El caso Déborah y los deportistas rentados por el Ministerio

Por: Danilo Costas

Deportes

26/04/2018 18:47

El caso Déborah y los deportistas rentados por el Ministerio

Presidencia

Déborah Rodríguez junto a chicas de un liceo público.

Pelota al Medio cuenta con 15 funcionarios, cuatro de ellos son deportistas pagos. Atienden a 2.000 niños por semana.

En la interpelación del senador Pedro Bordaberry al Ministro del Interior Eduardo Bonomi hubo varias acusaciones pero una contenía nombre y apellido: Déborah Rodríguez.

"Hay amiguismos de otro tipo. Por ejemplo, una deportista que yo admiro mucho, que es Déborah Rodríguez. Como atleta y como mujer. Me parece una atleta admirable. ¡Hay qué ser atleta en Uruguay con todos los problemas que tiene comparados con todas las facilidades que tiene atletas de otros países! Es adscripta del señor ministro, está contratada y le pagan por mes. Pero vive en Miami", afirmó Bordaberry en el marco de la novena interpelación al jerarca.

El líder colorado hacía referencia a la contratación de la deportista para el programa Pelota al Medio a la Esperanza.

La vinculación de Rodríguez al Ministerio del Interior data de tres años atrás cuando fue contratada como adscripta al programa para realizar charlas y participar de diferentes actividades con niños y jóvenes de todo el país.

En octubre de 2017 se mudó a Sarasota (Miami), donde se unió a la IMG Academy para entrenar bajo el mando del estadounidense Loren Seagrave.

Pese a radicarse en Estados Unidos la uruguaya volvió al país en tres ocasiones para cumplir sus obligaciones según señaló a ECOS el responsable del proyecto, Agustín Iparraguirre.

“Desde que está entrenando en Estados Unidos vino tres veces. En octubre, en diciembre y en marzo. Las tres veces estuvo con nosotros cumpliendo las actividades. El programa tiene una licencia curricular para todos los empleados y en el caso de los deportistas de alto rendimiento se planifica la salida. Si se extienden los plazos, como en el caso de Déborah, comienza a aplicarse la licencia sin goce de sueldo”, indicó.

“Tenemos dos categorías de referentes. Por un lado los honorarios, que hacen actividades muy esporádicas y no reciben una remuneración y por el otro los rentados que son contratados directamente por el Ministerio”, dijo Iparraguirre.

Consultado sobre la situación puntual de Rodríguez tras la interpelación de Bordaberry y su mudanza a Estados Unidos, Iparaguirre indicó que “es una excelente compañera del proyecto, un ejemplo para todos los niños. Las chiquilinas la ven como una reina porque ella transmite mucho desde el ejemplo y desde su historia de superación. Cada vez que viene le pone una garra bárbara, cuenta todo el sacrificio que tuvo que hacer para poder ganar una medalla por Uruguay y para nosotros es una ayuda impresionante. En el programa sumó muchísimo y estamos felices de la vida de tenerla”.

Funcionarios rentados por el Ministerio del Interior

Hoy son cuatro las personalidades vinculadas al deporte que tienen un contrato remunerado vigente con el Ministerio del Interior. Ellos son Déborah Rodríguez, Marcelo Signorelli, Andrés Silva y Fabián Coito.

Además la cartera tiene convenios firmados con las federaciones de rugby y hockey, donde los deportistas que participan regularmente del programa reciben una partida de dinero. Esos fondos salen del Ministerio del Interior pero son las federaciones las que se encargan de distribuirlo entre las asociaciones.

El resto de los deportistas son honorarios, incluso Diego Lugano “quien tuvo la generosidad de ceder su imagen y difundir las actividades del programa sin cobrar”.

El excapitán de la selección fue imagen del ómnibus oficial del programa junto a tres de los deportistas rentados: Coito, Silva y la propia Rodríguez. El futbolista se encargó de publicar la foto y difundir el mensaje el 15 de setiembre de 2015.


Honorario también es el efectivo policial y cocinero Nilson Viazzo, ganador de la primera edición de MasterChef y quien participa, cada 10 días, del proyecto Moñas. Allí donde se dictan talleres de cocina a 21 escuelas públicas de contextos vulnerables con un alcance de 1300 niños.

Los demás rentados

El proyecto comenzó en 2010 y uno de los primeros en sumarse fue Fabián Coito. El entrenador de fútbol de las selecciones juveniles fue honorario hasta finales de 2011 cuando se generó una vacante y se le ofreció sumarse al proyecto como rentado. "Fabián coordina toda la parte de fútbol del proyecto, las escuelas de fútbol social en Casavalle, da charlas en centros educativos, se encarga de la Liga Universitaria y es un líder importante en los Campeonatos por la Convivencia y el Juego Limpio tanto en la rama masculina como femenina”, afirmó Agustín Iparraguirre.

Andrés Silva se incorporó de manera formal a inicios de 2015, en el mismo momento que Déborah Rodríguez.

"Él tiene una actividad semanal en Bella Italia con el atletismo en la Plaza Alba Roballo. Intentamos trabajar valores de convivencia a través del deporte y Andrés se encarga de coordinar las clases y el trabajo en ese lugar", agregó el responsable del programa.

Con el atletismo y el fútbol ya consolidados, el proyecto sumó al básquetbol como actividad y así se contrató como rentado a Marcelo Signorelli.

“Es un proyecto muy lindo, alejado de la alta competencia a la que estoy acostumbrado y con un énfasis especial hacia lo social, el respeto y la convivencia. Pudimos hacer clínicas en el interior, charlas junto a Fabián (Coito) en distintos centros y trabajar con niños que están dispuestos a aprender y a compartir”, dijo a ECOS el entrenador de la Selección Uruguaya de Básquetbol.

El resto de los funcionarios rentados vinculados al deporte son preparadores físicos, entre ellos Sebastián Urrutia, con experiencia en las selecciones juveniles de Uruguay.

El Ministerio del Interior tiene previsto emitir en las próximas horas un comunicado oficial aclarando la situación de Rodríguez y su vinculación con la cartera tras la polémica generada en el Senado.

La próxima cita deportiva de la atleta será en los Juegos Odesur que comenzarán el 26 de mayo en la ciudad boliviana de Cochabamba.