Coronavirus en Uruguay
789

Confirmados

22

Fallecidos

638

Recuperados

Coronavirus en el mundo
5.683.735

Confirmados

353.998

Fallecidos

2.401.252

Recuperados

Editorial:La otra cara del Mayo francés
Ver editoriales anteriores
El saqueo gasolinero en Venezuela /// ¿Cuántas toneladas de residuos se generan en Montevideo? /// Té: una historia de amor que resiste el paso del tiempo /// Revelan el ángulo del asteroide que pudo acabar con los dinosaurios /// Rania de Jordania y Melania Trump, un duelo estilístico
Economía

10/11/2017 13:27

La empresa UPM le pide al gobierno un puerto de aguas profundas

"Hay que tener una conectividad firme, buena y confiable entre la planta y el puerto de Montevideo", dijo ejecutivo en Paso de los Toros.

La empresa UPM le pide al gobierno un puerto de aguas profundas

Presidencia

El gerente general de UPM, Javier Solari, dijo este viernes en un encuentro ante vecinos de Paso de los Toros, que esta empresa finlandesa le indicó el gobierno que hace falta un puerto de aguas profundas.

"La planta tiene que estar conectada con el puerto (de Montevideo) de forma manconumanada. Una vez que se produce la celulosa, esta no se puede stockear al aire libre. Es lo que se llama una 'cadena caliente'. Tiene que llegar a los mercados, Europa y China, en forma rápida y eficiente", señaló Solari.

Paso de los Toros, en Tacuarembó, y Pueblo Centenario, en Durazno, a 250 kilómetros de Montevideo, son las localidades más cercanas a una eventual segunda planta procesadora de celulosa de UPM en el país.

"Necesitamos tener una conectividad entre la planta de celulosa y el puerto firme, buena y confiable. También precisamos tener un puerto de aguas profundas. Ahí se podrán completar los buques trasoceánicos con mercadería", agregó el gerente general de UPM.

Este martes, UPM y el gobierno firmaron un acuerdo de inversión que puso fin a la primera etapa con miras a la instalación de una nueva planta. La empresa finlandesa debería hacer una inversión preliminar estimada en 2.000 millones de euros. Pero el país deberá invertir en vías férreas y carreteras en el entorno de los mil millones de dólares. Esta segunda etapa, que incluye planificación, logística y estudios de impacto ambiental, insumiría entre año y medio o dos desde ahora.

"La punta del iceberg es la planta de celulosa, pero eso requiere inversiones, empleo y desarrollo", graficó Solari.

Según consignó radio Universal, si la instalación de la planta fuera en otro punto del país, el tiempo de negociación sería menor.