La rebelión de Amado: Batllista, orejana y radical

Por: Daniel Rodríguez

Actualidad

15/09/2016 07:13

La rebelión de Amado: Batllista, orejana y radical

Twitter @fernando_amado

Batllistas Orejanos de Fernando Amado. Un nuevo sector que disputará la interna colorada.

Fernando Amado lanzó su sector en la interna colorada, con el objetivo de desplazar a la actual conducción y cambiar el rumbo del partido.

Versión rockera de "El Orejano" y letras que se prenden en la imagen con intención. Las apelaciones a Bordaberry, Sanguinetti y Batlle son de ruptura. A Novick y Sendic los interpela. El video corre, pasan las críticas, las definiciones y el rumbo que trazó la cara visible de este nuevo conjunto colorado, que te trata de "Bo" y no quiere padrinos.

Ese video se dio a conocer y enseguida se replicó por las redes sociales. Fernando Amado ya había anunciado la creación de su sector, pero el nombre y el sentido de la agrupación fueron revelados en la noche del lunes 12 sin previo aviso.

Pasada la presentación, Amado habló con ECOS sobre sus "Batllistas Orejanos". Explicó porque no hubo acto, banderas o discursos con propuestas y porqué optó por decir primero que es lo que no quiere y a quien no quiere. Está convencido que el choque frontal en la interna será la única forma de reflotar al Partido Colorado y evitar que se diluya o que directamente desaparezca.

El diputado y escritor habló sobre la esencia del batllismo, lo bueno y malo del FA, la oposición y su salida de Vamos Uruguay. Con 34 años ya está acostumbrado a las polémicas por la política o la literatura. Asegura que lanza su aventura sin el abrigo de ninguna estructura, pero que irá sumando gente de a pié en el camino. Para marcar donde está parado su mensaje es bien claro: "Me siento de izquierda, batllista y colorado".

-¿Porqué eligió presentar de esta forma a Batllistas Orejanos?

-La forma tiene que ver con que no vamos a seguir el camino tradicional. Ni en el reclutamiento de dirigentes, ni hacer un acto donde el líder hace un discurso y asiste la gente que ya está convencida. Hace tiempo elegimos un camino que ahora tiene un punto de inflexión, con la suerte de tener la libertad que no teníamos cuando integrábamos otra estructura. Estamos convencidos que es el camino que hay que recorrer y porque llegó nuestro momento de libertad e independencia para hacer lo que sentimos que tenemos que hacer. Podemos darnos el lujo de la coherencia total entre lo que vamos a decir y como lo vamos a decir. La presentación fue un mensaje muy fuerte y claro. Dejar muy claro con quien no vamos a estar y hasta donde vamos a llegar. En soledad partidaria y apelando a conectar con gente que está afuera del Partido Colorado (PC).

-¿Qué reacciones hubo?

-En general positivas. No recibí hasta ahora ningún palo fuerte de integrantes del partido. Hay un silencio raro que puede decodificarse de muchas maneras. Una es que los involucrados en el video, más allá que no les guste, pueden sentir que es muy necesario que se generen cosas como esta. Hay una conciencia colectiva en el partido que tiene que ver con la salud del PC. Es la necesidad que haya corrientes muy distintas y que se ocupe el lugar de pulmón izquierdo del partido. Algo que antes de las elecciones no existía. (Vea aquí el video de Batllistas Orejanos)

-¿Quiere distanciarse de los ex presidentes o plantear que ya no estén más?

-Nosotros pretendemos desalojar a todo el status quo actual por la vía de las urnas en las elecciones internas. La esencia nuestra es la sinceridad total, aunque traiga problemas, cueste o duela. Aspiramos a sacar democráticamente a quienes están liderando el partido. Los ex presidentes no lo hacen de forma institucional, pero están muy afianzados en el imaginario colectivo en cuanto a su influencia. Y realmente Influyen en los actuales dirigentes.
Pretendemos desalojar a todo el status quo actual por la vía de las urnas en las elecciones internas

-Esto lleva a intentar desplazar a Vamos Uruguay (VU) de la mayoría ¿Implica un enfrentamiento duro en la interna?

-Es desplazar a VU y a quienes, sin pertenecer a VU, sienten honestamente que en el partido hay que barrer hacia adentro y que ante la adversidad hay que apelar a la unidad. Unidad en el sentido abstracto e idealista sí, pero el camino nuestro de enfrentamiento no es personal; es político, ideológico y generacional. Nosotros llegamos a militar cuando el PC comenzaba a tener los últimos estertores en el poder. Hay una lógica de correligionarios que vivieron otra cosa, y que entiendo les cueste ver al PC como lo vemos nosotros.

-¿Esa estrategia no arriesga a dividir el partido, cuando después de la interna tendrán que ir todos juntos?

-Riesgos todos, pero es un momento del PC donde sería muy mezquino andar calculando como sobrevivís personalmente como político. Sentimos que en un momento trágico del partido y la salida es volver a representar a las mayorías populares, volver a estar del lado de los trabajadores y no de los empresarios, volver a conectar con cientos de miles de uruguayos que sienten que el batllismo está en el Frente Amplio (FA). La salida es no asociarse con el Partido Nacional (PN), porque son cosas distintas. Y mucho más el batllismo y el herrerismo. El PC en los últimos 30 años estuvo del lado equivocado del mostrador en muchas cosas y eso hace que quienes lideraron esos procesos estén convencidos que estuvo bien y nosotros creemos que estuvo mal. Ven una película del gobierno, del país, que nosotros no vemos. No existe autocrítica con naturalidad. Con tantos años de gobierno es normal que el PC haya tenido aciertos y errores, pero en lugar de asumir responsabilidades o pedir disculpas si corresponde, no lo hace. Se defiende lo indefendible y no estamos para esa.
En el comienzo de "Batllistas Orejanos" Amado marcó distancia con la conducción partidaria y con los ex presidentes.
En el comienzo de "Batllistas Orejanos" Amado marcó distancia con la conducción partidaria y con los ex presidentes.

¿Entonces van a la guerra en la interna?

La guerra es con armas. Esto es con votos y voluntades. En democracia y para construir no hay que cargar ni fusiles ni cajones llenos de dólares. Hay que cargar ideas para competir y tratar de hacernos de la herramienta PC para cambiarla. Vamos a un enfrentamiento hasta el final.

-¿Esto implica ser candidato?

-Vamos a tener una expresión electoral y es un camino sin retorno. Nacemos como una opción política que terminará como una opción política electoral en la interna. Es el mayor desafío y la mayor contribución al PC y al sistema político. Lo mejor que podemos aportar es ser muy sinceros, decirlo y construir desde nuestro lugar. ¿Cómo terminará esto? No lo sé…

-“Revolución sin padrinos” y una estructura nueva. ¿Cómo se hace para crecer?

-Es muy natural pensar eso: ¿y con qué estructura? ¿Qué diputados va a llevar? ¿Qué dirigentes va a llevar? El planteo es distinto. Nosotros no vamos a jugar al roba montón de dirigentes dentro del PC. Apuntamos a generar una estructura con gente que está por fuera del partido y que se transforme en dirigente. Aspiramos a que venga gente que se decepcionó de la política, del FA, los batllistas que no están en el PC. Es pescar afuera de la pecera, donde está el 90% de la gente. El cambio no es amortiguado ni con vaselina. Es un cambio radical y para radicales.
El cambio no es amortiguado ni con vaselina. Es un cambio radical y para radicales.

-¿Empezó esa búsqueda?

-Sí y lo importante es dar mensajes claros, porque es normal que se desconfíe. Si no se muestra claramente que el camino es orejano, radical, de enfrentamiento sin concesiones a quienes lideran el PC, el ciudadano no va a confiar. Ya tuvimos una reunión con 60 y pico de personas que se conectaron a través de redes sociales, en donde el 90% no habían votado nunca al PC y que en general votaron siempre al FA. Estamos preparando una nueva reunión para fines de mes, con una base de gente que nunca votó al PC.

-Pienso en los símbolos en la política como algo importante…

(Interrumpe) Fundamental. Son muy importantes…

-Pero en la hipótesis de máxima, si ganan la mayoría, ¿Qué hacen con los símbolos? ¿No va a dejar que lo rodeen los ex presidentes, los otros líderes? ¿Cómo se congenia con lo otro que también existe?

-Nosotros no tenemos plan B. Cuando me vienen a plantear “hay que pensar en la amortiguación”, yo no quiero desconcentrarme en el plan A. Ese plan tiene que ser exitoso y no manejo ninguna segunda posibilidad. Puede ser poco precavido, pero estamos convencidos que podemos llevarlo a cabo con éxito. Lo que decís es verdad. Si eso sucede hay formas y formas de marcar los momentos de transición y simbolismo fuerte.

En 2009 VU peleaba contra al Foro, la Lista 15, los ex presidentes para hacerse del partido y cambiar las cosas. Hasta el 2009 Pedro Bordaberry tuvo una actitud muy clara, fría y distante con los ex presidentes, cosa que cambió paulatinamente en el quinquenio pasado. Con Jorge Batlle no tanto porque sus diferencias eran mucho más profundas, pero con Sanguinetti terminó casi que jugando de memoria. Nosotros lo alertamos dentro de VU muchas veces y fue una de las razones por las cuales fuimos chocando con la conducción.

-¿Cómo se lleva con Bordaberry?
El quiebre con el líder de Vamos Uruguay. Amado asegura que siempre fue leal y calló cosas para no afectar la candidatura de Bordaberry.
El quiebre con el líder de Vamos Uruguay. Amado asegura que siempre fue leal y calló cosas para no afectar la candidatura de Bordaberry.

-No tengo relación. Terminó mal. El peor momento fue después de la elección y entre el balotaje. En los últimos tiempos hay saludos formales y nada más. Yo me decepcioné mucho de Bordaberry y seguramente él se habrá decepcionado de mí. Yo nunca le mentí y todos los líos fueron por ideas. Y en todos los líos Pedro sabía lo que yo pensaba desde siempre, desde 2007: la despenalización del aborto, la marihuana, el matrimonio igualitario, la relación con el PN y la idea “antifrentista”. Todo eso se sabía en VU.

-¿Acató siempre los mandatos de la bancada de VU, aún en contra de su opinión?

-Acaté las decisiones y fui muy leal. Di las batallas y perdí. A veces sentí que no hubo fair play en esos procesos. Cuando se creó la Concertación, además de acarreo para que se votara en el momento de mayor enfrentamiento interno dentro de VU, se decidió votar antes de escuchar a la gente, la antítesis de una asamblea. Yo sé que afuera es difícil entender como terminas tantos años conviviendo en un sector en donde te sentís incómodo y tiene que ver con que vos apostas mucho. Es como una relación de pareja o amistad, que por el primer enfrentamiento no te vas a distanciar. Seguís apostando hasta que en un momento te das cuenta que no se puede. Hay cosas que públicamente no se saben. Hubo muchas diferencias que, para no perjudicar a Pedro ni al PC sobre todo en año electoral, las mantuve en silencio.

-¿No acepta que se diga que Amado aguantó todo, se aseguró la banca y después salió a criticar?

-No es así. La primera diferencia con Pedro fue el 15 de setiembre de 2010. En la Asamblea General dije que en febrero de 1973 se dio el verdadero golpe de estado y que el Parlamento había estado omiso. Para hacer autocrítica, decir nunca más y que no se cometan los mismos errores. Lacalle Herrera se enojó, porque era diputado en aquel momento y empezó a despotricar diciendo que eso no era así, Pedro se sintió arrinconado, le pidió disculpas a Lacalle y se fue. Puede pasar que uno se mande una macana, pero los líderes no te dejan solo. En público apechugan, van pa´delante y te defienden. Y eso no sucedió. Después vino lo del aborto, marihuana, la visión por el pasado… Defendí a Ope Pasquet cuando en la Asamblea General asumía la responsabilidad del PC en cosas obvias, objetivas y casi lo linchan en VU. Lo defendí de las barbaridades que dijeron de él Jorge Batlle o Pacheco Klein… El pasado hay que enfrentarlo con naturalidad y sin misterios. Pedro cuando se hablaba del pasado lo que decía era “si vamos a revolver en el pasado conmigo no cuenten”.

Lo de la Concertación fue un problema de fondo y la gota que derramó el vaso fue que el día de la elección fuera a abrazarse con Lacalle Pou, a ponerse a las órdenes de la fórmula blanca en una noche tremenda para el PC y que haya sido tan claro en aquella famosa frase contra Tabaré Vázquez. A mí me hicieron la cruz en VU porque al otro día dije que todo eso no me representaba. A partir de allí intentaron por todos los medios amedrentarme y que renunciara, cosa que finalmente sucedió.
Lo de la Concertación fue un problema de fondo y la gota que derramó el vaso fue que el día de la elección fuera a abrazarse con Lacalle Pou

-Dicen que aquella noche (26 de octubre de 2014) no fue tan enfático en decirle que no fuera al comando blanco...

-Si hay 14 personas en la reunión, todas dicen que sí y una dice que no, es fácil recordar. Capaz que pretendían que gritara, me sacara la camisa… yo fui claro. No había que pronunciarse con un eventual apoyo al PN. Podía pasar como cinco años antes que Pedro, con todo el derecho del mundo, dijera lo que iba a hacer. Otra cosa es cuando mis candidatos se suben al estrado… Hay una línea de coherencia en cuanto mi pensamiento sobre la relación con el PN y la cohabitación, el desdibujamiento, el “rosadismo”… Si a través de una operación de prensa quisieron instalar que yo no había sido tan claro, bueno… Yo fui claro y hay gente que estuvo en esa reunión que no van a decir nada.

-Darwin Desbocatti dijo que el sector tendría que haberlo formado en el FA que es el nuevo Partido Colorado (risas)… Al margen del análisis del humorista ¿Qué responde cuando le dicen “andate al Frente Amplio”?

-Que se vayan al Partido Nacional. Muchos de los que dicen eso están desesperados por acordar con los blancos. Se autoproclaman batllistas y se deshacen por acordar con los herreristas. Hay una línea de incoherencia muy grande. Yo lo que hice fue defender a mi partido. No hay una claudicación. Defendí que fuera PC y no Concertación. En los departamentos donde querían boicotear al partido en las departamentales, como Colonia y Florida, fui varias veces para que el PC permaneciera, aunque fuera testimonialmente. Yo quería que los colorados tuvieran la opción de votar a su partido. Yo no me voy a ningún lado y voy a hacer lo que creo que tengo que hacer. Lo que queremos es quedarnos y traer gente que se fue, o mejor dicho que expulsaron del PC.
El FA pasa por un momento donde sus estructuras se transformaron en lo peor del viejo PC, en las roscas políticas, en el funcionario político-público

-¿Qué lo separa del FA?

-Muchas cosas. Apuntamos a que el PC recupere las buenas prácticas de la política y hoy el FA pasa por un momento donde sus estructuras se transformaron en lo peor del viejo PC, en las roscas políticas, en el funcionario político-público, que hoy lo ves en la IM, mañana en Ganadería y pasado en la OPP. Porque hay que llenar por cuota política.

Una cosa que les critico a los ex presidentes es cuando califican al FA de mantener el ideario marxista y de no ser demócrata o republicano. Me parece una barbaridad y una falta de respeto a la gente. Tenemos claro que no queremos tener nada que ver con sectores de la oposición y tampoco con sectores del FA. Pero en el medio hay una cantidad de ciudadanos y de dirigentes con los que si queremos tener que ver. Muchos tenían la esperanza que el FA tuviera la capacidad de evitar que el sistema se lo comiera, pero al final se lo comió. Pienso que políticas correctas del FA fracasan porque quedan presas de los corporativismos políticos internos y sindicales. Para mi es inconcebible que sigan defendiendo a Cristiana Kirchner, a un gobierno que se obsesionó con el dinero y la corrupción. Que siempre tengan alguna excusa para no condenar a Venezuela me parece raro. Que no podamos hablar con honestidad que hay lugares como Cuba que no son democráticos me parece raro.

-Por cada referente de la oposición hay una estrategia diferente para enfrentar las próximas elecciones. ¿Cómo parte de la oposición tiene claro que hay que hacer para buscar una alternativa al FA?

-Todo planteo que sea “juntémonos para ganarle al FA” no cuenta conmigo. Ese planteo no me seduce, es lo mismo que la Concertación llevado a lo nacional. Alineamientos más ideológicos puede ser, eso me parece más razonable. Hay que impulsar ideas en una dirección en tu ideal de la sociedad y lo que querés plasmar en política. Eso es posible.

Larrañaga plantea una alternativa superadora. Podría ser interesante sino terminara metiendo en la bolsa todo lo que no sea FA para sumar. Novick plantea la colcha de retazos al revés. Lacalle Pou plantea, con un grado de desconexión con el mundo real, que existió una década perdida. Vivimos en países distintos y sentimos la realidad de la gente de manera distinta. La realidad de la gente no es como en una empresa, donde necesitas que cierren los balances y haya ganancia. Sostener que hubo una década perdida es tomarle el pelo a una enorme cantidad de gente que no tenía acceso a una cantidad de bienes y servicios antes de esa década y después los tuvo. Y es una década de vida ganada para esa gente. Veníamos de la crisis de 2002. Nadie niega que bajó la pobreza, la indigencia, mejoró el nivel de empleo, los salarios, que los trabajadores pudieran defender sus derechos. Sobre eso no hay discusión posible y no hubo una década perdida.
Lacalle Pou plantea, con un grado de desconexión con el mundo real, que existió una década perdida.

El fracaso del FA es no haber podido cambiar el eje de la fragmentación social y no instalar ningún circuito que funcionara al revés, donde aparecieran igualdad de oportunidades, donde no haya gente condenada según el lugar en el que nace. Eso debería ser el cambio real más trascendente, de izquierda. Para los batllistas la igualdad de oportunidades es sagrada y no revertir la tendencia en la desigualdad de oportunidades es el pecado mayor del Frente Amplio. Es una de las razones por las cuales la desesperanza es muy grande. La fragmentación social es un camino sin retorno. La educación no logra generar un círculo virtuoso para mejorar y crear igualdad de oportunidades para cambiar.

-¿Cuándo empiezan a generar propuestas en BO?

-El documento fundacional tiene las definiciones sobre lo que pensamos del Uruguay de hoy, sobre el gobierno, la oposición, el estado. Lo que queremos es que nuestra propuesta represente a la gente que se va sumando al grupo. Apuntamos a tener un congreso a fin de año y formar cuatro talleres con los temas que nos parecen prioritarios para nuestra plataforma política. En el primer semestre de 2017 nos vamos a concentrar en parir nuestras ideas fuerza. Somos conscientes de nuestras dimensiones y que no tenemos todavía la atención de los medios y de la gente para hablar de los grandes temas del país. Nos iremos preparando para eso y para tonificar la musculatura de un sector que recién nace.
...¿Sabes lo que le pasa a la mayoría de la oposición? No termina diciendo las cosas que tiene que decir de Novick, porque al final quieren la platita de Novick

-En el video que presenta a BO hay alusiones críticas a Novick y Sendic. ¿Por qué?

-Sendic es la institucionalización de la mentira. La soberbia del poder, sumado al corporativismo político, llevó a una decisión autoflagelante. Si hubiera pedido disculpas y expuesto con naturalidad algo que se transformó en un culebrón, como lo del título, en lugar de tomar el camino de la soberbia y ofenderse, sería distinto. Yo respeto la institucionalidad, pero el Vicepresidente me mintió en la cara. También con lo del viaje a Zambia me mintió con un documento oficial diciendo que estuvo tantas noches, cuando fueron más. Será un tema menor, pero lo importe es que el Vice me miente.

Novick porque es la versión de Trump en Uruguay. Es una persona que aprovecha un momento de desencanto de la gente con la política, pero detrás de él no hay ideas. Lo único que hay es ambición de poder fuera de las estructura partidarias, que para mí son muy importantes por el valor de la estabilidad y la democracia. ¿Sabes lo que le pasa a la mayoría de la oposición? No termina diciendo las cosas que tiene que decir de Novick, porque al final quieren la platita de Novick. Quieren la platita de Novick para la campaña, para asegurar la banca… Sienten que es un peligro para la democracia pero no lo dicen. Sienten que puede ser negativo para la construcción democrática, pero hay que trata de no ser muy duro porque al final todos quieren la platita para su campaña. Si no sinceramos esas cosas estamos en el horno. Novick tiene todo el derecho a hacer lo que quiera. Es notorio que con Novick no vamos a hacer nada.

-¿Qué es el batllismo hoy?

-La esencia es la misma de siempre. Construir desde el estado la mayor igualdad de oportunidades, que la gente no sea presa de esa frase “tu cuna determina tu tumba”. Nos alejamos del discurso más o menos estado. El problema no es el tamaño, sino que no garantice esa igualdad de oportunidades. El batllismo es moral laica, es defender la escuela gratuita, laica y obligatoria con resultados en la vida real de la gente. Es liberalismo político, no es neoliberalismo, es entender que la economía es otro factor para llevar adelante el proyecto político y no que la mejor política económica es la mejor política social. Creemos en las políticas sociales focalizadas. El batllismo sigue siendo reformista, reformista social y político. Es desafío al status quo por definición. Batlle y Ordóñez proviniendo de sectores acomodados del Uruguay, decidió no gobernar para los suyos sino para las mayorías populares. El Partido Colorado empezó a perder el rumbo cuando dejó de tener como faro defender a las mayorías populares.

-Como escritor ¿si tuviera que ponerle un título al libro de esta etapa del Partido Colorado cual sería?

-Renovación o muerte.