Peñarol volvió a defraudar en Libertadores; empató y quedó eliminado

Por: Brahian Kuchman

Deportes

8/05/2019 23:49

Peñarol volvió a defraudar en Libertadores; empató y quedó eliminado

EFE

El aurinegro igualó 0-0 ante Flamengo como local y la goleada de Liga lo dejó afuera de la Copa. Deberá conformarse con la Sudamericana.

Peñarol estaba prácticamente obligado a ganar su partido ante Flamengo en el Campeón del Siglo para no depender del resultado de Liga de Quito ante San José en Ecuador para poder clasificar a los octavos de final de la Copa Libertadores.

Sin embargo, los dirigidos por Diego López defraudaron y no cumplieron con su obligación en un partido donde nunca encontraron la fórmula ni los caminos para elaborar situaciones de gol.

Fueron 90 minutos a prueba de fuego para Peñarol, pero le ganó la ansiedad, la desesperación y le faltó jerarquía para resolver un partido que terminó 0-0 y le costó la eliminación porque Liga goleó 4-0 en su encuentro.

Con la obligación de tener que ganar en su casa, Peñarol salió a buscar el triunfo desde el primer minuto. Con decisión, tomó la iniciativa y salió como un torbellino a presionar a su rival en campo contrario.

Sin embargo, fue tanta la ansiedad de ir en busca del resultado que se descuidó en defensa y en el primer contragolpe de Flamengo casi recibió un baldazo de agua fría. El delantero Gabriel Barbosa recibió una gran habilitación del uruguayo De Arrascaeta y se lo perdió en el área.

Fue el primer aviso de un equipo que llegó al Campeón del Siglo con una idea clara: aprovechar cada contragolpe que se le presente.

Peñarol retomó la iniciativa pero no la tuvo fácil. Su juego fue muy anunciado y abusó en el toque en corto. Al aurinegro claramente le faltó profundidad en ataque y nunca pudo romper líneas salvo por algunos intentos individuales de Brian Rodríguez, su mejor exponente.

Flamengo, que cedió la pelota a su rival en los primeros minutos, fue muy inteligente para jugar de respuesta. Esperó en su campo con casi todos sus hombres y todo lo hizo más fácil, tanto para defender como para atacar.

Sin mostrar una gran versión futbolística, el equipo brasileño fue paciente, manejó la pelota con mucha calma y atacó en el momento justo. Así fue como tuvo las mejores oportunidades de gol en el primer tiempo. Bruno Henrique se lo perdió en la puerta del arco y Gabriel Barbosa tuvo otra parecida a la del inicio del partido pero volvió a malograr.

Todo lo contrario Peñarol, que tuvo la intención de ser protagonista pero se mostró muy ansioso e impreciso con la pelota. Quiso saltear los caminos y le costó encontrar el rumbo y el juego colectivo en todo el primer tiempo.

Si bien el aurinegro, jugó mucho con la pelota en su poder, la hizo circular hasta por demás y no tuvo ninguna jugada clara de peligro. Lateralizó demasiado su juego y la sorpresa no apareció.

Con el 0-0 y con algunos hinchas de Peñarol exigiendo más actitud en los futbolistas aurinegros, se fueron al descanso.

Al entrenador de Peñarol, Diego López, no se lo vio para nada conforme con el rendimiento de su equipo y colocó a Gabriel Fernández por Darwin Núñez –de muy bajo rendimiento- para comenzar el segundo tiempo.

Para el complemento, Peñarol no cambió su postura y tampoco lo hizo Flamengo. El aurinegro manejó la pelota de un lado para el otro, pero otra vez, le costó una enormidad ser vertical en su juego.

Incluso, el equipo brasileño se volvió a parar firme atrás y no dio pelota por perdida. Los futbolistas del “Fla” marcaron y lucharon cada dividida sin dar espacios.

Colmado de impotencia por no poder profundizar, Peñarol comenzó a jugar contrarreloj. Sin embargo, después de tanta imprecisión y contrariedad, el aurinegro tuvo una luz de esperanza cuando Pará se fue expulsado en Flamengo, a los 64’

Tenía media hora por delante para jugar con un futbolista de más. Sin embargo, los minutos pasaron y se le hizo cada vez más complicado crear oportunidades y ofender al equipo visitante.

Si la cosa estaba complicada para los aurinegros en su partido, tras enterarse de lo que sucedía con Liga de Quito en Ecuador todo se puso más tenso.

El equipo ecuatoriano hizo 3 goles en pocos minutos y el resultado ajeno comenzó a transmitir tensión en el Campeón del Siglo y nerviosismo a los futbolistas aurinegros, que comenzaron a desesperar.

De ahí en más, fue todo nervios y frustración para Peñarol, que nunca encontró la fórmula ni el camino para resolver el partido. Incluso, casi recibió un gol de Flamengo en la última jugada, que terminó despejando Dawson.

El aurinegro no estuvo en su noche y no le salió nada. La insistencia siempre fue más con el corazón que con fútbol y las escasas acciones que buscó elaborar, siempre terminaron en intentos.

Otra vez se quedó afuera en primera fase y ya son ocho ediciones consecutivas que no consigue clasificar a octavos de final.

Una nueva desilusión internacional para la afición carbonera, un nuevo certamen que se desmorona apenas en el inicio y que solamente perduró hasta la primera fase. Peñarol sigue sin poder reafirmar lo que fue en su momento en este tipo de competencias y la realidad marca que cada vez se parece menos a la historia.

Peñarol finalizó tercero en su grupo y deberá conformarse con jugar la Copa Sudamericana.

PEÑAROL 0:0 FLAMENGO

Cancha: Estadio Campeón del Siglo.

Juez: Roberto Tobar. Asistentes: José Retamal y Claudio Ríos (Terna de Chile).

PEÑAROL: Kevin Dawson, Giovanni González, Fabricio Formiliano (79′ Jesús Trindade), Cristian Lema, Lucas Hernández, Walter Gargano (72′ Agustín Canobbio), Guzmán Pereira, Darwin Núñez (46′ Gabriel Fernández), Brian Rodríguez, Cristian Rodríguez y Lucas Viatri. Director técnico: Diego López. Suplentes: Thiago Cardozo, Enzo Martínez, Ezequiel Busquets, Rodrigo Rojo, Marcel Novick, Maximiliano Rodríguez, Ignacio Lores y Gastón Rodríguez.

FLAMENGO: César, Pará, Léo Duarte, Rodrigo Caio, René, Willian Arao, Cuellar, Giorgian De Arrascaeta (75′ Vitinho), Everton Ribeiro, Bruno Henrique (68′ Rodinei) y Gabriel Barbosa (80′ Diego). Director técnico: Abel Braga. Suplentes: Gabriel Batista, Thiago, Thuler, Trauco, Piris Da Motta, Ronaldo, Hugo Moura, Berrío y Vitor Gabriel.

Expulsados: 64′ Pará (F), 90′ Giovanni González (P).