Intentar llegar en forma al verano puede traer graves consecuencias

Publicado: 19/10/2017 18:07
Intentar llegar en forma al verano puede traer graves consecuencias
Pixabay

Según los especialistas, es necesario tener cuidado con los programas de ejercicio y las dietas exprés tras un período de inactividad.

Finales de octubre: muchas personas ya comienzan programas de ejercicios y dietas exprés con la intención de llegar en forma al verano. Pero en ocasiones, la inactividad durante el resto del año no viene solo y puede producir desde molestias físicas hasta alteraciones graves en la salud.

“Los costos de arrancar en octubre o noviembre para mostrar tu cuerpo en el verano son altísimos. Por ejemplo, la gente que no hace absolutamente nada durante el año no tiene masa muscular y si se dedica a correr tiene grandes problemas de lesiones”, indicó el personal trainer Daniel Tangona al diario La Nación.

A su vez, Tangona señaló que si una persona no trabajó el cuerpo durante el año, comenzar de golpe puede tener consecuencias más importantes. “El corazón también es un músculo, y si lo tuviste parado y lo forzás de repente, podés llegar a tener un episodio cardíaco", sostuvo el especialista.

Por otro lado, Tangona se refirió a las conocidas dietas "de 600 calorías”, lo cual “empeora todo el panorama porque se pierde más masa muscular”. “Esto es gravísimo para el cuerpo, porque es la que aumenta el metabolismo y te hace quemar más calorías. Con la locura del verano se duerme mal, se come mal y se entrena mal. En la desesperación por mostrar el cuerpo se descontrola todo”, opinó el entrenador personal y agregó que el objetivo debería ser llegar “bien y sano a 2019".

Por su parte, el doctor Máximo Ravenna, especialista en nutrición, también declaró al medio argentino que si se tienen hasta 5 kilos de más, el pronóstico de acá al verano es bueno.

“Muchos que empiezan tratamientos para bajar de peso en este momento es gente que aumentó 5 o 6 kilos en el invierno y que sabe que puede bajarlos y llegar impecable al verano porque, además, el calor genera más contacto con el propio cuerpo, con la parte masculina y femenina, y eso ayuda a que uno pueda empezar un tratamiento para estar mejor", dijo Ravenna.

Igualmente, el profesional indicó que lo mejor es que el descenso de peso se dé en el menor tiempo posible. "El tratamiento tiene que ser hecho con rapidez, prontitud y con eficacia en el tiempo, que cuanto menor sea, mejor”, expresó.

Según él, “de nada sirve bajar lentamente si me voy a frustrar cada vez que me vea igual de gordo después de un año. Uno se tiene que ver flaco para aumentar la motivación” y a partir de ahí comenzar el tratamiento con un especialista informó el diario.