Sole quiere vivir; Salud Pública le niega medicamento por presupuesto

Por: Magdalena Herrera
Publicado: 10/10/2018 14:22 | Actualizado:
Sole quiere vivir; Salud Pública le niega medicamento por presupuesto

Con 43 años le diagnosticaron melanoma maligno metástico. Los médicos le recomiendan un fármaco que cuesta más de diez mil dólares.

Soledad Morell con 43 años no quiere ni pensar en el pronóstico de vida que le dieron los médicos: cinco años. "No lo tomo. Yo quiero vivir. Tengo cinco hijos y cuatro nietas, mi pareja, mis amigos, mucho por vivir. Ni lo pienso. Amo la vida. Preciso vivir".

"Sole", como le dicen en Mercedes donde vive, está agradecida al equipo médico de Salud Pública que la atendió desde febrero cuando se fue a quitar un lunar que luego resultó en una nueva cirugía, y en otra más que se complicó. "Uno conoce los tiempos de Salud Pública pero no me puedo quejar. Me sacaron muchos ganglios, la última operación se complicó un poco porque agarró bacteria hospitalaria. Fue cuando me diagnosticaron melanoma maligno metástico. Me tomó el ganglio centinela y luego nueve ganglios de la ingle. Pero no me puedo quejar, me atendió el grado cinco del Hospital de Clínicas y su equipo, la verdad que muy bien".

De acuerdo a lo que le dijeron los médicos, la quimioterapia o radioterapia no son aplicados para este tipo de metástasis. Necesita un fármaco, afirma, para que el cáncer no avance.

Hasta hace unos días y pese a que nada fue fácil en los últimos meses, como relata luego, estaba esperanzada. Pero un papel con diez líneas del Ministerio de Salud Pública logró por primera vez desde febrero hacerla sentir "desilusionada de su país". Aunque no baja los brazos, afirma, "publiqué en Facebook el papel porque me sentí mal en ese momento, me sentí defraudada. Pobres las gurisas del ministerio que dan esos papeles a los pacientes. Hay gente peor que yo. A veces notifican esto luego que la persona se murió o que ya está muy grave. Quizás casos más terribles que el mío".

El papel en cuestión dice así: "ACTA. En Montevideo el primero de octubre de dos mil dieciocho, en la Dirección General de la Salud, se reúne la Comisión Técnico Asesora de Peticiones, estando presentes: la Directora General de Salud, Dra. Raquel Rosa, Dra. Ana Pérez, Dr. David de Sosa y Escribana Graciela Pereyra Nalerio labrando actas. Se trata la petición de MORELL Soledad Expediente 12/001/1/5122/2018 Medicamento PEMBROLIZUMAB. Paciente de 43 años, a quien se le diagnosticó melanoma maligno metástico. Analizada la solicitud, la Comisión eleva al Sr. Ministro Dr. Jorge Basso la sugerencia de no proveer el medicamento solicitado, por carecer de recursos presupuestales suficientes. Se labra el acta", etcétera, etcétera.

"Yo miro toda esa cantidad de firmas de médicos en ese papel que le recomiendan al ministro que no me den el medicamento, y la verdad no lo entiendo", dice Soledad.

Ese medicamento, Pembrolizumab, significan más de diez mil dólares mensuales, dinero que Soledad Morell no vio reunido en toda su vida. "Para mi es un montón, es imposible porque además son inyecciones mensuales por un año. Lo que serían más de diez mil dólares por mes. Imposible para mi. Pero es lo único que me dan de alternativa para que el cáncer no avance o no tome otro ganglio u órgano. Es lo único que me puede salvar."

Para realizarse las cirugías en Montevideo, y los chequeos médicos, debió pedir préstamos en financieras. No dispone de dinero. "Cada viaje a Montevideo me cuesta 1200 pesos, porque a veces necesito que me acompañen, sobre todo inmediatamente después de las operaciones".

Hasta febrero Soledad Morell limpiaba casas. "Tengo título de auxiliar de estadísticas y registros médicos pero está difícil conseguir trabajo aquí. Por lo tanto, hacía limpiezas en casas, sin problemas. Pero ahora, pasa que a las dos horas me canso, y tengo que dormir. Realmente no me siento con fuerzas todavía de trabajar".

Su pareja es bombero, tres de sus hijos ya tienen familia propia que le dieron cuatro nietas, y aún viven con ella "la benjamina de la casa", una niña de 14 años y un hijo de 18.

"Tengo una familia muy grande y linda. Mi lucha va porque tengo 43 años, y hoy me dan cinco años de vida. Y pretendo vivir un poco más. Y la verdad, para ellos (el Estado) es poca plata y para mi es un montón", reitera.

Este miércoles, Soledad visitará al docente y abogado del consultorio jurídico de la Facultad de Derecho, Juan Ceretta, para saber si puede apelar el fallo de Salud Pública. Pero no es muy optimista. "La razón que me dieron en el Ministerio no da mucho margen para apelar porque es un tema de presupuesto. Es como que yo te pida prestado diez pesos y tu me digas que no los tenés. Por más que yo te insulte, no tenés diez pesos. No sé qué decir, creo que todos deberían tener oportunidad de tomar un medicamento si lo necesitan. Se gasta dinero en tantas cosas".

En Mercedes, le han propuesto abrir colectivo para reunir algo de dinero. "No puedo, no quiero pedir solidaridad. Nadie va a juntar diez mil dólares por mes. Si me decís un mes. Pero es un año. Me gustaría que me dieran ese tratamiento y que mañana me digan que estoy curada. Lo que preciso es vivir, nada más".

El Pembrolizumab es un fármaco desarrollado por Tasuku Honjo, el premio Nobel de Medicina 2018 quien justamente obtuvo este galardón por un descubrimiento relacionado a este medicamento. Honjo y James P. Allison, el otro Nobel premiado este año, llegaron a la misma conclusión cada uno por su lado, de como una proteína frena los linfocitos T. Según la BBC, mediante este tratamiento se curó al ex presidente Jimmy Carter.

En su cuenta twitter, el abogado del consultorio jurídico de la Facultad de Derecho, Juan Ceretta, escribió: "En Uruguay hay que hacer un juicio para acceder a este medicamento, y el MSP cuestiona su eficacia. En el mundo, le dan el Nobel de medicina a quienes lo descubrieron..."