Coronavirus en Uruguay
1309

Confirmados

37

Fallecidos

1065

Recuperados

Coronavirus en el mundo
19.065.273

Confirmados

713.911

Fallecidos

12.203.812

Recuperados

Editorial:Un presupuesto post pandemia
Ver editoriales anteriores
Uruguay gana millonario juicio internacional contra la minera Aratirí /// Raffo la más votada pero FA lidera, según nueva encuestadora uruguaya /// Sartori contra Vázquez tras cuestionar los 100 mil puestos de trabajo /// Comisión Interamericana de DDHH pide no votar proyecto de Manini Ríos /// En Europa ponen la mira en Facundo Pellistri
Salud

26/05/2017 17:13

Hipotiroidismo, una enfermedad rodeada de mitos y diagnóstico erróneo

Recomiendan consultar al médico ante síntomas de depresión, aumento de peso o cansancio excesivo.

Hipotiroidismo, una enfermedad rodeada de mitos y diagnóstico erróneo
Cansancio, estrés, ansiedad, caída del cabello o aumento de peso sin motivo alguno son algunos de los síntomas que puede presentar alguien que padece hipotiroidismo. "Los pacientes que viven con hipotiroidismo, pero que no tienen un diagnóstico adecuado, con frecuencia se culpan a sí mismos por su bajo rendimiento en el trabajo o la escuela", dice en entrevista con Efe Eduardo Mateos, especialista en medicina interna.

Por eso "es importante hacerles saber a esas personas que es probable que la culpa no necesariamente es suya, sino de su enfermedad tiroidea", señala.

El hipotiroidismo, explica, es un problema de salud que se presenta debido a la escasez de hormonas tiroideas en la glándula tiroides.

Esta glándula es fundamental para el organismo, dado que produce, almacena y libera al torrente sanguíneo hormonas tiroideas, que se encargan de regular el metabolismo y la función de diferentes órganos.

Un estudio de la Fundación para la Tiroides de Canadá encontró que actualmente en el mundo hay entre 160 y 170 millones de personas con este problema, de las cuales la mitad no ha sido diagnosticada correctamente.

"Los síntomas del hipotiroidismo pueden ser muy variados y fáciles de confundir con efectos relacionados con las actividades propias de la vida en las ciudades, además de mitos como que es una enfermedad que solo afecta a mujeres o adultos mayores", subraya Mateos.

El especialista indica que esta es una enfermedad fácil y barata de diagnosticar, pues solo se requiere de un análisis de sangre en el laboratorio para medir los niveles de TSH (hormona estimulante de la tiroides).

No obstante, en ocasiones los síntomas son vagos y, de no ser detectada a tiempo, puede llegar a ser una enfermedad mortal. "Cuando no se diagnostica oportunamente, la persona puede tener serias alteraciones en su organismo, lo que puede derivar en la muerte", añade.

Según el experto, la población más afectada son las mujeres mayores de 40 años, así como hombres mayores de 60 años.

Una de las etapas de la vida más importantes en las que se tiene que poner atención sobre esta enfermedad es durante el embarazo, "pues es muy frecuente que se presente el hipotiroidismo", expresa.

Durante el período gestacional, la glándula tiroidea aumenta la producción de las hormonas e 50 %, lo cual puede ocasionar que la madre desarrolle algún tipo de alteración, ocasionando parto prematuro, preeclampsia, malformación fetal o aborto.

Sin embargo, el doctor explica que, aunque las consecuencias de no tratar los trastornos tiroideos pueden ser graves, especialmente en adultos mayores y embarazadas, si se detectan precozmente y se inicia tratamiento, la mayoría de pacientes se mantienen saludables y pueden llevar una vida normal.

Asimismo, Mateos recomienda que ante síntomas de depresión, aumento de peso o cansancio excesivo, el paciente visite a un endocrinólogo para que evalúe su estado de salud y, en caso de padecer la enfermedad, el especialista determine la dosis, que "debe ser personalizada de acuerdo a peso y edad".
EFE