Ferrocarril Central costará US$ 970 millones y generará 2.000 empleos

Economia & Agro

6/06/2019 14:06

Ferrocarril Central costará US$ 970 millones y generará 2.000 empleos

"Tampoco esto es una central nuclear, es una obra de ingeniería. No tenemos nada que esconder", se expresó desde el consorcio Vía Central.

El proyecto del Ferrocarril Central, que prevé una importación de 887 kilómetros de riel y la instalación de una fábrica para el confeccionamiento de unos 550 mil durmientes, implicará la creación de 2.000 puestos de trabajo directos.

La iniciativa que unirá a Montevideo con Paso de los Toros fue presentada este jueves en el hotel Radisson Victoria Plaza, donde el representante legal del consorcio Vía Central, Alejandro Ruibal, estimó que el costo del proyecto será de 880 millones de dólares.

A este monto se deben sumar unos 90 millones de dólares más, correspondientes a obras complementarias que implican, por ejemplo, la construcción de puentes viales y trincheras para permitir el paso del ferrocarril a través del trazado.

La obra para construir el Ferrocarril Central ya se inició y llevará 36 meses, más otros tres meses de comisionamiento, tiempo en el que se entregará el proyecto terminado. Se dividirá en cinco tramos para trabajar en simultáneo. "El proyecto ya está lanzado", aseguró.

En la conferencia se indicó que en estos primeros seis meses se registrará un ingreso de personal que llegará a unas 600 personas y durante el 2020 y 2021 se llegará al pico de los 2.000 empleados que trabajarán de forma directa para la obra. También, habrá una cantidad importante de trabajos indirectos.

"Se va a tomar mano de obra local para todas las tareas que podamos hacer los uruguayos y aquellas tareas especializadas que impliquen algún expertise particular sí vendrán extranjeros", señaló Ruibal.

También se planeó una obra de trincheras en la ciudad de Las Piedras que se extenderá por 24 meses, dijo. La extensión de dos años en este caso tiene como objetivo que el proyecto vaya avanzando por tramos para que la localidad no "quede paralizada". A su vez, esta construcción de estas características será desarrollada en Uruguayana y Capurro. Esta planificado que estas obras comiencen poco antes de fin de año.

Uno de los aspectos "novedosos" de este proyecto que implica la la remoción de la vía existente y el montaje de la nueva vía, es que se utilizarán, por primera vez, unos 550 mil durmientes de hormigón. Para esto, se instalará una planta que permitirá esta producción con tecnología de punta, indicó el representante legal del consorcio Vía Central.

En Florida se establecerá el obrador principal, con plantas de pre-fabricación de durmientes y soldadura de rieles. También se dispondrá un obrador importante en el departamento de Durazno.

El proyecto prevé una inversión en seguridad, con alambrados olímpicos a los costados de la vía en las zonas urbanas y barreras modernas con sonido e iluminación. Pero el hecho de que una persona igualmente eluda todos estos elementos es "cultural", consideró. Por eso, Ruibal opinó que se debe trabajar en la educación teniendo en cuenta que el país tiene "un nuevo modo de transporte como el ferroviario".

Asimismo, se prevé colocar barreras sonoras donde sean necesarias con el fin de preservar a los habitantes del ruido que generará el paso de los trenes que irán a una velocidad de hasta 35 kilómetros por hora en las zonas urbanas.

"Tampoco esto es una central nuclear, es una obra de ingeniería. No tenemos nada que esconder", expresó. En este sentido, llamó a "bajar un poco el miedo" y afirmó que se pondrán "buenos recursos para evitar los riesgos".

Por su parte, el ministro de Transporte y Obras Públicas (MTOP), Victor Rossi, informó que una vez construida esta vía habilitará el pasaje de 4.5 millones de toneladas. "Esto permite perfectamente el transporte de la carga de UPM si se confirma y si la pasta de celulosa existe en ese volumen anunciado de 2 millones de toneladas", explicó.

Otro tanto, apunta a recuperar el volumen que el ferrocarril en algún momento tuvo, además de la carga nueva que se ha generado en el país -porque la producción ha crecido- que tendrá la oportunidad de un flete que va a ser más barato y más ágil. "Estamos convencidos de que Uruguay necesita incorporar el modo ferroviario a su futuro", aseveró Rossi.

"También estamos trabajando y avanzando mucho hacia el litoral en la recuperación de otras vías. Por lo tanto, el Ferrocarril Central culminaría con dos ramales que tocarían la frontera con Brasil y con Argentina. Esto es una mirada a futuro, del Uruguay capaz de vincular el puerto de Montevideo con el conjunto de la región".

Por otro lado, los más de 600 padrones expropiados seguirán avanzado. "La vía, el trazado y las modificaciones están definidas. No puedo decir que esto es intocable pero en líneas generales ya se ha estudiado con mucha atención todas las opciones que se han planteado y este es el mejor proyecto de vía", dijo Rossi respecto a los reclamos de los vecinos y las firmas que se han estado reuniendo para impedir que se continúe con la obra.