Coronavirus en Uruguay
789

Confirmados

22

Fallecidos

638

Recuperados

Coronavirus en el mundo
5.683.735

Confirmados

353.998

Fallecidos

2.401.252

Recuperados

Editorial:La otra cara del Mayo francés
Ver editoriales anteriores
El saqueo gasolinero en Venezuela /// ¿Cuántas toneladas de residuos se generan en Montevideo? /// Té: una historia de amor que resiste el paso del tiempo /// Revelan el ángulo del asteroide que pudo acabar con los dinosaurios /// Rania de Jordania y Melania Trump, un duelo estilístico
Economía

9/07/2017 09:05

UTE paga al año US$ 350 millones por energía que generan privados

El Estado estuvo lejos de cumplir el año pasado las metas de uso de fuentes no tradicionales, pero para 2017 fijó un objetivo mayor.

UTE paga al año US$ 350 millones por energía que generan privados
​El año pasado, el gobierno se había planteado la meta de que el 52% de la energía eléctrica generada procediera de fuentes renovables no tradicionales.

Estuvo lejos de cumplir ese objetivo, y que solo el 40% de la producción estuvo originada en la biomasa, el sol y el viento. La gran fuente sigue siendo la generación hidraúlica, con más de la mitad del total.

Así lo indica un informe de la Dirección Nacional de Energía anexado a la Rendición de Cuentas.

Lejos de bajar el perfil, las autoridades proyectaron como objetivo llegar este año a que las fuentes alternativas lleguen al 56% de la generación. Eso traduce en unos 1700 MW.

En la base de esa plan están los generados privados que, a través de la serie de parques eólicos instalados en el país, le venden su producción a UTE.

Lo hacen en la modalidad “take or pay”, por que el organismo está obligado por contrato a comprarles toda la energía generada aunque no lo necesite y a un precio fjo.

La tarifa fue fijada en US$ 70 el MW, lo que implica para el ente un costo anual cercano a los US$ 350 millones anuales, según el legislador.

“Está muy bien hablar de energías renovables pero mi pregunta es hasta dónde vamos a llegar, ya que el objetivo para este año es más ambicioso que el que no se cumplió en 2016”, dijo el legislador nacionalista Pablo Abdala.

“El camino que se ha transitado es muy positivo, ya que es muy plausible en cuanto a la diversificación de la matriz energética. Pero la capacidad instalada plantea un desafío de equilibrio económico con la demanda interna y con los contratos que debe afrontar UTE”, advirtió.

Debido a los actuales niveles de hidraulicidad y la inversión que se ha realizado en nuevas turbinas pensando en la interconexión con Brasil, Abdala planteó que el país puede enfrentar una situación de sobreinversión que lo dejaría a las puertas de generar sobrecostos e ineficiencia.

“No tenemos previsto en introducir más energía renovable en 2017. Quizá algo más, pero no en proporciones considerables”, respondió la ministra de Energía, Carolina Cosse.

Defendió que, gracias a la existencia de UTE y a que los contratos fueron “take or pay”, los privados pudieron obtener las garantías para hacer las inversiones que permitieron cambiar el mix eléctrico.

La jerarca decartó los temores expresados por Abdala. En primer lugar, dijo, porque Uruguay se ha consolidado como un país exportador de energía.

En ese sentido destacó que el 10% de la producción de UTE se vende a Argentina, mientras que Brasil se empezó a incorporar a través de la conversora ubicada en Cerro Largo.

Junto a la demanda interna, la apuesta es a que en los próximos dos años se asista a un desarrollo apreciable del transporte eléctrico, responsable hoy del 40% del consumo de la matriz energética general.

“Tenemos que aprovechar el cambio que hicimos en el mix eléctrico para evitar la emisión de carbono y así mejorar la eficiencia”, concluyó.