Coronavirus en Uruguay
764

Confirmados

22

Fallecidos

616

Recuperados

Coronavirus en el mundo
5.379.886

Confirmados

344.345

Fallecidos

2.209.422

Recuperados

Editorial:
La otra cara del Mayo francés Ver historial
Policía de Hong Kong reprimió a manifestantes que protestaban contra ley de seguridad /// Hay cinco nuevos casos de coronavirus en Uruguay y 618 recuperados /// Bolsonaro ignoró recomendaciones y se mezcló con cientos de seguidores /// La música no para en tiempos en los que las escasez aprieta en Bolivia /// Una fotografía de jugadores reunidos generó polémica por confinamiento en España
Ciencia & Tecno

9/03/2020 16:58

Observan un agujero negro recién descubierto

Estudiantes universitarios e investigadores han hecho una detección inesperada de un fenómeno a 30.000 años luz de distancia.

Observan un agujero negro recién descubierto

Nasa

El otoño pasado, el espectrómetro de imágenes de rayos X Regolith (Rexis), construido por estudiantes a bordo de la nave espacial Osiris-Rex de la Nasa detectó un nuevo agujero negro en la constelación Columba, La Paloma, mientras hacía observaciones desde la extremidad del asteroide Bennu.

Rexis, un instrumento de estudiantes del tamaño de una caja de zapatos, fue diseñado para medir los rayos X que Bennu emite en respuesta a la radiación solar entrante, según informó la Nasa.

Los rayos X son una forma de radiación electromagnética, como la luz visible, pero con mucha más energía. Rexis es un experimento colaborativo dirigido por estudiantes e investigadores del MIT y Harvard, quienes propusieron, construyeron y operaron el instrumento.

El pasado 11 de noviembre de 2019, mientras el instrumento Rexis realizaba observaciones científicas detalladas de Bennu, capturó rayos X que irradiaban desde un punto fuera del borde del asteroide.

"Nuestras verificaciones iniciales no mostraron ningún objeto previamente catalogado en esa posición en el espacio", dijo Branden Allen, científico investigador de Harvard y supervisor de los estudiantes que descubrió por primera vez la fuente en los datos de Rexis.

El objeto resplandeciente resultó ser un binario de rayos X con un agujero negro recién formado, descubierto apenas una semana antes por el telescopio Maxi de Japón, designado Maxi J0637-430.

El telescopio Nicer de la Nasa también identificó la explosión de rayos X unos días después. Tanto Maxi como Nicer operan a bordo de la Estación Espacial Internacional de la Nasa y detectaron el evento de rayos X desde la órbita terrestre baja.

Rexis, por otro lado, detectó la misma actividad a millones de millas de la Tierra mientras orbitaba a Bennu, la primera explosión de este tipo detectada desde el espacio interplanetario.

“Detectar esta explosión de rayos X es un momento de orgullo para el equipo de Rexis. Significa que nuestro instrumento está funcionando como se esperaba y al nivel requerido de los instrumentos científicos de la Nasa", dijo Madeline Lambert, una estudiante graduada del MIT que diseñó las secuencias de comando del instrumento que revelaron por casualidad el agujero negro.

Las explosiones de rayos X, como la emitida por el agujero negro recién descubierto, solo se pueden observar desde el espacio, ya que la atmósfera protectora de la Tierra protege a nuestro planeta de los rayos X.

Estas emisiones de rayos X se producen cuando un agujero negro atrae la materia de una estrella normal que lo está orbitando. A medida que la materia gira en espiral sobre un disco giratorio que rodea el agujero negro, se libera una enorme cantidad de energía (principalmente en forma de rayos X) en el proceso.

El propósito principal del instrumento Rexis es preparar a la próxima generación de científicos, ingenieros y gerentes de proyecto en el desarrollo y operaciones de hardware de vuelos espaciales. Casi 100 estudiantes de pregrado y posgrado han trabajado en el equipo Rexis desde el inicio de la misión.