El asado se hizo cábala para Uruguay

Deportes

2/07/2018 11:14

Al igual que con sus triunfos anteriores, la delegación de la selección uruguaya volvió a festejar con un asado tras el 2-1 ante Portugal.

Con el 2-1 ante Portugal, Uruguay sumó su cuarto triunfo en el Mundial de Rusia y por cuarta vez festejó de la misma manera: con su asado. Aunque esta vez fue con sabor especial: con la clasificación a cuartos de final bajo el brazo.

Luego del triunfo celeste del día sábado, que le permitió el pase a cuartos de final de la Copa del Mundo, la delegación de la selección uruguaya celebró este lunes con un asado hecho por el chef de la selección Aldo Cauteruccio y que fue compartido por futbolistas, cuerpo técnico, funcionarios y dirigentes de la AUF.



Los futbolistas volvieron a los entrenamientos en el Sports Centre Borsky de Nizhny Novgorod, ciudad donde está la concentración celeste.

"Los trabajos comenzaron en el gimnasio con todo el plantel. Luego, los que fueron titulares ante Portugal hicieron trabajos regenerativos mientras que el resto practicó en una de las canchas del complejo con el Prof. José Herrera. Hicieron ejercicios físicos, fútbol en espacio reducido y remates de media distancia", destacó la página oficial de la selección uruguaya.



Uruguay comenzó a preparar el encuentro del próximo viernes 6 por los cuartos de final frente a Francia en el Estadio de Nizhni Nóvgorod desde de las 11:00 (hora uruguaya).

Para el encuentro ante la selección gala, el único futbolista uruguayo que acumula una tarjeta amarilla es Rodrigo Bentancur.

Cavani pasó el domingo en reposo antes de volver a la base en Nizhny