Empleados del comercio y servicios paran el viernes en todo el país

Economia & Agro

19/06/2019 12:16

Empleados del comercio y servicios paran el viernes en todo el país

El gremio, que reclama que ese día se establezca como feriado no laborable, advierte que esta medida provocará "afectación" en los servicios

La Federación Uruguaya de Empleados de Comercio y Servicios (Fuecys) convocó a un paro nacional para el próximo viernes 21 de junio a partir de las 9 de la mañana, según informó a ECOS el presidente del sindicato, Fabio Riverón.

Los trabajadores paralizarán sus actividades para concentrarse a las 10 de la mañana para marchar al Palacio Legislativo y luego participar de un acto que se realizará en la Plaza José " Pepe D´Elia, ubicada en el centro del barrio Goes.

Desde hace siete años, el sindicato reclama que el 21 de junio se establezca como el "Día de la trabajadora y el trabajador del comercio y los servicios”, un feriado, no laborable y pago, que beneficie a los empleados del sector.

Esta fecha "está atada" con el día en que nació José “Pepe” D’Elía, fundador de la vieja Federación de Comercio e Industria y de la central obrera del Pit-Cnt. "El año pasado tuvimos la suerte que el proyecto se aprobó en la Cámara de Diputados, a partir de allí hemos venido tratando que se apruebe en el Senado sin mucho éxito", explicó Riverón.

Este es uno de los reclamos que están sobre la mesa. En el acto, también se hará referencia a las conquistas conseguidas por los trabajadores, entre ellas, a la la ley de negociación colectiva, sobre todo, en virtud de lo que pasó en la Organización Internacional del Trabajo (OIT), señaló el presidente de la Fuceys.

El tercer eje central tendrá que ver con una campaña de sindicalización que el sindicato lanza formalmente a partir del 21 de junio de características nacionales intentando fortalecer la organización en todo el país.

Riverón advirtió que esta medida gremial provocará "afectación" en los servicios de todo el país. Si bien el paro tiene es de carácter parcial, hay sectores ya lo definieron de 24 horas, como por ejemplo, el de la seguridad privada.

A su vez, se prevé que haya mayores inconvenientes en el interior, ya que el paro, para aquellos empleados que trabajan fuera de Montevideo, también se extenderá por 24 horas con el fin de que puedan trasladarse hasta la capital. A esto se suma que, en estos casos, es más difícil cubrir a quienes deciden adherirse a la movilización. Ya son más de 500 los trabajadores que confirmaron que llegaran desde distintos puntos del país.

Desde las cámaras empresariales, la posibilidad de que se decrete un feriado no laborable para ese día se observa con preocupación, ya que aseguraron que se vería como “un nuevo impuesto” que estimaron en un costo de 20 millones de dólares.

Sin embargo, Riverón consideró que esa cifra es "bastante exagerada" y afirmó que en ese número están contemplados sectores que no fueron abarcados dentro del proyecto de ley. Los trabajadores del comercio en general y el comercio minorista, los servicios, las entidades gremiales y los clubes deportivos serían los que gozarían de este beneficio. Pero, las cámaras empresariales también incluyeron comercios gastronómicos que no están abarcados en este feriado porque ya tienen establecido el de su sector. claramente son del sindicato gastronómico, no son de Fuecys.

Visiblemente molesto con los argumentos que llegaron desde las cámaras empresariales, Riverón llamó a discutir los márgenes de ganancia y de acumulación de riqueza que las empresas del sector han tenido en los últimos 15 años. "Estamos muy convencidos que el proceso de acumulación de riqueza ha sido extraordinario en los últimos años en Uruguay", aseveró.

En defensa de los trabajadores del sector, Riverón dijo que todos saben "los horarios y la desregularización que tienen en el comercio los compañeras y los compañeros que prácticamente trabajan los 365 días del año". Muchos de ellos, además, "con una extensión horaria bastante complicada para tener una vida casi normal".

Por último, recordó que se trata de reivindicara a José “Pepe” D’Elía, lo que significó no solamente para el movimiento sindical sino para la política uruguaya. "Una figura que está reconocida en todas las filas partidarias como un compañero que siempre bregó por el diálogo y por la unidad. Parecerían méritos suficientes como para que ese día se plasme en ley lo más pronto posible", cerró.