Uruguay se despidió de su gente con goleada 3-0 ante Panamá

Por: Brahian Kuchman

Deportes

7/06/2019 22:18

Uruguay se despidió de su gente con goleada 3-0 ante Panamá

@uruguay.

La celeste ganó bien en su último partido previo a la Copa América. Los ingresos de Valverde, Cavani y Suárez fueron claves.

Uruguay derrotó 3-0 a Panamá en el Estadio Centenario ante 40 mil personas, en su partido despedida rumbo a la Copa América 2019. Los goles de la celeste fueron de Maxi Gómez a los 18’, Suárez a los 68' y Valverde a los 76'.

Con un equipo bastante renovado, el técnico Óscar Washington Tabárez probó con diferentes alternativas para este encuentro, sobre todo en ofensiva, que fue el sector donde se vieron las mayores novedades.

Sin Suárez ni Cavani, quienes esperaron en el banco de suplentes, los encargados de elaborar las jugadas de ataque de la celeste fueron Nicolás Lodeiro, Giorgian De Arrascaeta y Maxi Gómez.

Tabárez utilizó un sistema táctico (4-4-1-1), con Nández sobre la derecha, Vecino y Bentancur fueron los ejes centrales y Lodeiro se ubicó por la izquierda. Algo más adelantado estuvo De Arrascaeta y el único punta fue Gómez.

Los primeros minutos fueron entrecortados y con muchas infracciones. A los dos equipos les costó entrar en juego con la pelota y estuvieron muy imprecisos.

El partido cambió después del gol de Gómez a los 18’, de cabeza, que llegó tras una buena jugada colectiva por derecha en la que participaron Cáceres, Nández y De Arrascaeta, quien lanzó el centro.

Después del tanto, Uruguay mejoró muchísimo, sobre todo con pelota. La celeste tomó confianza, el protagonismo del juego y comenzó a manejar los hilos del partido.

Tabárez confió en la inclusión de jugadores de buen pie en mitad de cancha con la intención de tener el control de la pelota, y ello ocurrió a partir del gol. De la mano de Bentancur y Vecino, la celeste se dedicó a tocar en corto y avanzar en bloque dando libertad a sus hombres de ataque, a modo que rompan los esquemas en ofensiva.

Panamá, que mostró muy poco, buscó jugar con una propuesta de respuesta pero respetó demasiado a Uruguay y no logró salir del aprieto en toda la primera parte. Incluso, cada vez que recuperó la pelota, la perdió tras el intenso anticipo de los futbolistas celestes que no le dieron respiro.

Hasta el descanso, Uruguay se dedicó a jugar con la pelota en su poder y a triangular mediante sus volantes y los delanteros que se asociaron al toque y al juego. La celeste mostró buen manejo de la posesión pero por momentos abusó en el pase anunciado y le costó profundizar en ataque.

Federico Valverde fue el único cambio para comenzar el complemento: ingresó por Vecino.

El complemento inició similar a como terminó el primer tiempo. Con Uruguay tocando en campo rival, pero sin ser vertical, y Panamá replegado y con una sola intención: defender con casi todos sus hombres.

A los 55’, el cuerpo técnico celeste se alarmó tras el reemplazo que solicitó Bentancur. El volante de la Juventus salió sentido y fue la nota preocupante del partido. En su lugar ingresó Torreira.

A los pocos minutos, el público explotó. Todo el estadio se puso de pie para aplaudir a Suárez y Cavani, quienes ingresaron por Lodeiro y Gómez. En un hecho histórico, los máximos goleadores celestes ingresaron al mismo tiempo desde el banco de suplentes y la gente se colmó en aplausos.

Además de su influencia y todas las características que ya todo el mundo le conoce a Suárez y Cavani, ambos transmiten confianza a sus compañeros y tensión a los rivales. Con sus ingresos, el partido se volcó totalmente a favor de Uruguay, que comenzó a azotar el arco de Mejía.

A partir de los cambios, la celeste fue más directa y fabricó una enormidad de situaciones de gol. Suárez casi convirtió en la primera pelota que tocó, pero en la segunda no perdonó tras un tiro libre espectacular, que se coló en el ángulo a los 68’.

Después de ahí, Uruguay llevó el partido a su gusto e hizo lo que quiso con la pelota. Todos entraron en juego de la mano de Suárez, que entró como un torbellino y pudo marcar más goles.

A los 76’ llegó el tercer gol celeste con una verdadera perlita de Valverde, quien tomó una pelota de aire y desde muy lejos la puso contra el vertical. Fue el 3-0 celeste, que no paró de atacar.

Ya en el final, con Pereiro y Jonathan Rodríguez en cancha, Uruguay pudo llegar al cuarto pero faltó contundencia en el último toque. En la mejor despedida ante su gente, la celeste cerró un claro triunfo por 3-0 ante una selección de Panamá, que mostró muy poco.

URUGUAY 3:0 PANAMÁ

Cancha: Estadio Centenario. Público: 40.000 personas.

Juez: Ulises Mereles. Asistentes: Juan Zorrilla y Carlos Cáceres (Terna de Paraguay).

URUGUAY: Fernando Muslera, Martín Cáceres, José María Giménez, Diego Godín, Diego Laxalt, Nahitan Nández (74′ Gastón Pereiro), Rodrigo Bentancur (55′ Lucas Torreira), Matías Vecino (46′ Federico Valverde), Nicolás Lodeiro (63′ Edinson Cavani), Giorgian De Arrascaeta (74′ Jonathan Rodríguez) y Maximiliano Gómez (63′ Luis Suárez). Director técnico: Oscar Tabárez.

PANAMÁ: Luis Mejía, Michael Murillo, Fidel Escobar (71′ Adolfo Machado), Harold Cummings, Román Torres, Kevin Galván (86′ Francisco Palacios), Aníbal Godoy, Valentín Pimentel, Marcos Sánchez (81′ José Luis Rodríguez), Alberto Quintero (86′ Rolando Blackburn) y José Fajardo (71′ Abdiel Arroyo). Director técnico: Julio César Dely Valdés.

GOLES: 18′ Maximiliano Gómez (U), 68′ Luis Suárez (U), 76′ Federico Valverde (U).