Fumadores relacionan paquete plano con algo perjudicial para la salud

Salud

7/08/2018 14:28

Fumadores relacionan paquete plano con algo perjudicial para la salud
OMS

Estudio de la Universidad de la República revela que el empaquetado plano en las cajas de cigarrillos es positivo para que dejen de consumir

En 2017, el Departamento de Economía de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de la República realizó un estudio para analizar cómo influía en el consumidor los diferentes tipos de empaquetado de cajas de cigarrillos.

El experimento se realizó sobre 180 fumadores y se le preguntó cuál paquete consideraba más perjudicial para su salud entre tres tipos: uno similar al que se comercializa actualmente, otro de color marrón uniforme y con mensajes, y otro que cumplía con todos los estándares del empaquetado plano.

“Una abrumadora mayoría indicó que el empaquetado plano se relacionaba con algo malo para su salud”, dijo a ECOS Mariana Gerstemblüth, docente del departamento e integrante del equipo de investigación.

La investigadora sostuvo que en un país como Uruguay donde las políticas antitabaco están instaladas desde hace algunos años, en donde está prohibido la publicidad entre otras cosas, el paquete pasa a ser un elemento muy importante. “Tiene valor para la industria porque allí puede transmitir lo que quiera y también para los hacedores de políticas, como el Ministerio de Salud Pública, que puedan transmitir los mensajes que cree que son correctos”, expresó.

Gerstemblüth señaló que las imágenes que se muestran en el paquete también son muy importante. Actualmente, las cajas están cubiertas en un 80% con advertencias sobre los riesgos que produce el consumir tabaco con imágenes chocantes como un bebé entubado, una mano amputada, etc.

El Departamento de Economía testeó una imagen que consistía en un pie con una bota pisando cajas de cigarrillos y con un mensaje que decía: “Hoy podés dar el primer paso. Dejar de fumar es posible”. De todas formas, poner imágenes positivas sería para una segunda instancia dentro de la campaña, según indicó Gerstemblüth.

“Las personas perciben como más riesgoso el contenido de un paquete que tiene una imagen desagradable. Pero esas imágenes negativas también pueden generar un efecto disuasorio”, expresó señalando que eso significa que los consumidores dejan de mirar las imágenes. “¿Prefiero que no vean la imagen o que lean un mensaje que te está diciendo que podés dejar de fumar?”.

En el departamento han realizado distintos estudios vinculados a las políticas antitabaco implementadas en Uruguay y de todos se desprenden que el resultado ha sido positivo. Algunos de esos trabajos han sido presentados ante la Comisión de Lucha contra el Tabaco y se han publicado en la revista Tobacco Control, principal publicación sobre la temática a nivel mundial.

Gerstemblüth se manifestó molesta porque ha escuchado a muchos comunicadores expresar que el etiquetado único “no sirve para nada” y señaló que ellos tienen pruebas fehacientes de que sí.

Gobierno decretó etiquetado genérico

Uruguay fue el primer país de América Latina en firmar un Convenio Marco de políticas antitabaco con la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el año 2004 y en el 2005 se comenzó a implementar. Australia, Gran Bretaña, Islandia y Francia son los países que ya tienen implementado el empaquetado genérico.

Las nuevas cajas de cigarrillos y paquetes de tabaco serán todas de color marrón y se eliminarán las tipografías de marca. Además, se mantendrán las imágenes de advertencia que ocupan el 80% y la envoltura interna no va a tener ningún elemento distintivo, según informó Jorge Basso, ministro de Salud Pública.

El secretario de Estado señaló que hace un año el Poder Ejecutivo envió al Parlamento el proyecto de ley sobre el empaquetado único, según lo establecido en los artículos 11 y 13 del convenio con la OMS.

“Con este decreto, sin perjuicio que hay un proyecto a nivel parlamentario, nos estamos adelantando para su pronta ejecución”, dijo Basso y aclaró que a partir de los seis meses de promulgado el decreto (febrero de 2019) se comenzará a controlar.