cuando la mercadería llega a puerto para ser ingresada al sistema de free shop, los comerciantes pagan un canon de aproximadamente el 13% de su valor. “En Brasil están hablando de un 6%, lo cual generaría notorias disimilitudes”, señaló Osorio.

“Pensado así, sería una competencia desleal”.
En Brasil hablan de pagar la mitad del canon que se paga acá, lo cual generaría notorias disimilitudes

Además, afirma el intendente, los free shops brasileños hablaban de vender proyectos de ese propio país. “En ese caso, la competencia para los comercios locales… pucha, se pondría cuesta arriba”.

Solo en Rivera hay unas 70 empresas bajo el sistema libre de impuestos. Los últimos tiempos han sido muy duros. Osorio habla de locales cerrados y personal enviado al seguro de paro. Según publicó el diario El Observador en agosto, grandes cadenas de free shop han tenido bajas en las ventas de hasta un 50%.

Según el Ministerio de Economía –afirmó Loayza- hay más de cien locales de free shop instalados, en ciudades como Rivera, Chuy, Bella Unión, Artigas, Aceguá y Río Branco. Unas 3.000 personas dependen directamente de estos comercios.

Pese al artículo publicado en A Plateia, donde se manejan plazos inminentes, Osorio cree que la instalación de free shops del lado brasileño se ha “enfriado” respecto a tiempo atrás. “Como se sabe, cambiaron los actores políticos en Brasil y este es un tema que no lo he visto presente en los encuentros bilaterales. La última vez que lo tocamos fue en abril”.

De acuerdo con Osorio, la Receita Federal tiene ciertas resistencias con la instalación de free shops, en el sentido que podrían considerar los costos de contralor superiores a los beneficios que estos comercios podrían generar.

Sin embargo, el vereador Carlos Nilo dice que pedirá a los senadores federales de su partido que hagan gestiones ante la Receita Federal para agilitar los trámites. Según el edil, el objetivo es tener esos locales libres de impuestos “lo antes posible” en Livramento.