Coronavirus en Uruguay
1286

Confirmados

36

Fallecidos

1011

Recuperados

Coronavirus en el mundo
18.303.806

Confirmados

695.118

Fallecidos

11.476.372

Recuperados

Editorial:Un presupuesto post pandemia
Ver editoriales anteriores
Cáffaro, el subcampeón mundial que llegó a Uruguay para jugar el Metro /// Estudian flexibilizar protocolo sanitario para retorno de los teatros /// España reconoció a Bustillo con la Cruz de Isabel la Católica /// Murió un hombre de 62 años y son 37 las víctimas del COVID en Uruguay /// Falleció un histórico referente del Partido Nacional: Alberto Zumarán
Actualidad

21/09/2016 18:01

Aumentó un 52% las personas en situación de calle en Montevideo

Son 556 las que duermen a la intemperie, en su mayoría hombres y el 70% declaró que trabaja. Más de mil personas van a refugios.

Aumentó un 52% las personas en situación de calle en Montevideo

Presidencia.

Autoridades utilizarán estos datos para enfocar las políticas sociales en las problemáticas más graves.
Este año se detectó que 1.651 personas viven en situación de calle en Montevideo, un 52% más que en 2011, según el censo realizado por el Ministerio de Desarrollo Social el pasado 21 de junio.

Del total, 556 duermen a la intemperie, lo que refleja un aumento del 26% en los últimos cinco años. Mientras que 1.095 van a refugios, 59% más en el mismo período.

Las zonas de mayor concentración son el centro y Ciudad Vieja y las preocupaciones ahora están enfocadas en las personas que duermen en la calle y tienen enfermedades mentales o adicciones.

Uno de los puntos destacados por la Ministra de Desarrollo Social, Marina Arismendi, es que no se encontraron niños en el relevamiento.

Las personas más chicas tenían 17 años pero el rango de edad es mayoritariamente entre 30 y 40 años; los más jóvenes prefieren la calle. Se relevó también que ocho de cada diez son hombres.

Del total de encuestados, cerca del 70% declara que trabaja en tareas tales como cuidacoches, en ferias, vendedor ambulante o en ómnibus. Mientras que más del 85% no supera los nueve años de educación formal (escuela o liceo).

Uno de cada dos consultados dijo que empezó a dormir en la calle en el último año y por lo general permanece en la misma zona de la ciudad.

Esto fue marcado como una preocupación por la subsecretaria del Mides, Ana Olivera, y consideró que “ellos darán las pistas de donde se está fallando y en qué hay que enfocarse”. En otro extremo, el 15% hace más de cinco años duerme en la calle.

Entre las principales motivos sobre porqué optan por la calle, están los problemas de convivencia (20%), dificultades en la derivación cuando llegan a la puerta de entrada del Mides (18%) o porque lo prefieren, muchas veces por problemas mentales (15%).

Salud y educación

El 80% dijo que consume algún tipo de sustancias. Dentro de este grupo, el 60% opta por el alcohol y la pasta base y el 40% por la marihuana. En todos los casos, seis de cada diez las ingieren a diario y la mitad consume más de una.

Los más adultos optan por el alcohol y los más jóvenes por la pasta base, según explicó el sociólogo Martín Moreno.

El 20% declara o se presume con problemas de salud mental, punto que será profundizado por ASSE ya que es necesario verificar la información y determinar qué tipo de asistencia es necesaria.

Este es uno de los puntos que más preocupa a las autoridades según explicó Andrés Márquez, del organismo de salud, quien agregó que las patologías más comunes son trastornos mentales, de personalidad o bipolaridad. Así como en la salud física las infecciones respiratorias u otras enfermedades no transmisibles.

“Esto demuestra que los sistemas de control y asistencia han fallado”, expresó. Un equipo multidisciplinario trabajará con el núcleo duro, que son las 556 personas que duermen a la intemperie.

El origen

El principal motivo por el que los encuestados dicen estar en situación de calle es la ruptura de vínculos familiares o con sus parejas. Pero la mitad señaló que mantiene contacto con sus familiares quienes tienen un hogar. Principalmente son madres y hermanos, con quienes hablan al menos una vez a la semana.

Poco más del 60% estuvo al menos una vez en centros de Inau, cárcel o en un centro psiquiátrico. El número más alto comprende a privados de libertad (40%), seguido de quienes estuvieron en Inau (30%) y por último centros de salud mental (20%).

La ministra Marina Arismendi afirmó que no quiere “a nadie en la calle para que no se incorpore en el paisaje de la ciudad pero que tampoco se metan a todos en un refugio”. Por eso ahora el objetivo es trabajar en la inserción social y laboral de estas personas, que sean autónomas y puedan obtener una casa.

El trabajo con esta población está a cargo de la “Mesa de calle”, un organismo interinstitucional integrado por Mides, Asse, Ministerio de Defensa, Ministerio del Interior, Poder Judicial, Junta Nacional de Drogas, Inau e Intendencia de Montevideo.

Trabajaron en el censo 200 voluntarios distribuidos en 61 equipos que recorrieron Montevideo. Y las encuestas se realizaron entre las 00:00 y las 06:00 de la mañana.