Coronavirus en Uruguay
764

Confirmados

22

Fallecidos

616

Recuperados

Coronavirus en el mundo
5.379.886

Confirmados

344.345

Fallecidos

2.209.422

Recuperados

Editorial:
La otra cara del Mayo francés Ver historial
Policía de Hong Kong reprimió a manifestantes que protestaban contra ley de seguridad /// Hay cinco nuevos casos de coronavirus en Uruguay y 618 recuperados /// Bolsonaro ignoró recomendaciones y se mezcló con cientos de seguidores /// La música no para en tiempos en los que las escasez aprieta en Bolivia /// Una fotografía de jugadores reunidos generó polémica por confinamiento en España
Deportes

21/04/2020 12:31

AUF entregará canastas a jugadores y técnicos de menores recursos

Por: Jorge Savia

El beneficio es para los clubes de la “B” y la “C”, y futbolistas de equipos femeninos; además, se elaborará protocolo en teleconferencias.

AUF entregará canastas a jugadores y técnicos de menores recursos

FocoUy

La Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) entregará canastas básicas con alimentos y artículos de primera necesidad a los futbolistas, técnicos y funcionarios de clubes que tienen ingresos más bajos y, por lo tanto, se encuentran en situación de mayor vulnerabilidad económica como consecuencia de la paralización de la actividad oficial.

El aporte estará destinado para jugadores, técnicos y funcionarios de los clubes de la Segunda División Profesional (“B”) y de la Segunda División Amateur (“C”), y futbolistas de las instituciones que participan en la actividad oficial de la AUF en la rama femenina, y el mismo se llevará a cabo a fines del corriente mes de abril o, a más tardar, en los primeros días de mayo.

La AUF financiará ese tipo de apoyo a través de dos canales: uno será el de los recursos que, por la inactividad, deja de invertir en el funcionamiento cotidiano del Complejo “Uruguay Celeste” y el otro es el que se originará a raíz de que TA TA es uno de los sponsors oficiales que cuenta el organismo rector del fútbol uruguayo.

Así, pues, el Comité Ejecutivo de la AUF desarrollará una acción tendiente a paliar -al menos en parte- los efectos perjudiciales que la pandemia genera a una gran parte de los principales protagonistas del fútbol de entrecasa.

Más concretamente, aquellos que perciben ingresos más bajos, que son los más afectados por la paralización de actividades, al extremo de que a los profesionales con contrato registrado por sus clubes han enviado por estos al seguro de paro.

No es esta la única decisión adoptada por la AUF respecto a la grave problemática, sobre todo teniendo en cuenta que en una teleconferencia mantenida en el curso de la semana pasada por los miembros del Comité Ejecutivo con representantes de la dirigencia de la Mutual Uruguaya de Futbolistas Profesionales, los primeros se manifestaron contrarios a aceptar la iniciativa planteada por estos últimos para que se autorizara a los jugadores a retomar los entrenamientos en sus clubes, con la condición y el cuidado básico de hacerlo en grupos de pocos integrantes.

El fin de una medida de ese tipo -por ejemplo, en mayo- implicaría que los futbolistas saldrían ya para el próximo mes del régimen de seguro de desempleo, por el cual perciben solo parte de sus sueldos, para volver a la normalidad en el marco de la cual los clubes pagan el 100 % de sus salarios.

Las autoridades de la AUF le expresaron a los dirigentes de la Mutual que comprenden el apremio por la difícil situación que los jugadores -sobre todo los de menores ingresos- vienen atravesando.

Pero también les manifestaron que “no tendría sentido”, según remarcó uno de los neutrales a Ecos, volver a los entrenamientos cuando aún no hay ni siquiera una fecha tentativa en el horizonte para el reinicio de las actividades oficiales; algo que, además, no depende de la entidad rectora del fútbol, sino del gobierno nacional, que es el que establecerá a partir de qué fecha se pueden desarrollar espectáculos públicos, e incluso bajo qué condiciones se pueden llevar a cabo.

En tal sentido, los integrantes del Comité Ejecutivo hicieron dos puntualizaciones que consideraron importantes, tanto respecto al momento actual, como ya con miras a lo que en el correr de los días será la “nueva normalidad” a la que se refirió el presidente Luis Lacalle Pou en la conferencia que tuvo lugar en la Torre Ejecutiva el viernes pasado.

Por un lado, las autoridades de la AUF hicieron notar a sus pares de la gremial de futbolistas que el organismo rector del fútbol uruguayo no prohíbe la vuelta de los planteles a los entrenamientos, pues no tiene potestad para eso, pero deja asentado que si hay algunos que lo hacen, aún divididos en grupos, aquellos clubes a los que pertenecen deben hacerse responsables, a través de sus dirigentes y en forma muy particular sus médicos, de cualquier consecuencia que eventualmente pudiera tener aparejada el retorno al trabajo.

Por otra parte, en un claro intento de no permanecer de brazos cruzados, los integrantes del Comité Ejecutivo de la AUF expresaron que, al darse por descontado que cuando los planteles puedan reiniciar los entrenamientos deberán hacerlo bajo ciertas normas sanitarias que imponen la necesidad de elaborar un protocolo a seguir en ese plano, los próximos contactos mediante teleconferencia con las autoridades de la Mutual de Futbolistas tendrán nuevos participantes.

En ese aspecto, la dirigencia del fútbol señaló que en las futuras comunicaciones de ese tipo serán convocados médicos, y en particular también especialistas en el manejo de temas específicos como el del coronavirus.

Esto, con el objetivo de que en base sus conocimientos y aportes se pueda ir delineando un protocolo sanitario a seguir una vez que los planteles retomen los entrenamientos, algo que -al menos desde la AUF- se considera razonable a partir del momento que se conozca la fecha en la cual se reanudará el desarrollo de la actividad oficial, aun bajo ciertos requisitos de seguridad propios de las circunstancias.

“Nosotros no podemos obligar a ningún club a que no reanude los entrenamientos”, dijo un integrante del Comité Ejecutivo de la AUF a Ecos.

Pero, al mismo tiempo, hizo notar que no va a tener el aval de la Asociación si no lo hace “ciñéndose a un determinado protocolo sanitario; en esos casos, los clubes y sus profesionales serán los responsables por la medida que adoptaron”.

Según supo este portal, en el último contacto virtual que mantuvieron las autoridades del fútbol uruguayo y las del gremio de futbolistas, aquellas hicieron saber que comprenden la situación por la que atraviesan estos, pero pidieron que se tuviera también en cuenta la de los clubes que, de acuerdo a un estudio realizado por el Comité Ejecutivo presidido por Ignacio Alonso, han perdido un 30% -y en algunos casos hasta un 40%, como ocurre con los dos grandes- de los recursos que, por derechos de televisión, participación en copas internacionales y eventuales transferencias de futbolistas al exterior quedaron congelados.