AEBU dividido por el hijo de Vázquez y una consultora argentina

Economia & Agro

14/02/2019 18:44

AEBU dividido por el hijo de Vázquez y una consultora argentina

Luego que radicales denunciaran estos vínculos, sectores moderados dijeron que el tema no fue tratado en el gremio y que no tienen pruebas.

En las últimas horas se ha vuelto a poner sobre la mesa, luego de una denuncia por parte de integrantes de AEBU, sobre el vínculo del hijo de Tabaré Vázquez, Javier, con la compra del nuevo sistema financiero, Bantotal, del Banco República (BROU).

A su vez. se sumó otra acusación: que la institución financiera está trabajando con una consultora argentina, Axiona, que también lo hizo con Ancap y fue investigada a nivel parlamentario.

Estas acusaciones realizadas al medio Agesor por el presidente del Consejo Financiero Oficial, Matías Arbizu, y la presidenta de la Comisión Representativa del BROU, Lorena Lavecchia, generaron posturas encontradas en la interna del sindicato bancario (AEBU) entre las agrupaciones moderadas y las radicales.

Luego que el tema reapareciera en la prensa, los sectores moderados del sindicato, que en el Consejo Central son mayoría, citaron a una conferencia de prensa "para aclarar algunos puntos de muchas de las cosas que se están diciendo en nombre de AEBU que no es la realidad", dijo el presidente del sindicato, Pedro Steffano. "(El Consejo Central) no comparte las cosas que se han dicho sobre el Banco República", sostuvo.

Por su parte, el consejero central e integrante de la representativa del BROU por la lista 98, Roberto Umpiérrez, sostuvo que el objetivo de citar a los medios fue "desterrar algunos conceptos falaces" que "no solo atacan a la institución, sino también a los trabajadores". Puntualmente se refirió a "presuntos contratos ilícitos con consultorías y demás".

"En ningún organismo del sindicato fueron presentadas pruebas de estas presuntas ilicitudes, ni siquiera se han discutido", aseguró. "Alentamos que si alguien tiene algo para presentar lo haga", prosiguió.

"Cualquier ataque que hay muchas veces con afanes políticos de golpear Directorios llevan a afectar la confianza, la estabilidad y la credibilidad de las instituciones", arremetió Umpiérrez.

Por último, el consejero Dante Romero expresó: "Acá hay compañeros que entienden que"la independencia de clase se manifiesta en una postura de oposición sistemática a cada paso que se da desde el Directorio, sin pensar que en esas dificultades está implícito el trabajo de nuestros propios compañeros".

Reunión fallida y medidas en puerta

El directorio de BROU suspendió la reunión que iban a mantener con representantes del sindicato bancario (AEBU) de forma unilateral sin justificación alguna y no estableció una nueva fecha, denunció la presidenta de la Representativa del Banco, Lavecchia.

Uno de los temas que se iban a tratar en este encuentro era la liquidación de la partida del quebranto, de naturaleza salarial, punto que preocupa especialmente al gremio. El martes se había anunciado que, en caso de que no se propusiera una solución por parte del Banco, los trabajadores tomarían medidas que iban a afectar el servicio de cajeros automáticos de la institución financiera.

Ante esta situación, Lavecchia sostuvo que "es un hecho" que tomará esta determinación, lo único que cambiaría la situación es que el Directorio propusiera una solución que conforme a los trabajadores.

Cortar el horario extraordinario, las horas extras y las guardias gremiales, son las medidas que baraja la agrupación más radical dentro del sindicato, "Coordinación para el Cambio", que es mayoría dentro de la Representativa. "Seguramente sean sorpresivos y zonales, donde tenga mayor impacto", anunció Lavecchia.

"Si vamos a hacer medidas tienen que ser efectivas sino no se hacen", explicó. Entre los lugares que se barajan se encuentra la zona este del país, que aún está en temporada alta.

El próximo lunes habrá reunión de la Representativa, en caso que la situación permanezca incambiada, se anunciarán las medias y se votarán. Los radicales cuentan con seis votos de once, por lo tanto, está reunión es simplemente una formalidad.

La agrupación 98, sector moderado y que tiene cuatro votos dentro de la Representativa, rechaza las medidas anunciadas y no las apoyarán. "Para nosotros no es un momento oportuno porque estamos sobre finales del mes y previo a comienzos de clase", dijo Umpiérrez de la lista 98. "Hoy por hoy dejar desabastecidos los cajeros es dejar sin dinero a la gente", indicó.

"Nosotros respetamos la decisión de un organismo y la vamos a acatar como tal, no vamos a llamar a sublevar a nadie", añadió.

"En todo los conflictos, siempre que se puede, lo que uno busca es poner a la ciudadanía el lado de uno, que la gente entienda la problemática. Acá hay un reclamo que es justo, entendemos la problemática", afirmó Umpiérrez.

Según el dirigente sindical, la agrupación propuso a mediados del año pasado formar una comisión de trabajo para tratar el problema. "Se resolvió que no por mayoría, es democrático. Nosotros no queremos pasarle por encima a nadie, simplemente discrepamos, tenemos diferentes formas de encarar la solución", señaló Umpiérrez.

Sin embargo, Lavecchia dijo que su objetivo no es perjudicar a la población. Por eso, anunciaron previamente al Directorio para no perjudicar a los clientes y que no deban llegar a tal punto. "Pero te acorralan", aseveró la presidenta de la Representativa.

"No sé que trabajador al que durante siete meses no sabe qué le están pagando y si le están pagando bien, en las condiciones que estamos trabajando, se queda muy pancho en su lugar", expresó.

La presidenta de la Representativa considera que la decisión tomada por el Directorio del BROU de suspender la reunión "es una especie de represalia por haber anunciado que podía haber medidas".

"Es la primera vez que hacen algo así. Pero es peor, ante la irregularidad en el pago de los salarios, la falta de regulación, encima hay una especie de represión", reflexionó.

Por último, la presidenta envió una carta al Ministerio de Trabajo solicitando que se instale un ámbito de discusión para resolver el problema respecto a la liquidación del quebranto.