Fauna anfibia en Uruguay: casi el 20% se descubrió en una década

Ciencia & Tecno

20/08/2017 12:10

Fauna anfibia en Uruguay: casi el 20% se descubrió en una década

En Uruguay hay alrededor de 40 especies de anfibios, según el zoólogo uruguayo Raúl Maneyro.

La Universidad de la República de Uruguay ha descubierto en una década "tres especies nuevas para la ciencia y casi media decena de especies nuevas para el país", lo que representa casi el 20 % de la fauna anfibia de Uruguay, destacó el zoólogo uruguayo Raúl Maneyro.

En Uruguay hay alrededor de 40 especies de anfibios, según el experto, cuyo descubrimiento de la lagartija Liolaemus gardeli fue publicado por la revista científica neozelandesa Zootaxa el pasado mes de julio.

"Nosotros entre el años 2002 y 2012 descubrimos tres especies nuevas para la ciencia y casi media decena de especies nuevas para el Uruguay", declaró.

En relación a estos datos, Maneyro matizó que cabe la posibilidad de que "siempre hubiesen estado allí", pero que le cuesta creer que casi el 20 % de la fauna anfibia del Uruguay estuviera allí y nunca se haya visto.

De acuerdo con el uruguayo, que en total ha descubierto cuatro especies nuevas, tres en su país natal y una en Brasil, este aumento de descubrimientos está relacionado con "el aumento de la profesión del trabajo de campo".

Así como con el cambio climático, el cual, de acuerdo con el especialista, está "contribuyendo en que poblaciones (de anfibios y reptiles) que eran muy pequeñas y difíciles de detectar crezcan conforme aumenta la temperatura".

Maneyro también explicó que en el país "se ve una tropicalización de los ambientes, ya sea en un aumento de lluvia o de temperatura".

"Eso va a favorecer a la diversidad de anfibios", por consecuente, esto hace que algunas especies sean más fáciles de ver.

Mientras que, este mismo aspecto climático hará que "otros ejemplares empiecen a ser más difíciles (de ver)", como es el caso de las variedades que se encuentran en zona costera sur del país que se verán "negativamente afectadas".

Con respecto a su último descubrimiento, el zoólogo destacó que el hallazgo se dio junto a su colega la uruguaya Laura Verrastro en un arenal de la zona de Tacuarembó, al norte Uruguay, una zona que es "bastante inexploradas".

Además, el también profesor descubrió el primer encuentro con la especie como "un hecho muy fortuito", ya que esta especie tiene "distribuciones geográficas muy pequeñas" que abarcan de "unos pocos kilómetros cuadrados".

Esta pequeña lagartija de color clarito similar a la arena fue bautizada con el nombre Liolaemus gardeli en honor al cantante, compositor y actor Carlos Gardel, ya que existe la teoría de que esta mítica figura del tango nació en esta región uruguaya.

"Me pareció una cosa interesante y linda. Además, este nombre podría beneficiar a la preservación del ambiente y de la especie por el hecho de tener una identidad asociada a un departamento (provincia) y a lo cultural", afirmó el especialista.

En relación con este tema, Maneyro explicó que desde la primera vez que vio a la lagartija supo que iba a ser una especie amenazada debido a su pequeña "distribución geográfica".

Los otros anfibios que el científico descubrió son: el sapo Rhinella achavali, llamado así en homenaje al biólogo e investigador uruguayo Federico Achaval; el sapito Melanophryniscus admirabilis, que destaca por su color rojo y verde y fue descubierto en el sureño estado brasileño de Río Grande do Su; y el sapito Melanophryniscus langonei.

Por último, el sudamericano hizo hincapié en que "estos descubrimientos, ya sean nuevos para la ciencia en general o solo para el Uruguay, son importantes a la hora de establecer pautas de legislación de manejo de los ambientes".

EFE