Coronavirus en Uruguay
1286

Confirmados

36

Fallecidos

1011

Recuperados

Coronavirus en el mundo
18.303.806

Confirmados

695.118

Fallecidos

11.476.372

Recuperados

Editorial:Un presupuesto post pandemia
Ver editoriales anteriores
Cáffaro, el subcampeón mundial que llegó a Uruguay para jugar el Metro /// Estudian flexibilizar protocolo sanitario para retorno de los teatros /// España reconoció a Bustillo con la Cruz de Isabel la Católica /// Murió un hombre de 62 años y son 37 las víctimas del COVID en Uruguay /// Falleció un histórico referente del Partido Nacional: Alberto Zumarán
Deportes

30/06/2020 10:23

El millón de dólares de FIFA no será para asistir directo a los clubes

Por: Jorge Savia

La AUF destinará otros US$ 500.000 que recibirá para el fútbol femenino, al estadio “Charrúa”.

El millón de dólares de FIFA no será para asistir directo a los clubes

FocoUy

El millón de dólares con el cual FIFA asistirá a cada una de las 211 asociaciones afiliadas al organismo rector del fútbol mundial no podrá ser repartido en cada país en forma libre e indiscriminada sino respondiendo a proyectos presentados previamente a tales efectos y que, además, en lo que respecta a su posterior ejecución, sobre todo en cuanto al destino que tuvo el dinero utilizado para el desarrollo de la misma, deberán estar muy bien documentados.

De modo que la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) no podrá, aún en el caso de que el Comité Ejecutivo se lo propusiera, brindar apoyo económico directo a los clubes profesionales -16 de Primera División y 12 de Segunda División Profesional- a través de esa partida que, por otra parte, según supo ECOS, la FIFA comunicó que será remitida durante el transcurso del segundo semestre del año, pero sin establecer cuándo.

Esto, de alguna manera, desactivó -y en buena medida hasta desalentó- la expectativa creada en el ámbito de los clubes profesionales que hasta podría decirse “se frotaban las manos” ante la medida aprobada el jueves 25 por el Consejo de FIFA, no por una ambiciosa ansiedad sino por la tradicional carencia de recursos que padece desde hace mucho el fútbol uruguayo de entrecasa.

Es más, esa inquietud se extendió también a algunos estamentos de la dirigencia del fútbol del interior, al menos por saber a cuánto podría ascender el monto del aporte que podría recibir ese sector, que desde la aprobación del nuevo estatuto de la AUF está políticamente integrado a ella, teniendo en cuenta el millón de dólares que desde el jueves 25 se sabe con certeza va a ingresar a las arcas de la entidad rectora del fútbol uruguayo.

Incluso, hasta surgieron versiones erróneas, tanto a nivel de los clubes profesionales como en el ámbito del fútbol del interior en el sentido de que este último recibiría 400.000 dólares del millón de FIFA, lo que en el caso de los primeros generó una especie de malestar anticipado, en virtud de que -según se manejó en mensajes que circularon por whatsapp entre connotados dirigentes de los clubes profesionales- ese tipo de distribución “no es justo”, porque “el fútbol profesional siempre sostuvo a la AUF y, mientras que todas las ligas del interior son amateur, nosotros tenemos que pagar contratos de los jugadores, Banco de Previsión Social y el acceso a las mutualistas de la salud privada”.

Más aún, en uno de esos mensajes de whatsapp a los que accedió ECOS, se establecía que a los dirigentes de los clubes de la capital no los animaba un sentimiento de exclusión o discriminatorio hacia el fútbol del interior: “Todos con contratos y aportando al Estado, cero problema; ¡ante la ley, todos iguales!”

Seguramente, la suposición de que al fútbol del interior le tocarían 400.000 dólares del millón que recibirá la AUF de parte de la FIFA, se originó a partir de una interpretación equivocada del texto por el cual esta última dio a conocer a través de un comunicado emitido en su página web la medida aprobada en la reunión virtual del Consejo que tuvo lugar el sábado pasado.

Según el comunicado, a “la donación solidaria universal” de 1.000.000 de dólares “a cada una de las asociaciones miembro” para “atenuar el impacto económico provocado por la pandemia del COVID-19”, se agregará otra partida de “500.000 dólares adicionales específicamente para el fútbol femenino”, por lo que quizá algunos pudieron pensar que en nuestro país, donde esta rama es amateur, quizá la AUF pudiera destinar ese monto a todo el conglomerado del fútbol amateur, que integran la Segunda División Amateur (“C”), el fútbol femenino, el fútbol sala y el fútbol playa, en cuyo marco global una asistencia de 400.000 dólares para el interior tal vez no hubiera estado desproporcionada, al menos teniendo en cuenta que la Organización del Fútbol del Interior comprende nada más ni nada menos que a 780 clubes y 62 ligas departamentales.

Desde el Comité Ejecutivo de la AUF, precisamente, se enfatizó a ECOS que esto último “no será así”, y que los 500.000 dólares destinados por FIFA específicamente al fútbol femenino serán invertidos en dicha rama.

“Aún no lo resolvimos, pero esa es la idea, primero para seguir y respetar lo que marca FIFA, y también porque en ese plano tenemos obligaciones que cumplir”, indicó un integrante del Comité Ejecutivo al planteársele qué impacto podría causar una inyección de ese orden en un ámbito no muy desarrollado -y menos aún en el aspecto profesional- como es el del fútbol femenino uruguayo.

De acuerdo a esa intención, una parte de la subvención de FIFA se destinará, entonces, a cancelar cuotas que quedaron impagas durante el período de intervención de la AUF del canon mensual que abona el organismo rector del fútbol uruguayo por la utilización compartida del estadio “Charrúa” con la Unión de Rugby del Uruguay, mientras que el resto se invertirá para realizar mejoras que conviertan al citado escenario en un verdadero centro de desarrollo de todo el fútbol femenino de nuestro país.

En cuanto al millón de dólares que aportará la FIFA, el vocero de la AUF fue muy claro: “Esto es igual que con los fondos Forward que otorga habitualmente FIFA, tenemos que presentar un proyecto explicando en qué se invertirán esos recursos y después, a su vez, documentar muy bien en qué fueron utilizados”.

De modo que, por lo que marca la propia FIFA, los clubes profesionales no tienen motivo -al menos por ahora- para frotarse las manos; y en cuanto al incipiente recelo en torno a la supuesta distribución del millón de dólares, podría decirse que el mismo se resume en el viejo dicho que solía utilizar el Cr. José Pedro Damiani: “Una tormenta con matracas”.