Coronavirus en Uruguay
1286

Confirmados

36

Fallecidos

1011

Recuperados

Coronavirus en el mundo
18.303.806

Confirmados

695.118

Fallecidos

11.476.372

Recuperados

Editorial:Un presupuesto post pandemia
Ver editoriales anteriores
Cáffaro, el subcampeón mundial que llegó a Uruguay para jugar el Metro /// Estudian flexibilizar protocolo sanitario para retorno de los teatros /// España reconoció a Bustillo con la Cruz de Isabel la Católica /// Murió un hombre de 62 años y son 37 las víctimas del COVID en Uruguay /// Falleció un histórico referente del Partido Nacional: Alberto Zumarán
Deportes

28/04/2020 08:37

FIFA reparte la torta de su ayuda económica entre AUF y OFI

Por: Jorge Savia

Ambos organismos envían antes del viernes a Zurich sus planes para reactivar el fútbol profesional y el del interior.

FIFA reparte la torta de su ayuda económica entre AUF y OFI

FocoUy

En la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) aún no se manejan cifras concretas acerca de los montos con los cuales la entidad podrá asistir a los clubes para afrontar los perjuicios que causa la inactividad provocada por la pandemia del coronavirus, entre otros motivos, porque tampoco hay un conocimiento exacto de los importes que finalmente se recibirán de parte de la FIFA por el mismo concepto, ya que -según supo ECOS- esa ayuda del organismo internacional también comprenderá al fútbol del interior y, por tanto, no será sólo destinada a la reparación de los perjuicios económicos que están padeciendo las instituciones que participan en las competencias oficiales del ámbito profesional del fútbol uruguayo.

Tanto la AUF como la Organización del Fútbol del Interior (OFI) deben remitir a FIFA antes del viernes 1° de mayo sus respectivos proyectos para lograr la reactivación del fútbol local, algo que inicialmente esta última había solicitado le fuera enviado el 30 del mes entrante, pero dicho plazo fue adelantado pues la grave situación económica que atraviesa la mayoría de los clubes del mundo llevó a que éstos presionaran en reclamo de una respuesta más rápida.

“Ahora, por el nuevo Estatuto de la AUF, nosotros somos una entidad afiliada a ella, así que le vamos a mandar nuestro proyecto de reactivación a (Ignacio) Alonso para que la AUF lo mande a la FIFA junto con el suyo; eso ya estaba previsto, pero ahora Alonso llamó y nos dijo: ‘Mándennos el plan de ustedes porque hay que presentarlo el viernes’”, reveló Jorge Ortiz, secretario del Consejo Ejecutivo de OFI, quien advirtió a ECOS que la situación del fútbol del interior es tan complicada, que resulta muy difícil concebir su reactivación sin alguna ayuda externa a las que son sus fuentes de recursos habituales.

“A veces a nivel del fútbol de la capital se desconoce cuál es la verdadera realidad del fútbol del interior, y no es por maldad, sino por ignorancia”, dijo Ortiz, sosteniendo que “en el caso actual, la problemática que afrontan los clubes y las ligas del interior es muchísimo más grave que la padecen los clubes profesionales”.

En este caso puntual de la crisis generada por el coronavirus, “el fútbol del interior tiene las mismas necesidades que el fútbol profesional o más”, apuntó el dirigente originario de Libertad, en San José, enfatizando al respecto “que uno reconoce que los problemas económicos de los clubes de la capital son de mayor volumen, pero en la misma medida tienen también un espectro más amplio de instrumentos a los cuales pueden apelar para afrontar las dificultades actuales”.

En tal sentido, Ortiz hizo notar que “los ingresos de los clubes y ligas del interior provienen de los sectores de la economía más perjudicados, porque no son grandes sponsors, empresas internacionales o cadenas comerciales; acá la financiación y sustentación, en general, se hace por los aportes de los comercios chicos, como la carnicería o el supermercado del barrio, e incluso a través de los recursos obtenidos en eventos sociales, que justamente están en la franja más afectada”.

En tal sentido, el dirigente maragato describió que muchos clubes obtienen buena parte de sus ingresos en una forma que hasta podría denominarse como artesanal: “En San José, por ejemplo, se hace ‘La fiesta del mate’ y Central, que es un club que ha sido campeón del interior en varias oportunidades, para esa fiesta licitaba la venta de asado con cuero, carneaba 20 vaquillonas y las vendía todas, y de esa forma cubría buena parte del presupuesto del año; y Universal, otro club tradicional, con las bebidas hacía otro tanto”.

El secretario de OFI agregó que “en todas las ciudades y pueblos del interior es igual, lo mismo pasa con ‘La fiesta de las flores en Dolores’, o con ‘La fiesta de la uva y el vino’ en la ex Villa Rodríguez, los clubes y ligas recaudan a través de los eventos sociales”, y afianzó su enfoque en un ejemplo muy puntual, diciendo que “en Libertad, mi club es Campana, y todos los años organiza una cena show vendiendo alrededor de 400 tickets, además de hacer tres o cuatro busecas anuales en cada una de las cuales vende cerca de 500 porciones, pero nada de eso se puede hacer, y cuando se haga, va ser muy difícil llegar a generar el dinero que siempre recaudamos”.

Obviamente, la FIFA no está al tanto de esa realidad de “economía criolla”, pero sí del volumen inmensamente popular que tiene la proyección social del fútbol del interior en el Uruguay, donde OFI cuenta con 64 ligas y 737 clubes afiliados que, según destacó Ortiz a este portal, “promueve la disputa de casi 1.000 partidos por semana que, a su vez, representan también una fuente de ingresos complementaria para muchos núcleos familiares que venden chorizos, empanadas o pollos al spiedo que los clubes venden o rifan entre sus asociados”.

Al fin y al cabo, ese impacto social fue el que llevó a que FIFA presionara decididamente para que el 29 de noviembre de 2018 la AUF aprobara un nuevo Estatuto que incluyó a la OFI dentro de la estructura política del organismo rector del fútbol uruguayo, aunque en el plano económico -según precisó en su momento Gastón Tealdi, miembro del Comité Ejecutivo- “AUF y OFI tienen cajas separadas”.

Por eso, entonces, no es de extrañar que ahora AUF y OFI envíen a FIFA en forma conjunta dos proyectos separados de reactivación de otros tantos ámbitos del fútbol uruguayo: el de los clubes profesionales y el de los del interior, aunque a los primeros esta participación de los segundos a la hora de repartir la “torta” de asistencia económica que brindará la FIFA a sus asociaciones afiliadas, seguramente, no les va a hacer mucha gracia.

La FIFA, según una información de la agencia EFE publicada por ECOS, liberará próximamente una partida de 150.000.000 de dólares de fondos operativos para este año y el próximo, lo que le permitiría asistir con alrededor de US$ 500.000 a cada una de sus 211 asociaciones afiliadas; pero la AUF aún no ha recibido ninguna comunicación oficial al respecto, y menos respecto a cuál será el monto será el monto que -por tal concepto- ingresará a sus arcas, motivo por el cual los integrantes del Comité Ejecutivo que preside Ignacio Alonso no informaron en la teleconferencia mantenida el viernes pasado con los presidentes y/o delegados de los clubes de Primera División y Segunda División Profesional (“B”) la cifra a la que alcanzará el apoyo que las instituciones recibirán de parte del organismo rector del fútbol uruguayo.

Esto último, según supo ECOS, generó cierto malestar en algunos dirigentes de las instituciones, por lo cual ahora no dejará de ser un cierto alivio para el Ejecutivo que sea la propia FIFA y no la AUF la que, al enviar su asistencia, parta la torta de esos presumibles 500.000 dólares e indique cuántas porciones le toca al fútbol profesional y cuántas al fútbol del interior, algo que si tuviera que hacerse en el ámbito interno de nuestro país generaría un gran debate.

Además, la AUF no ha informado a los clubes cuál será el monto total de su asistencia económica, porque el rango del mismo no depende pura y exclusivamente de los 150.000.000 de dólares – aunque una fuente de aquella precisó a ECOS que son US$ 155.000.000- que la FIFA distribuirá entre sus 211 asociaciones afiliadas.

La AUF cuenta con unos 400.000 de los “Fondos Evolución” que la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) destinó para la disputa de la Copa Uruguay y que ahora, como el torneo no se jugó, el organismo continental permite sean liberados para derivarlos en la ayuda al fútbol local afectado por la emergencia sanitaria, y a ese dinero hay que sumarle una parte de la ejecución de los “Fondos Forward” que FIFA distribuye anualmente para la inversión exclusiva en proyectos de infraestructura y de fútbol juvenil que previamente hayan presentado sus asociaciones afiliadas.
Por las actuales circunstancias, los recursos provenientes de los “Fondos Forward” de FIFA también pueden ser derivados en atención a la situación que vive el fútbol local por la emergencia sanitaria, pero no aquellos para proyectos que ya han sido adjudicados, que en el caso de la AUF son dos: uno de 220.000 dólares para el desarrollo de los torneos juveniles de integración, y otro del mismo monto para la construcción de la cancha oficial de fútbol sala; “esos no podemos tocarlos”, precisó Tealdi.

De todas maneras, sea cuál sea la cifra que finalmente el Comité Ejecutivo podrá disponer en caja para la asistencia económica los clubes profesionales de la “A” y la “B”, el plan de las máximas autoridades del fútbol uruguayo no es destinar esos recursos en forma directa a las cajas de los clubes para que éstos los utilicen de acuerdo a sus necesidades.

Esos fondos la AUF los empleará para cubrir el pago de los salarios mínimos de jugadores y entrenadores correspondientes a los meses de abril, mayo, junio y julio, atendiendo así un aspecto básico de la franja más afectada por la paralización obligada de las actividades.