Flexibilizarán inclusión financiera para los trabajadores y pasivos

Economia & Agro

21/12/2017 18:32

Flexibilizarán inclusión financiera para los trabajadores y pasivos

Los jubilados quedarán exentos y podrán cobrar en efectivo. Asalariados tendrán la posibilidad de retirar sus haberes en un solo movimiento.

Luego que se apruebe un proyecto de ley que el Poder Ejecutivo está redactando y que será enviado al Parlamento el año que viene, aquellos pasivos que prefieran cobrar cada mes su prestación mensual en efectivo podrán hacerlo.

A su vez, los trabajadores tendrán la opción de, bajo determinadas condiciones, retirar en un solo movimiento su salario una vez este sea acreditado en la red bancaria por parte de su empleador.

Estas son algunos de los "nuevos avances" presentados este jueves por el Ministerio de Economía y Finanzas que, en la práctica, representan una suerte de flexibilización del sistema de inclusión financiera.

Las medidas fueron presentadas por el subsecretario Pablo Ferreri en forma conjunta con algunos integrantes de la bancada del Frente Amplio.

Según explicó el jerarca, se mantendrá el derecho de todos los pasivos y beneficiarios de prestaciones sociales a cobrar sus retribuciones por medios electrónicos, pero quedarán eximidos de hacerlo por dichos medios.

Ferreri justificó la medida en que la obligatoriedad del pago de haberes de forma electrónica está asociada a la intención de prevenir el informalismo en el mercado de trabajo, algo que en el caso de los pasivos no existe.

Hasta ahora la obligación de cobrar a través de medios eléctronicos regía para los jubilados a partir de noviembre de 2015. Es decir, aquellos que, presumiblemente, ya venían cobrando su salario como activos a través de dicha vía.

Con respecto a los trabajadores, el gobierno dispondrá que las instituciones bancarias que ofrecen el servicio de pago de salarios deberán permitir el retiro de la totalidad de los haberes de una sola vez y sin costo, siempre que sea en el primer movimiento que el usuario haga una vez que el sueldo le sea depositado.

El paquete de medidas incluye una nueva prórroga al esquema de pago de remuneraciones por medios electrónicos en el servicio doméstico.

Así, a partir del 1 de abril de 2018 quedarán incluidos los trabajadores que perciben su salario de forma mensual. En el caso de los jornaleros, la obligación comenzará a regir el 1 de enero de 2019.

En el caso de que su empleador sea un jubilado o pensionista, quedará exceptuado y podrá seguir pagándole el salario en efectivo.

Ferreri también anunció una serie de modificaciones al sistema de pago mediante "tickets de alimentación". A partir de la aprobación de la ley que el gobierno redactará, este mecanismo no tendrá costo para el empleador y cada trabajador podrá elegir la institución a través de la cual cobrar.

Se tratará de un régimen análogo al que está previsto actualmente para el pago de salarios.

Subsidios a POS

Economía adelantó otra serie de cambios en la Ley de Inclusión Financiera que serán a través de decretos, destinados a "mejorar la aceptación de los medios de pago electrónicos por parte de los pequeños comercios".

Así, se subsidiará hasta fines de 2018 el cien por ciento del alquiler mensual del POS para las empresas de dimensión reducida y monotributistas. En el caso de las firmas que facturen hasta 4 millones de unidades indexadas, el beneficio será del 70%.

Dichos subsidios pasarán a ser en 2019, del 70% y del 40% respectivamente.

Las empresas beneficiadas con estas disposiciones continuarán, además, exoneradas de las retenciones de impuestos por compras a través de medios de pago electrónicos hasta finales del año próximo.

Economía implementará a su vez un nuevo régimen de inversiones para incentivar la instalación de POS en comercios ubicados en los municipios A,D,F y G, los de menor inclusión financiera de Montevideo. Una medida que también regirá para el interior del paìs con mayores incentivos cuanto más chicas sean las localidades.

Menos aranceles

El último capítulo de las medidas anunciadas por Ferreri implica un acuerdo con las empresas emisoras de tarjetas para la rebaja de los aranceles que les cobran a los comerciantes.

Según explicó el subsecretario, en el caso de las tarjetas de débito bajará del 2,2% actual al 1,5% en las pròximas semanas.

Las ventas con tarjetas de crédito pasarán a tener un arancel de 4%, frente al 4,5% vigente.

Ferreri dijo al respecto que se está trabajando en un "acuerdo amplio" con todos los actores involucrados para llegar a un conjunto de modificaciones adicionales al funcionamiento del sistema de pagos electrónicos para lograr una mayor reducción de los costos a los comercios.

En ese sentido, puntualizó que el objetivo es alcanzar, en función de la evolución en el número de las operaciones, un arancel de 0,85% para las ventas con débito y uno de 2,25% para las de crédito en una cuota.