Una mujer de Las Piedras donó 350.000 dólares al Instituto de Cáncer

Salud

13/12/2018 13:23

Una mujer de Las Piedras donó 350.000 dólares al Instituto de Cáncer

Con ese dinero el centro incorporó un tomógrafo con tecnología de última generación que llevará el nombre de la voluntaria.

El Instituto Nacional del Cáncer (INCA) tiene desde algunos días un nuevo tomógrafo de alta tecnología, incorporado para detectar, evaluar y realizar seguimiento a los diferentes tipos de tumores que puedan presentar los usuarios.

Sin embargo, la historia de este tomógrafo es especial ya que no fue adquirido por orden del Ministerio de Salud Pública ni donado por ningún gobierno o entidad benéfica.

Una mujer de Las Piedras, identificada como Nuvy López, donó 350 mil dólares al instituto junto a varias propiedades que estaban a su nombre, lo que permitió que el INCA pudiera acceder a esta tecnología.

"La señora falleció y dejó expreso en el testamento que donaba esa cantidad de dinero al centro junto a algunas propiedades. Nos llegó la resolución de ASSE y fue una sorpresa. Al tomógrafo, que ya está instalado, se le puso una plaqueta con su nombre en reconocimiento por esta donación tan importante", dijeron a ECOS fuentes del INCA.

El dinero que donó la mujer le permitió al centro adquirir un tomógrafo General Electric marca Optima CT 520, de la más avanzada tecnología.

"La donación nos tomó por sorpresa y es un gesto muy bueno y muy esperanzador, porque es la muestra de la confianza que generan las instituciones en Uruguay. Nadie podría donar todo su patrimonio a una institución del estado si no confiara en las garantías", agregó en diálogo con este portal el subsecretario del Ministerio de Salud Pública, Jorge Quian.

El equipo permite tomar imágenes de alta calidad de los pacientes para detectar y evaluar lesiones pequeñas en diferentes tipos de tumores.

"Es un tomógrafo de última generación con una tecnología que permite realizar 16 líneas de corte y tener un panorama completo y fiel del estado de los pacientes", agregó Quian.

Integrado a la red de Diagnóstico por Imagen, el nuevo tomógrafo facilitará el envío de imágenes a otros centros de salud, sumará los estudios con punción a su canasta de servicios y le permitirá al centro nuevas posibilidades de atención para los usuarios de la Administración de Servicios de Salud del Estado.

El anterior tomógrafo también había sido donado pero había quedado relegado en los avances tecnológicos que impone la medicina oncológica.

El nuevo equipo también permitirá al instituto la incorporación de nuevas prestaciones como las biopsias o punciones guiadas por este tipo de instrumental.

El INCA atiende 1.800 primeras consultas por año y miles de reconsultas cada mes.