Coronavirus en Uruguay
764

Confirmados

22

Fallecidos

616

Recuperados

Coronavirus en el mundo
5.379.886

Confirmados

344.345

Fallecidos

2.209.422

Recuperados

Editorial:
La otra cara del Mayo francés Ver historial
Policía de Hong Kong reprimió a manifestantes que protestaban contra ley de seguridad /// Hay cinco nuevos casos de coronavirus en Uruguay y 618 recuperados /// Bolsonaro ignoró recomendaciones y se mezcló con cientos de seguidores /// La música no para en tiempos en los que las escasez aprieta en Bolivia /// Una fotografía de jugadores reunidos generó polémica por confinamiento en España
Ciencia & Tecno

15/05/2020 16:52

Científicos sobre Plutón: "Todavía hay muchas cosas que no entendemos"

"Plutón es un objeto misterioso que nos sorprende constantemente", afirman desde el Instituto de Tecnología de Massachusetts.

Científicos sobre Plutón: "Todavía hay muchas cosas que no entendemos"

EFE

Cuando la nave espacial New Horizons pasó por Plutón en 2015, una de las muchas características fascinantes que revelaron sus imágenes fue que este mundo pequeño y helado en el distante sistema solar tiene una atmósfera borrosa.

Ahora, los nuevos datos ayudan a explicar cómo se forma la neblina de Plutón a partir de la tenue luz del Sol a 3.700 millones de millas de distancia mientras se mueve a través de una órbita inusual, según informó la NASA.

Las observaciones remotas de Plutón realizadas por un telescopio de la NASA a bordo de un avión, el Observatorio Estratosférico de Astronomía Infrarroja, o SOFIA, muestran que la neblina delgada que envuelve a Plutón está hecha de partículas muy pequeñas que permanecen en la atmósfera durante períodos prolongados de tiempo en lugar de caer inmediatamente a la superficie.

Los datos de SOFIA aclaran que estas partículas de bruma se están reponiendo activamente, un descubrimiento que está revisando las predicciones sobre el destino de la atmósfera de Plutón a medida que avanza hacia áreas del espacio aún más frías en su órbita de 248 años terrestres alrededor del Sol.

"Plutón es un objeto misterioso que nos sorprende constantemente", dijo Michael Person, autor principal del artículo y director del Observatorio Astrofísico Wallace del Instituto de Tecnología de Massachusetts.

SOFIA estudió a Plutón solo dos semanas antes del sobrevuelo de New Horizons en Julio de 2015. El Boeing 747 modificado voló sobre el Océano Pacífico y apuntó su telescopio de casi 2,7 metros hacia Plutón durante una ocultación, un evento similar a un eclipse en el que Plutón arrojó una débil sombra sobre la superficie de la Tierra al pasar frente a una estrella distante.

SOFIA observó las capas medias de la atmósfera de Plutón en las longitudes de onda de luz infrarroja y visible, y poco después, la nave espacial New Horizons sondeó sus capas superior e inferior utilizando ondas de radio y luz ultravioleta.

Estas observaciones combinadas, tomadas tan cerca en el tiempo, proporcionaron la imagen más completa hasta la fecha de la atmósfera de Plutón.

Creada a medida que el hielo superficial se vaporiza bajo la luz lejana del Sol, la atmósfera de Plutón es predominantemente gas nitrógeno, junto con pequeñas cantidades de metano y monóxido de carbono.

Las partículas de neblina se forman en lo alto de la atmósfera, a más de 32 kilómetros sobre la superficie, a medida que el metano y otros gases reaccionan a la luz solar, antes de llover lentamente sobre la superficie helada.

New Horizons encontró evidencias de estas partículas cuando envió imágenes que mostraban una neblina teñida de azul a la atmósfera de Plutón.

Ahora, los datos de SOFIA completan aún más detalles al descubrir que las partículas son extremadamente pequeñas, de solo 0.06-0.10 micras de grosor, o aproximadamente 1.000 veces más pequeñas que el ancho de un cabello humano.

Debido a su pequeño tamaño, dispersan la luz azul más que otros colores a medida que se desplazan hacia la superficie, creando el tinte azul. Con estas nuevas ideas, los científicos están reevaluando sus predicciones sobre el destino de la atmósfera de Plutón.

Los investigadores sugieren que la órbita inusual de Plutón está impulsando los cambios en la neblina y, por lo tanto, puede ser más importante para regular su atmósfera que su distancia del Sol.

Plutón rodea al Sol en una forma larga y ovalada, llamada órbita elíptica, y en ángulo, llamada órbita inclinada. También gira de lado. Esto hace que algunas áreas del planeta enano estén expuestas a más luz solar en diferentes puntos de la órbita.

Cuando las regiones ricas en hielo están expuestas a la luz solar, la atmósfera puede expandirse y crear más partículas de neblina, pero a medida que esas áreas reciben menos luz solar, puede reducirse y volverse más clara.

Este ciclo ha continuado incluso a medida que la distancia de Plutón al Sol ha aumentado, aunque no está claro si este patrón continuará.