Blancos apuntan a responsabilidad penal de dirigentes del MPP

Por: Fabian Cambiaso

Actualidad

31/10/2016 22:00

Blancos apuntan a responsabilidad penal de dirigentes del MPP

ECOS

El diputado oficialista Gonzalo Mujica desafío a su partido y votó la investigadora. "Lo hago aunque no salga. No quiero más impunidad".

“Voy a votar esta comisión pase lo que pase y se me venga lo que se me venga. Yo no amago y tampoco arrugo”. Así se pronunció este lunes el diputado Gonzalo Mujica en la Cámara de Representantes al confirmar que apoyaría la formación de una comisión investigadora sobre los negocios de algunas empresas vinculadas a militantes del MPP con Venezuela.

El discurso del legislador era el más esperado de la sesión, por cuanto desafiaba abiertamente el mandato imperativo de la bancada de rechazar el planteo, elaborado por el nacionalista Jaime Trobo.

Mujica reivindicó su condición de frenteamplista y fundamentó la necesidad de investigar por lo que se presume, no por lo que está probado.

“Y lo que se presume es que se organizó un sistema de financiamiento de un sector, y para ello se le pidió la concusión a dos militantes convencidos”. Se refería a Carlos Decia y Omar Alaniz, dos integrantes del MPP que figuran como directores de Aire Fresco.

Lejos de apuntar a ellos, Mujica lo hizo hacia los máximos dirigentes de ese sector, que podrían haber incurrido en los delitos de concusión y abuso de funciones al facilitar los negocios de la empresa con Venezuela.

“La situación genera grandes dudas, por lo cual se hace necesario investigar”, aseguró.

Casi a los gritos y con las venas de cuello hinchadas el legislador, electo en alianza con el propio MPP, dio otra razón para crear una investigadora. “Acá se está queriendo consagrar una nueva forma de impunidad para los generales. Si esto se confirma, las responsabilidades son ante todo políticas”.

En su opinión el centro de la investigación debería ser la forma en que se manejaron los dineros destinados al Fondo Nacional de Desarrollo (Fondes). “Cuánto más leo sobre esto, más me asombro”, dijo.

Sostuvo que el apoyo a los proyectos cooperativos, uno de los emblemas del gobierno de José Mujica, significó la dilapidación de US$ 55 millones. “Los tiraron a la basura. Y quiero saber quién va a pagar los US$ 15 millones de Alas Uruguay”, señaló al cuestionar que la mayoría de las iniciativas financiadas carecían de cualquier fundamento o garantía seria.

Puso como ejemplo el caso de Ricardo Cetrulo, un personaje que promovió ante el gobierno unos 13 proyectos cooperativos, todos ellos ya cerrados o con serios problemas. Entre ellos la propia Alas Uruguay.

“Alguien metió la pata, y probablemente la mano en la lata”, aseguró.

Mujica se preguntó cuántos de los actuales integrantes de la bancada oficialista lucharon contra la dictadura. “Yo sí lo hice. Estuve 90 días desaparecido y tres años en el Penal de Libertad. Nunca entregué a nadie, así que puedo hablar de ética con cualquiera”, desafió.

“No le hago el juego a la derecha. Le hago el juego a la justicia. Y voto esta investigadora aunque no salga, porque no quiero más impunidad. Ni la de antes ni la de ahora”, concluyó.

Blancos apuntan al entorno del otro Mujica

Ante el previsible resultado de la sesión, los nacionalistas elevarán en los próximos días ante la Justicia los antecedentes del caso. El diputado Jaime Trobo apuntó directamente a la responsabilidad de los máximos dirigentes del MPP en una maniobra armada específicamente para favorecer en forma directa a las empresas amigas en los negocios con Venezuela.

Entre ellas, como se dijo, Aire Fresco. Trobo aseguró que era una empresa sin ninguna experiencia pero que, apenas algunos meses después de su creación, dominaba las exportaciones de arroz, lácteos y pollos hacia el país bolivariano.

Otra es Umissa,dedicada a la elaboración de casas prefabricadas que logró concretar acuerdos con Venezuela pero nunca llegó a exportar una sola unidad.

Entre ambas empresas, concretaron negocios por US$ 300 millones. Umissa además compartía una cuenta bancaria con Guido Antonini Wilson, un empresario argentino-venezolano sindicado como el “valijero” del ex presidente Hugo Chávez y que en abril de 2008 saltó a la fama al dejar abandonado en el Aeropuerto de Ezeiza un bolso con US$ 800.000, que se presumen formaban parte de la contribución de Venezuela a la campaña del kirchnerismo.

Los nacionalistas aseguran que está probado que parte de las ganancias de estos negocios sirvieron para financiar al MPP en las pasadas elecciones.

Equivocarse, pero juntos

En el Frente Amplio se siguió la intervención de Gonzalo Mujica en un absoluto silencio. Momentos antes la bancada, sin su presencia, había fijado su posición contraria a la formación de una investigadora, con un claro mensaje al diputado rebelde.

"Se trata de una definición política colectiva. Hay reglas que deben ser respetadas. La fuerza política deberá decidir", dijo en rueda de prensa el coordinador de la bancada, el socialista Gonzalo Civila.

"Creemos que es mejor acertar o equivocarse colectivamente que hacerlo en solitario. Todos sabíamos cuál era la decisión de la bancada y que debía ser respetada", agregó y señaló que el oficialismo abrirá los canales previstos para analizar la conducta del legislador.

Al legislador rebelde le espera el tribunal de conducta política, que tiene potestad para eventualmente expulsarlo de la fuerza pero no puede pedirle la banca.

Si lo hace, se arriesga a tener que estar el resto del período sin la ansiada mayoría parlamentaria en Diputados.

No a la investigadora

Una vez leídos en sala los informes respectivos, el oficialismo pidió un cuarto intermedio para, según Civila, exponer los fundamentos del rechazo al planteo opositor.

"Hemos accedido a investigadoras siendo gobierno, pero el planteo del Partido Nacional carece de toda seriedad y no aporta ninguna prueba", dijo el coordinador.

"Esto se inscribe en una campaña cuyo objetivo es desviar la atención y hacernos ver a todos iguales", agregó.

El Movimiento de Participación Popular cuestionó las acusaciones que vinculan al sector con una supuesta financiación ilegítima a partir de los negocios de empresarios allegados con el gobierno venezolano.

"Vemos con profunda preocupación el intento de deslegitimar el accionar político de nuestra organización y nuestro valor ético, que es la piedra angular de nuestro trabajo", afirmó el grupo en un comunicado.

Acusó a los diputados nacionalistas Jaime Trobo y Rodrigo Goñi, promotores de la investigación, de plantear dudas sobre su ética en base a datos falsos, sin ninguna prueba y con el propósito de desprestigiar a la organización.

"El aporte de la empresa denunciada corresponde al 0,6% del total de gastos realizados en la campaña electoral. Es una mentira flagrante y mal intencionada decir que financia al MPP, ya que realizó un aporte debidamente reconocido en nuestra declaración jurada".

El sector aseguró que el objetivo de los legisladores nacionalistas es montar una campaña de mentiras y calumnias.

"Intentan instalar un manto de duda sobre la gestión del presidente José Mujica, quien donó cerca de US$ 700.000 de su salario para la ejecución del Plan Juntos, que sigue viviendo en su chacra y que hoy es reconocido a nivel mundial por su pensamiento y transparencia".

Fuerte mensaje

"Cada cual es libre de hacer lo que mejor le parezca sin lesionar los derechos de los demás. Pero cuando actuamos en política y lo hacemos en un partido, debemos respetar las normas de ese partido”, dijo este lunes el presidente Tabaré Vázquez en Ecilda Paullier al ser consultado sobre la situación del diputado Gonzalo Mujica,

“ Es un tema complejo ese de si quien abandona la fuerza política debe abandonar su banca”, sostuvo el mandatario.

“Soy hombre de partido político y creo que la democracia se afianza en función del fortalecimiento de los partidos” agregó el presidente en un mensaje que no deja dudas.

En varias entrevistas durante las últimas semanas, el diputado Mujica dejó en claro que, de aquí en más, votará según su propio criterio sin coordinar con el oficialismo.

Por su parte, el Frente Amplio pretende salvar su mayoría parlamentaria y es por eso que este lunes comenzaron los mensajes a Mujica para que ceda su escaño si ya no está dispuesto a acatar las resoluciones de la bancada.

“La banca de legislador corresponde a la persona, pero contraria a la mayoría del partido altera la representación proporcional integral constitucional”, aseguró su hasta hace poco compañero astorista, Alfredo Asti.

Show antibolivariano

Más allá de la decisión de Gonzalo Mujica, la definición de la investigadora siempre estuvo en manos de Unidad Popular. El partido de izquierda extrafrenteamplista confirmó en las últimas horas su negativa a apoyar el planteo.

Su ex candidato presidencial, Gonzalo Abella, consideró que una investigación sobre los “negocios turbios” del MPP es necesaria. “Pero se instala en el preciso momento en que el imperio se prepara para el asalto final contra Venezuela, y sabemos que el diputado Jaime Trobo - impulsor de la iniciativa - es el principal vocero local de los intentos golpistas”.

Abella sostuvo al respecto que la investigadora será un “show antibolivariano”, e impedirlo será “dar un pequeño combate al cerco contra la revolución”.

Unidad Popular se mostró en cambio partidaria de elevar los antecedentes del caso a la Justicia.

"Exilio"

La distancia de Gonzalo Mujica con el resto de la bancada del Frente Amplio en Diputados ya tiene efectos prácticos. Desde la semana pasada el legislador decidió pasar a ubicarse en un lugar diferente en el recinto parlamentarios, del que estaba desde 2004.

Son apenas unos metros pero con una fuerte carga simbólica. Mujica se sienta ahora muy cerca del ex colorado Guillermo Faccello y del ex nacionalista Daniel Peña, en una suerte de "exilio" de sus anteriores partidos.

Estos últimos pasaron a responder al empresario Edgardo Novick, cuya prioridad ahora es atraer a sus filas al, por ahora, legislador frenteamplista.