Generación Z considera que Facebook es una red para "monitorearlos"

Por: María José Mallot

Actualidad

28/08/2016 06:20

Generación Z considera que Facebook es una red para "monitorearlos"

Pixabay

El ingreso de los padres a la red generó una migración de los miembros adolescentes de la familia.

Los adolescentes se despiden de Facebook. Un estudio determinó que los jóvenes entre 11 y 17 años comenzaron a migrar a otras redes sociales por múltiples motivos.

"Hay varias explicaciones. Una de ellas es la antigüedad de Facebook ya que, como tiene muchos años de uso, los adolescentes piensan que la plataforma se tornó aburrida y repetitiva", expresó Roberto Balaguer, doctor en Psicología, autor de varios libros sobre tecnología y redes e investigador de la Agencia Nacional de Investigación e Innovación.

En dos años de estudio, Balaguer divisó que los jóvenes comenzaron a utilizar otras aplicaciones como Instagram o Snapchat.

"Los chicos buscan redes que permitan una comunicación más instantánea sin tener que realizar una publicación como en el caso de Facebook", agregó.

Otro motivo que los impulsó a alejarse de la red fue el ingreso de los padres y familiares. El estudio indicó que más del 50% de los jóvenes tienen a ambos padres en la aplicación.
Sienten que es una forma que tienen los padres para monitorearlos

"Sienten que es una especie de monitoreo que hacen los padres, lo que consideran un tipo de censura", dijo Balaguer.

"Prefieren ser usuarios de redes que tengan un corte más juvenil para reservar su intimidad", agregó.

El investigador aclaró que si bien un 75% de los jóvenes mantienen su usuario de Facebook, cambiaron la utilización que le daban.

"Ahora la red tiene un perfil más familiar. Los adolescentes lo usan para informarse, comunicarse con la familia y crear eventos. Ya no es tanto para publicar el día a día".

La opinión de la generación Z
"El que tiene Facebook es un fracasado porque nadie de mi edad lo usa", dijo Federico de 17 años. Y añadió: "aburre estar siempre en la misma red social".

Pedro Labat (17) coincidió con el pensamiento de Federico. "Fue la primera red social que tuve, pero cuando aparecieron otras, como Whatsapp o Instagram, empecé a manejarla menos. Y aclaró: "también me embola que estén los mayores".

Tanto Federico como Pedro estuvieron de acuerdo que la entrada de los padres a Facebook fue un aviso de retirada para ellos.

"Tengo una tía que comenta todo lo que publico. Es demasiado hostigador", expresó Pedro. Por otro lado Federico opinó que una opción es bloquearlos pero es posible que se ofendan. "Por eso es mejor estar en otra red para no involucrar a la familia con el círculo de amigos", concluyó.
Tengo una tía que comenta todo lo que publico. Es demasiado hostigador.

Ambos adolescentes dijeron que siguen manteniendo sus usuarios de Facebook pero que han cambiado su forma de utilizarlo.

"Sólo entro para ver las fechas de los cumpleaños", dijo Federico. Por su lado Pedro dijo que lo usa para "postear" fotos de la familia o crear un álbum cuando realiza viajes, pero nada íntimo.

Sin embargo afirmaron que utilizan Instagram y Snapchat con más frecuencia. "Es algo temporal. Pienso que las redes sociales son bastantes inestables, es decir tienen que ser más elementales, como Whatsapp, para que sobrevivan", observó Federico. Y agregó: "hoy es Instagram y Snapchat, pero en el futuro aparecerán otras aplicaciones y nos vamos a olvidar de las que usamos ahora".

¿Cómo aumentar el vínculo padre-hijo?

Muchos de los padres se encuentran preocupados por la desconexión con sus hijos. Algunos de ellos afirmaron que utilizan Facebook para investigar "en qué andan" y con quién se vinculan.

Pero esta tendencia de migración de los jóvenes de la red plantea un distanciamiento mayor con sus progenitores.

"Es una típica conducta de adolescente el resguardar su intimidad", expresó Matías Vitureira, psicólogo de niños y jóvenes.

Sin embargo Vitureira no recomienda que los padres se acerquen a través de Facebook.

"Lo ideal para tener acceso a lo que hacen sus hijos no es una red social sino que lo pueden lograr por medio de una comunicación activa con el adolescente".

Y destacó: "es importante no asediar al joven ya que esto lo alejará aún más. Lo esencial es reforzar el vínculo afectivo paterno con el habla".