Coronavirus en Uruguay
764

Confirmados

22

Fallecidos

616

Recuperados

Coronavirus en el mundo
5.379.886

Confirmados

344.345

Fallecidos

2.209.422

Recuperados

Editorial:
La otra cara del Mayo francés Ver historial
Policía de Hong Kong reprimió a manifestantes que protestaban contra ley de seguridad /// Hay cinco nuevos casos de coronavirus en Uruguay y 618 recuperados /// Bolsonaro ignoró recomendaciones y se mezcló con cientos de seguidores /// La música no para en tiempos en los que las escasez aprieta en Bolivia /// Una fotografía de jugadores reunidos generó polémica por confinamiento en España
Economía

20/11/2017 13:19

Lista de Sendic critica que tarifas públicas se usen para "recaudar"

El sector del ex vicepresidente apuntó directamente al MEF por utilizar a las empresas del Estado para corregir el déficit fiscal.

Lista de Sendic critica que tarifas  públicas se usen para "recaudar"

Lista 711

"Estamos frente a una disyuntiva: o aprovechamos el cambio en la matriz energética del país para beneficio de los uruguayos o lo usamos para recaudar y equilibrar el déficit estructural que tenemos". Así lo expresa un planteo de la Lista 711, haciéndose eco de los trascendidos sobre un eventual aumento del 7% en las tarifas de UTE promovido por el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), cuando las autoridades de la empresa pensaban rebajarla en 5% a fin de año.

El sector, liderado por el exvicepresidente Raúl Sendic, ingresa así de lleno en una discusión que divide aguas en la interna del gobierno, en momentos además en que el ente muestra un resultado positivo de US$ 350 millones, según el balance del primer semestre de 2017.

También es un episodio más de la tensión de ya vieja data entre Asamblea Uruguay, liderada por el ministro de Economía, Danilo Astori, y la Lista 711, que suma ya varios capítulos. El último es el que enfrentó al propio Astori con el senador Leonardo de León, mano derecha de Sendic, por una eventual comparecencia de este último al Tribunal de Conducta Política del Frente Amplio.

"Estamos, sin lugar a dudas, frente a diferentes visiones en cuanto al papel de las empresas públicas en el Uruguay", afirma la propuesta. "Nosotros creemos que deberían ser dinamizadoras de la economía y estar el servicio de los uruguayos".

Frente a esa postura se afirma que "otros" sostienen que deberían servir para corregir los problemas estructurales del país, como el déficit fiscal.

Lo que plantea la 711 es utilizar los excedentes energéticos, cerca del 10% de lo que se genera anualmente, para promover sectores productivos y generadores de empleo utilizando esa energía generada a costos reducidos.

En ese marco, se destaca que el país culminó el año pasado con un balance de alta penetración de energías renovables en su matriz eléctrica. De hecho, de los 365 días del año, en 178 la electricidad provino enteramente de fuentes de ese tipo, mientras que solo 4% fue basada en fuentes fósiles.

El sector liderado por el ex vicepresidente lamentó que, mientras que UTE viene registrando una fuerte caída en los costos de generación, producto de la consolidación y expansión de los parques eólicos, ese beneficio fuera trasladado solo en forma parcial a las tarifas.

Esto sucedió debido a que, como se preocuparon en resaltar, el MEF solicitó en el último año un mayor aporte de utilidades a la empresa. Así, UTE volcó a Rentas Generales US$ 240 millones a finales de 2016.

En ese sentido y basándose en cifras del propio ente, se señala que el costo de generar energía bajó de los US$ 80 el megawatt/hora en 2013, a los US$ 55 registrados el año pasado. La cifra incluye a su vez la gestión, transmisión, distribución, comercialización en inversiones.

La décima parte de la energía generada en 2016 no se utilizó, representando aproximadamente unos 1000 gigawatts por hora.

Un excedente que, se apunta, se ha venido "malvendiendo" a la región, fundamentalmente a Argentina, a un precio que giró en torno a los US$ 7 el megawatt/hora.

El planteo de la 711 marca que, según las proyecciones técnicas, hacia el año 2022 los excedentes pueden llegar a representar hasta 1200 Gw/h. Si se siguieran exportando al país vecino al mismo precio, UTE tendria ingresos por US$ 10 millones al año.

Lo que propone el sector del exvicepresidente es sustituir la venta al exterior de ese excedente y utilizarlo en el mercado interno, a precios menores a los que comercializa UTE priorizando determinados sectores.

Una de las alternativas sería la subasta, donde el cliente pueda comprar cuando se genere más energía de la necesaria, lo que permitiría a las empresas obtenerla a menor costo.

Otra sería que esos excedentes a bajo precio solo estuvieran disponibles para emprendimientos nuevos o que generen capacidad productiva, con un beneficio similar al previsto en la Ley de Inversiones.

También, se señala, podrían utilizarse para fomentar el desarrollo de sistemas de riego multiprediales o el desarrollo de proyectos que tengan como elemento limitante el componente energético.

Finalmente, la propuesta apunta al fomento de los vehículos eléctricos que, a 2025, consumirían el 4% de la electricidad demandada a nivel nacional.

Dicha energía equivale a una central de generación firme de 60 MW durante todo el año. La demanda de los medios de transporte eléctrico podría ser cubierta, se indica, con los excedentes generados por una eventual segunda planta de UPM.

"Estamos frente a una gran oportunidad, a partir del cambio de la matriz energética, de tener una gran capacidad de generación renovable y a bajos costos de generación", dice la propuesta. "El país podría darle competividad a los sectores productivos y dinamizar diferentes regiones, estimulando el emprendedurismo y a la pequeña y mediana empresa".