Gabinete gasta US$ 2 millones anuales en adscriptos

Por: Fabian Cambiaso

Actualidad

31/08/2016 05:52

Gabinete gasta US$ 2 millones anuales en adscriptos
Presidencia

Déborah Rodríguez y Fabián Coito están entre los casi cien asesores directos contratados por las distintas secretarías.

El ex futbolista y actual entrenador de las divisiones inferiores de la AUF y la velocista olímpica tienen algo más en común que su dedicación al deporte.

Fabián Coito y Déborah Rodríguez son parte de las 94 personas que hoy prestan servicios como adscriptos a los ministros de Estado, cuyo costo en conjunto supera los US$ 2 millones anuales en salarios.

Así lo indica un informe elevado al Parlamento por la Oficina Nacional del Servicio Civil en el marco de la Rendición de Cuentas, y al que accedió ECOS.

Esta figura está contemplada en la Ley de Presupuesto del periodo pasado. Faculta a cada secretario de Estado a contratar personas en calidad de adscripto” para que colaboren con el jerarca de turno.

No adquieren la calidad de funcionarios públicos y, en caso que ya lo fueren, deben dejar en reserva su cargo.

Su remuneración no puede superar el 90% del director general de Secretaría, y procede de una partida fija otorgada a cada ministro. Así, cuantas más personas contrate, más bajo será su sueldo.

Según el informe, el sueldo nominal promedio de estos asesores ronda los 56.678 pesos.

El Ministerio del Interior, donde revistan Coito y Rodríguez, tiene hoy en funciones a 13 adscriptos, y es la cartera que más uso hace de esta modalidad. También es el lugar donde estos asesores perciben los mejores salarios. Van desde 25.000 a 71.000 pesos, con un promedio de 42.500 pesos mensuales.

Lo sigue Defensa y Transporte con 12 adscriptos, Trabajo y Seguridad Social con 11 y Ganadería, Agricultura y Pesca con 10.

Como se dijo, las remuneraciones son variables. El adscripto que gana menos percibe $ 18.797 nominales, y el que gana más recibe $71.308.

Cuestión de nombres

El uso de esta figura y la presencia de personas públicas entre los asesores llamaron la atención del senador nacionalista Luis Alberto Heber, que cuestionó la lógica de que Coito o Rodríguez asesoren al ministro Eduardo Bonomi.

“Hagamos un sinceramiento en este tema: demos una ayuda al señor Fabián Coito, porque es técnico de las divisiones inferiores de nuestra selección, o démosle a Déborah Rodríguez un salario para que la podamos sustentar. Quizás sea conveniente ayudarla porque, además, se ha quejado y, seguramente, con razón”, señaló.

Heber sacó a relucir además el trabajo como adscrito en Interior del propio hijo Alberto Scavarelli, director de Servicio Civil. El legislador le exigió justificar esta contratación.

“​Las razones por las que los ministros contratan adscriptos están relacionadas con el ministerio. En el caso particular de mi hijo –porque el señor senador hizo mención–, es abogado, docente y tiene una vasta experiencia en materia de Derecho Penal y fiscalías”, dijo el jerarca.

Según Scavarelli su hijo Andrés, procurador, colaboró en la adecuación y puesta en práctica del nuevo Código del Proceso Penal, y percibe 25.000 pesos mensuales “que evidentemente no forman parte del sostén vital de una familia con dos hijos, sino que es parte de una cooperación que ha hecho durante mucho tiempo”.

El director de Servicio Civil puntualizó que “hay que consultar a cada ministro, porque existe discrecionalidad hasta en el monto total que puede gastar”.