Salud Pública contra comida rápida y exceso de sal y azúcar

Por: Anabella Aparicio

Salud

8/12/2016 04:59

Salud Pública contra comida rápida y exceso de sal y azúcar

MSP.

Una guía busca promover la alimentación saludable y compartida, y así evitar enfermedades relacionadas con malos hábitos de los uruguayos.

Preparar la vianda en la noche, dejar el celular y comer en familia o invitar a un compañero de trabajo y mantener reuniones laborales de pie, son algunas de las propuestas que integran la Guía Alimentaria para la población uruguaya.

El Ministerio de Salud Pública (MSP) promueve una serie de “claves de tu día a día” con el objetivo de mejorar el estilo de vida y la forma de comer de los uruguayos y así obtener “un modo más saludable y placentero”.

Para destacar la importancia de esto, el MSP señala que “enfermedades relacionadas con una inadecuada alimentación constituyen el principal problema de Salud Pública”.

Dos de cada tres uruguayos corren riesgo de sufrir graves consecuencias en su organismo, por sobrepeso, obesidad, hipertensión u otras complicaciones.

Por lo tanto, se ofrecen diferentes propuestas para incorporar a la rutina principalmente de quienes tienen menos tiempo y se alimentan mal, para adoptar hábitos saludables.

La revalorización de la comida casera y saludable, usar la cocina como una oportunidad para construir relaciones más equitativas entre mujeres y hombres, cocinar en casa y en familia, son algunas de las cosas que se recomiendan.

“Disfruta la comida: comé despacio y cuando puedas, hacelo en compañía. Invitá a un compañero de trabajo”, es una de las recomendaciones.

“Antes de sentarte a comer prepará la mesa, apagá la televisión y los celulares. Tratá de no hacer otras actividades durante la comida. Disfrutala!”, agrega.

Se menciona también que “la comida se aleja cada vez más de ser un acto colectivo. Se quebrantó el comensal y nació la nueva manera de comer a cualquier hora y en cualquier lugar”.

El MSP explica que cuando una persona come rodeado de distracciones, el cerebro no registra qué y cuánta comida se ingiere. Por eso también se recomienda masticar despacio y aumentar la concentración. “Los lugares limpios, tranquilos y cómodos contribuyen a no comer en exceso”, agrega.

En caso de almorzar o cenar en un bar o restaurante se recomienda que sea un local que ofrezca preparaciones de tipo casero, a base de alimentos naturales o mínimamente procesados. “Siempre que sea posible evitá los locales de comida rápida”, indica la guía.

Reafirma también la importancia de preparar una vianda para llevar al trabajo como almuerzo y evitar comprar comida. “Si te organizás es posible invertir tiempo para preparar en casa una vianda para llevar al trabajo. Prepará y congelá comida para la semana”, agrega.

Los alimentos preparados en casa tienen poca cantidad de sal, azúcar y grasas en comparación con los alimentos procesados o ultraprocesados (snacks o comida rápida) lo que se asocia con un buen nivel de salud, bienestar y una incidencia baja de enfermedades, según expresa la guía.

Se recomienda evitar en la dieta diaria productos como papas fritas, nuggets, panchos, hamburguesas, fiambres, snacks, caldos, sopas instantáneas y aderezos. Asimismo, no se recomiendan bebidas tales como refrescos, jugos artificiales y aguas saborizadas, y en dulces, alfajores, galletitas rellenas, helados, golosinas.

Por otra parte, se hace énfasis en la importancia del desayuno. “Es la principal comida del día para mantener peso apropiado, y mejorar el rendimiento físico y mental. Salteárselo produce decaimiento, falta de concentración y mal humor”, indica.

Como por lo general la falta de tiempo es principal excusa, se sugiere incorporar el hábito de dejarlo pronto la noche anterior y levantarse quince minutos antes. Un lácteo, pan y fruta es lo más apropiado según el MSP.

Actividad física

“No creas en las promesas de productos para la pérdida rápida de peso o para combatir el cáncer. Recordá que no existen los alimentos ni productos mágicos”, indica el texto.

Para mantenerse activo y hacer ejercicio, se propone en el ámbito laboral caminar cinco minutos por cada hora sentado, realizar reuniones de pie y hablar por teléfono caminando, como forma de disminuir el tiempo de inactividad física.

Para la rutina diaria, se sugiere hacer tareas del hogar, subir escaleras o bajarse dos o tres paradas antes del destino cuando se viaja en ómnibus.

Alimentos recomendables

Se sugiere comer variado para adquirir todos los nutrientes saludables. “Combinar alimentos de origen vegetal —como verduras, frutas, porotos, lentejas y garbanzos, fideos, arroz o polenta— con alimentos de origen animal —como huevos y leche, y cantidades moderadas de carnes— se obtiene una alimentación nutricionalmente equilibrada”.

Las frutas, verduras, leguminosas, nueces y pescados contienen compuestos con propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. Se recomienda incluir el pescado al menos una vez a la semana y reducir el consumo de carnes procesadas como fiambres y embutidos.

Se aconseja también el consumo de lácteos, que representan las dos terceras partes del calcio que consumimos en Uruguay. “La leche, el yogur, el queso y la ricota aportan calcio y vitaminas A y D. Sin lácteos en el desayuno es difícil alcanzar las tres porciones que precisamos por día para mantener la salud de los huesos”. Pero se sugiere no sustituir totalmente la leche por el queso, por ejemplo.

También se menciona que es mejor utilizar aceite en lugar de grasas para preparar comidas, preparar los alimentos al horno, a la plancha, hervido, al vapor o en la parrilla, en vez de fritas. Así como limitar el consumo de fiambre y embutidos.