Empleados de Caputto esperan llegada de dinero para comenzar la zafra

Economia & Agro

27/03/2019 17:09

Empleados de Caputto esperan llegada de dinero para comenzar la zafra

El interventor de la empresa dijo que el préstamo no incluye el pago de créditos laborales anteriores al 25 de febrero.

La confirmación del Poder Ejecutivo de crear un fondo citrícola para atender la grave situación de Caputto fue recibida con beneplácito por los trabajadores que integran la empresa. Sin embargo, pese a la buena noticia, los trabajadores esperan que la adjudicación de fondos se haga cuanto antes para comenzar la zafra.

"Ayer (por el martes) entró el proyecto al Parlamento y tenemos entendido que se vota en Diputados el viernes y en el Senado el próximo martes. Nosotros esperamos una resolución positiva y que el dinero se adjudique cuanto antes al interventor para el comienzo de la zafra", dijo a ECOS el coordinador general del Sindicato Único de Citrícola Salteña (SUCSAL), Marcelo Di Paola.

Si bien la cosecha está prevista para los primeros días de abril, esta se extenderá por "los procesos naturales" que jugaron a favor de las negociaciones y le dieron tiempo al Ejecutivo de enviar el dinero.

"Los tiempos de cosecha estaban previstos para estos días pero esto siempre se maneja según las condiciones del tiempo y la maduración de la fruta. La fruta está en condiciones y la postergación de unos días más le va a dar tiempo a que el Interventor se haga del dinero", agregó Di Paola.

El proyecto de ley remitido este martes 26 prevé la creación de un fondo de 115 millones de pesos para atender la situación de Caputto mediante un préstamo reembolsable.

Según manifestó Di Paola de la cosecha de fruta dependen 1.900 trabajadores de manera directa y el dinero será destinado a la puesta en funcionamiento de la empresa, para la compra de insumos que permitan realizar la cosecha, pero no para el pago de salarios.

"Tanto Murro como el prosecretario (Juan Andrés) Roballo nos manifestaron que el dinero es para comenzar a funcionar nuevamente y no para saldar la deuda de los trabajadores. Para que nosotros podamos cobrar la empresa debe funcionar y generar liquidez. Hoy del total de empleados hay 950 con algún atraso salarial", explicó el referente gremial.

El interventor de la empresa, el doctor Fernando Cabrera, de la Liga de Defensa Comercial, dijo a ECOS que por ahora no hay interés formal por parte de privados para adquirir la compañía.

“La empresa pidió el concurso y la Justicia determinó que la Liga de Defensa Comercial sea la interventora. Eso quiero dejarlo claro ante algunas versiones de prensa equivocadas. El préstamo no incluye el pago de créditos laborales anteriores al 25 de febrero pero si incluye el pago de salarios a partir de esta cosecha. Por ahora la empresa no tiene propuestas formales por parte de los privados pese al interés demostrado por algunos grupos. El 22 de agosto hay una instancia en la junta de acreedores y ahí se tomarán dos caminos. O se acepta un convenio con los acreedores o se va a liquidación. Si hay un acuerdo la intervención cesa hasta que se completen los trámites legalmente previstos en la homologación del acuerdo y si se va a liquidación la Liga de Defensa Comercial asume el papel de síndico”, dijo Cabrera.

El fondo de 115 millones de pesos será gestionado a través de la Agenda Nacional de Desarrollo (ANDE) y tiene participación directa del Ministerio de Industria, Energía y Minería y de la cartera de Ganadería, Agricultura y Pesca.

Además, según informó el jerarca de Trabajo y Seguridad Social, Ernesto Murro, el mecanismo le permitirá brindar préstamos reintegrables a doce meses para atender de manera exclusiva los costos directos e indirectos de la cosecha.

"El dinero que se envía es para la clasificación de la fruta, el empaque y la venta de los productos", confirmó Di Paola.

"Sin el fondo la cosecha no empieza y la empresa se funde. Hoy la empresa está quebrada, no hay ni para comprar un tornillo y no hay insumos para trabajar. La empresa tiene una deuda enorme también con otras empresas", cerró el dirigente.

Una de las empresas que sintió el coletazo de la crisis de Caputto fue Pamer, la fábrica de papel más grande de Mercedes que nuclea a 280 trabajadores.

El 19 de marzo la empresa envió a 100 trabajadores al seguro de paro debido a que la empresa no puede sostenerse sin el cobro de un dinero que Caputto le debe y que asciende a los tres millones de dólares.

"La situación tiene un foco en la baja producción pero también en una deuda enorme que tiene Caputto con nosotros y que sin ese dinero no se puede funcionar. Hoy la citrícola debe tres millones de dólares y sin ese dinero la empresa tomó la determinación de enviar a 100 trabajadores al seguro de paro. Si bien el anuncio fue hace unos días se cristalizó en las últimas horas porque el lunes ya hubo muchos compañeros que no fueron a la planta", dijo a ECOS en su momento el vicepresidente del gremio de Pamer, Juan Perini.