Peñarol goleó 3-0 a Fénix y mantiene puntaje perfecto en el Clausura

Por: Brahian Kuchman

Deportes

7/10/2017 20:17

Peñarol goleó 3-0 a Fénix y mantiene puntaje perfecto en el Clausura
@OficialCAP.

El aurinegro fue amplio dominador de principio a fin y lo selló en el resultado. Ganó los seis partidos que disputó y conservó el liderazgo.

En el regreso del fútbol uruguayo, tras dos semanas sin jugarse por el paro decretado por los árbitros, Peñarol venció 3-0 a Fénix en el Campeón del Siglo en un partido donde el aurinegro fue muy superior a su rival de principio a fin.

Al minuto de juego, Peñarol tuvo una inmejorable oportunidad de ponerse en ventaja pero no la aprovechó. Guillermo Varela desbordó por derecha y cuando lanzó el centro, la pelota dio en el brazo de Raúl Ferro. El árbitro Esteban Ostojich determinó penal y el encargado de rematar fue Lucas Viatri. Sin embargo, el argentino no pudo romper su racha adversa con la red tras la atajada con los pies del arquero Darío Denis.

El penal malogrado no fue un golpe para Peñarol sino todo lo contrario. No bajó los brazos, adelantó sus líneas e inmediatamente se volcó en ofensiva en busca de la apertura. Con Walter Gargano como estandarte en el mediocampo y manejando los tiempos, el aurinegro buscó romper el juego por las bandas con Diego Rossi y Gastón Rodríguez, quienes estuvieron muy activos en el primer tiempo.

Fénix, por su parte, se replegó demasiado en su campo. La línea de tres que expuso el entrenador Gustavo Ferrín se transformó en línea de cinco y el equipo nunca tuvo salida clara desde el fondo. Los delanteros Breno De Souza y Maximiliano Pérez estuvieron totalmente aislados en ofensiva y la pelota prácticamente no les llegó.

Después de varios intentos del aurinegro por las bandas, aunque sin profundidad, llegó a la apertura, a los 24’. Tras un centro de Lucas Hernández, Viatri fue el que apareció en el área y de cabeza puso el 1-0 para el desahogo del argentino, que tuvo su revancha tras el penal que falló.

El gol motivó a Peñarol que aprovechó el envión para seguir de largo. Apenas tres minutos después, a los 27’, Maxi Rodríguez lanzó un centro, Arias cabeceó, la pelota dio en el vertical y en el rebote apareció Formiliano, más vivo que el resto, para empujarla y sellar el 2-0.

A esa altura, Peñarol era bastante más que Fénix, que no encontraba salida ni el rumbo para llegar al área rival. Sus volantes se mostraron muy imprecisos y se vieron superados constantemente por el rival.

El aurinegro, neto dominador de la primera parte, no bajó el ritmo y tuvo las ocasiones para convertir el tercero. Primero, con un potente remate de Hernández que pasó apenas afuera. Y después, metió dos tiros en los palos: una definición de Maxi Rodríguez y un tiro libre de Gargano hicieron vibrar el vertical defendido por Denis.

Con la merecida ventaja 2-0 a favor de Peñarol se fueron al descanso.

El complemento se inició con la misma tónica, con Peñarol siendo protagonista, aunque Fénix se animó un poco más de la mano de Gonzalo Ramos, quien ingresó por Maximiliano Pérez que recibió un fuerte golpe en la cabeza del que no se pudo recuperar.

El albivioleta creó su primera situación de peligro recién al minuto 51’ con un remate de Cantera que despejó Kevin Dawson.

En respuesta de esa jugada, Peñarol estiró diferencias. Gastón Rodríguez laboró un contragolpe letal por izquierda y Rossi lo terminó mejor. El juvenil llegó por el segundo palo y definió cruzado para poner el 3-0, a los 53’.

Con el partido prácticamente resuelto, Ramos le dio ingreso a Cristian Palacios y al juvenil Franco Martínez, quien hizo su debut, por Viatri y Gargano, respectivamente.

El aurinegro hizo todo bien salvo un error de Arias, que terminó en su expulsión. El “Cachila” tuvo un altercado con Matías González y ambos vieron la roja a los 72’. Yeferson Moreira ingresó para ocupar el puesto de Arias en la zaga.

Peñarol siguió atacando y creando situaciones de gol pero sin poder concretar. Entre Maxi Rodríguez, Rossi y Palacios elaboraron más de un contraataque en el final pero fallaron en la última pelota.

No hubo tiempo para más y el partido selló un 3-0 para Peñarol que jugó y ganó bien. Manejó la pelota con criterio en zona de volantes y utilizó de forma criteriosa todos los sectores de la cancha. Gargano otra vez fue el estandarte. Le brindó salida limpia a un equipo que rompió el juego por las bandas, con Rossi y Gastón Rodríguez. Ambos desnivelantes y de gran partido.

El aurinegro mantiene puntaje perfecto en el Clausura, ganó los seis encuentros que disputó y conservó el liderazgo a cinco puntos por encima de Defensor Sporting, que juega este domingo.