Uruguay derrotó 1-0 a Arabia Saudita y clasificó a cuartos de final

Por: Brahian Kuchman

Deportes

31/05/2017 07:18

Uruguay derrotó 1-0 a Arabia Saudita y clasificó a cuartos de final
@auf.

Con gol de De La Cruz, la Celeste ganó un partido que se le hizo cuesta arriba con el correr de los minutos. Ahora, lo espera Portugal.

Uruguay planteó un partido de propuesta ofensiva y protagonismo ante Arabia Saudita por los octavos de final de la Copa del Mundo sub 20, en Corea del Sur. La Celeste salió a ponerse en ventaja desde el primer minuto. Se adueñó de la pelota, jugó en campo rival y de la mano de Agustín Canobbio y Nicolás Schiappacasse, comenzó a transformar las acciones más peligrosas del tiempo inicial.

Este equipo uruguayo, que acostumbra a tomar la posesión de pelota por las características de sus futbolistas, no hizo la excepción en los primeros minutos. Los dirigidos por Fabián Coito se dedicaron a avanzar en bloque rápidamente y llegar con varios hombres en ofensiva.

Nicolás De La Cruz se paró por la derecha de los volantes, Rodrigo Bentancur y Federico Valverde fueron los medios centrales, Canobbio se colocó como interno por izquierda y Schiappacasse y Joaquín Ardáiz también se sumaron a la sociedad del buen juego uruguayo.

En los primeros 20 minutos, Uruguay manejó el partido y generó tres oportunidades de gol. Un centro al área de José Luis Rodríguez a media altura, que nadie alcanzó a definir. Canobbio recuperó la pelota en su campo y generó una contra letal con Schiappacasse, que ganó en velocidad, se la devolvió al mismo Canobbio, pero este definió apenas afuera. Y la tercera, otra vez con Schiappacasse como protagonista y de buen primer tiempo, se escapó por la izquierda y remató por encima del horizontal.

A esa altura existió solo un equipo en cancha y fue Uruguay, que se adueñó del partido en el Estadio de la Copa Mundial de Suwon. Arabia, por su parte, se vio sorprendido ante la exigencia de su rival y se sintió incómoda en el comienzo. Incluso, cuando tuvo la pelota le costó poder efectivizar su propuesta tras el intenso anticipo de la Celeste que no le dio respiro.

Sin embargo, con el correr de los minutos Uruguay comenzó a perder intensidad y protagonismo. El partido se equiparó a partir de los 25 minutos. Los defensores celestes cometieron algunos errores que le permitieron a Arabia generar algunos sustos para los de Coito.

Un par de salidas defectuosas pusieron en peligro al arquero Santiago Mele, que respondió siempre muy sólido. En la primera, Rodríguez la jugó mal en defensa y provocó un remate de Al Rashidi que contuvo el arquero celeste. Y otra, con el tiempo ya cumplido, Al Khulaif hizo suspirar a los Celestes con un remate cruzado que se fue apenas afuera.

Uruguay comenzó con una dinámica exuberante pero se fue al descanso sufriendo, aunque manteniendo el cero en su arco. Valverde y Bentancur no mostraron la presencia y el manejo de pelota de otros partidos y el equipo lo sintió. Schiappacasse y Canobbio, por la banda izquierda, fueron los más desequilibrantes.

Los de Coito iniciaron la segunda parte similar al inicio. Tomó protagonismo y se volcó en ofensiva buscando abrir el marcador, y esta vez lo consiguió. De La Cruz intentó una pared con Ardaiz y la pelota pegó en la mano de un rival. El juez no dudó y cobró penal. El capitán De la Cruz, que había fallado ante Italia, esta vez no perdonó. Le pegó potente arriba y puso el 1-0 a los 50’.

Después del gol, el encuentro se volvió más abierto porque Uruguay retrocedió unos metros en cancha y se dedicó a contraatacar el juego de los asiáticos. Fue así, como la Celeste generó diversas aproximaciones en velocidad por las bandas. Rodríguez se animó más en el complemento y subió constantemente por su lateral y Schiappacasse, el mejor jugador del partido, hizo lo mismo por el sector izquierdo.

Los de Coito se dedicaron a jugar sin pelota y responder de contra. Sin embargo, en una jugada de recuperación, Bentancur cometió falta y recibió su segunda amonestación en el torneo por lo que el volante de Boca Juniors no podrá jugar en cuartos de final. Juan Manuel Boselli ingresó por Ardáiz, bastante desgastado a esa altura.

El encuentro transcurrió de ida y vuelta pero sin emociones. A Uruguay le costó la contención de pelota. Ambos equipos trasladaron fácilmente de área a área y ello preocupó a Coito que con el resultado a favor, optó por la inclusión de Santiago Viera por Valverde a modo de compactar la mitad de cancha.

Con la inclusión de Viera, Uruguay se sintió más cómodo y conservó el resultado a su favor. Arabia insinuó poco en el final y las veces que llegó al área rival, se encontró con una defensa celeste que respondió con solidez.

Uruguay lo tuvo para liquidar de contragolpe en los últimos minutos pero le faltó contundencia en el último toque. Al conjunto asiático se le fueron los minutos, no reaccionó y Uruguay se llevó la clasificación.

La Celeste ganó un partido que se le hizo cuesta arriba con el correr de los minutos y avanzó una llave muy complicada. Ahora, enfrentará el domingo a las 6 de la mañana a Portugal en cuartos de final.