Coronavirus en Uruguay
803

Confirmados

22

Fallecidos

650

Recuperados

Coronavirus en el mundo
5.683.735

Confirmados

353.998

Fallecidos

2.401.252

Recuperados

Editorial:La otra cara del Mayo francés
Ver editoriales anteriores
El Hospital Viladerbó reabrirá sus puertas tras brote de coronavirus /// El Pit-Cnt aprobó paro para el 4 de junio con movilización presencial /// Estados Unidos juega al límite entre el coronavirus y el desempleo /// Pandemia de hambre amenaza a Latinoamérica y el Caribe por el COVID-19 /// Uruguay y Brasil trabajan en la comisión binacional por el COVID-19
Salud

15/03/2017 17:35

Ideólogo de la reforma de la salud llamó a corregir debes del sistema

Daniel Olesker dijo que el Estado debe intervenir fijando precios y que no se deben devolver los excedentes de aportes al Fonasa.

Ideólogo de la reforma de la salud llamó a corregir debes del sistema

Presidencia

“La reforma será exitosa cuando un señor y su empleada doméstica entren a la mutualista, y allí no sepan quién es quién o cuanto ganan o aportan cada uno”.

Esto se lo dijo hace diez años un asesor israelí al entonces director general del Ministerio de Salud, Daniel Olesker, cuando el gobierno se aprestaba a implementar el Sistema Nacional Integrado de Salud.

El ex jerarca recordó esa frase este miércoles cuando, convocado por la Asociación de Dirigentes de Marketing, aportó su visión al cumplirse una década de la aplicación de una de las principales medidas de la primera administración del Frente Amplio.

En su balance, el que fuera ideólogo del sistema, el “padre de la criatura” como fue presentado en el evento, destacó que el Fondo Nacional de Salud permitió transformar un servicio fragmentado en uno de carácter universal.

“Hoy, por falta de dinero, en Uruguay no queda nadie sin atención médica. Ese es un hecho real”, aseguró.

Olesker, integrante del Instituto Cuesta Duarte del PIT CNT y uno de los referentes económicos del sector “ortodoxo” del Partido Socialista, llamó a comparar la situación actual no sólo con lo que sucedía antes, sino con lo que sucede hoy en otros países de la región.

Con 2,6 millones de afiliados, consideró “razonable” el nivel de aportes que el Estado debe hacer anualmente para asegurar la financiación del sistema, y que se prevé que llegue a los $ 9.500 millones al final de este período.

Olesker se refirió al “mal llamado déficit” del Fonasa, recordando que se trata de un aporte estructural de Rentas Generales, ya previsto por ley, similar al que se observa en países con seguros de salud similares, como Alemania o Francia.

Ese aporte representa hoy el 23% del total del sistema.

En ese sentido remarcó su total postura a favor que se suprima la devolución de los excedentes de los aportes que se hacen anualmente al Fonasa.

Recordó que ese reintegro no estaba previsto en la ley original. “Fue un agregado que se hizo después, con la opinión contraria del Ministerio de Salud, en particular la mía”.

Según sus cifras la eliminación de la devolución de aportes significaría una disminución de 5 puntos en el monto anual que el Estado destina a financiar al sistema.

“Fue propuesto en el período anterior. El Consejo de Ministros llegó a discutirlo pero por razones políticas no prosperó”, lamentó.

Hay que fonasear

El economista marcó una serie de “debes” que deberían solucionar a futuro.

Uno de ellos es resolver la situación de las 700.000 personas que siguen estando fuera del sistema y que siguen atendiéndose mediante carnet asistencial en ASSE.

Olesker llamó a su “fonasamiento”, cuyo costo equivaldría a unos US$ 150 millones.

Por otra parte llamó la atención sobre ciertos recursos que se están duplicando y mal gastando, a través de las “dobles coberturas” de personas que están afiliadas a dos sistemas de sanidad.

También observó el fracaso de la complementación asistencial entre los sectores público y privado.

Según expresó, la decisión de estimular la complementación fue errónea. “Debe haber reglas de juego claras. El Estado debe fjar los precios en los que se vendan todos los servicios, ya sea camas de CTI, tomografías o cualquier otro”.

No fue tanto

Olesker relativizó el impacto que para el sistema representa la estafa al Fonasa que viene siendo investigada por la Justicia, en donde el Estado terminó pagando por varios meses medio millar de afiliaciones falsas a través de empresas creadas especialmente.

“Si se suman todos los recursos que se gastaron en la maniobra, es una cifra infinitamente marginal con respecto al total del sistema. Hay que poner las cosas en su real dimensión”, dijo.

El ex ministro de Desarrollo Social cuestionó a las mutualistas por pagar por obtener afiliados, pero dijo que ese es un fenómeno que siempre existió.