Con gol de Amaral, Uruguay venció 1-0 a Italia en su debut mundialista

Por: Brahian Kuchman

Deportes

21/05/2017 11:51

Con gol de Amaral, Uruguay venció 1-0 a Italia en su debut mundialista
@auf. Uruguay venció a Italia en el debut.

Con un golazo de tiro libre a los 75', la Celeste ganó en el estreno y comenzó con el pie derecho en el Mundial Sub 20 de Corea del Sur.

Uruguay planteó un partido de propuesta ofensiva y protagonismo ante Italia en el debut por la Copa del Mundo sub 20, en Corea del Sur. La Celeste se adueñó de la pelota, jugó en campo rival y desde el primer minuto, comenzó a transformar al arquero Andrea Zaccagno en la figura del tiempo inicial.

La inclusión de jugadores de buen pie en mitad de cancha hizo que Uruguay tome la posesión de pelota en todo el primer tiempo. Nicolás De La Cruz se paró por la derecha y se juntó constantemente con los volantes centrales, Rodrigo Bentancur y Federico Valverde. Facundo Waller se colocó por izquierda y también se sumó a la sociedad del buen juego uruguayo.

Los dirigidos por Fabián Coito se dedicaron a tocar en corto y avanzar en bloque dándole libertad a sus hombres de ataque, Nicolás Schiappacasse y Joaquín Ardaiz, a modo que rompan los esquemas desde tres cuartas canchas para adelante.

En el primer cuarto de hora, Uruguay manejó el partido y generó tres oportunidades de gol. Un tiro libre ejecutado por De La Cruz que pasó cerca. Una gran jugada del mismo De La Cruz que entró en diagonal dejando a varios rivales por el camino y en su pase al medio Schiappacasse definió potente y de primera, pero Andrea Zaccagno la despejó al córner. Y la tercera, otra vez con De La Cruz como protagonista y de buen primer tiempo, siendo partícipe en una nueva llegada de la Celeste pero definió forzado ante la rápida salida del arquero italiano.

A esa altura existió solo un equipo en cancha y fue Uruguay, que se adueñó del partido en el Estadio de la Copa Mundial de Suwon. Italia, por su parte, fiel a su costumbre se replegó en su campo con la intención de jugar de contra. Sin embargo, cuando tuvo la pelota le costó poder efectivizar su propuesta tras el intenso anticipo de la Celeste que no le dio respiro.

Apenas tuvo en Andrea Favilli, las escasas llegadas que generó en el tiempo inicial aunque ninguna con mayor peligro. Salvo un cabezazo del delantero “azurro” que pasó a centímetros del vertical. Las veces que el conjunto europeo intentó responder de contra, el buen desempeño defensivo uruguayo impidió los avances.

En el transcurso, Uruguay se dedicó a jugar y a triangular mediante sus volantes y los delanteros que se asociaron al toque y al buen juego. A los 29' Waller recibió una fuerte infracción y salió lesionado. Dejó la cancha para el ingreso de Carlos Benavídez.

Pero a los 41' se produjo una jugada novedosa, dónde Joaquín Ardaiz remató forzado adentro del área y fue derribado por un zaguero italiano. La infracción fue pitada como penal un minuto después con la ayuda del video arbitraje. De La Cruz fue el encargado de patear pero Zaccagno le adivinó la intención y se lo tapó, ahogando el grito de gol celeste.

Uruguay fue superior y mereció mejor suerte en el primer tiempo. Solo le faltó más puntería para abrir el marcador.

El complemento fue diferente. Uruguay bajó la intensidad tras el gran desgaste que expuso en el primer tiempo. Valverde y Bentancur ya no bajaron tanto a buscar la pelota y a los de Coito le costó salir con pelota desde el fondo.

Italia, por su parte, se animó en la segunda parte, adelantó sus líneas y creó varias situaciones de gol. El ingreso de Paolo Ghiglione en los europeos fue clave para cambiar la pisada en la ofensiva del equipo “Azurro”. Mientras que los celestes apostaron al ingreso de Rodrigo Amaral.

Mandragora, con un tiro a distancia obligó por primera vez a Santiago Mele que impidió la apertura con una gran atajada. Los papeles se cambiaron para la segunda parte.

La Celeste se replegó en su campo y fiel a su estilo, comenzó a responder de contra. Aunque la primera clara recién llegó a los 71’ con Schiappacasse, que corrió en velocidad pero en el mano a mano con Zaccagno, remató cruzado y desviado.

Los minutos pasaron pero con los planteos invertidos a la primera mitad. Hasta que la ansiada apertura Celeste llegó a los 75', en un gran tiro libre ejecutado por Rodrigo Amaral, de zurda cruzado y al ángulo dejando sin respuestas al arquero “Azurro” y puso el 1-0 parcial.

Con la tranquilidad del gol a su favor y con Bentancur y Valverde como estandartes, la Celeste volvió a manejar el partido y a relucir el buen toque de sus buenos volantes. Movió la pelota por todos los sectores de la cancha e inteligentemente la llevó lejos de su arco.

Sobre el final, los italianos tuvieron para empatar en más de una oportunidad pero no supo efectivizar. Sumado al gran trabajo defensivo uruguayo que respondió de manera muy sólida cada vez que el equipo “Azurro” lo atacó.

Al conjunto europeo no le quedó más tiempo y Uruguay se llevó una enorme y merecida victoria por 1-0 ante un rival siempre difícil, como lo es Italia. La Celeste ganó en su debut, sumó de a tres y comparte el primer puesto del grupo junto a Japón que también venció 2-1 a Sudáfrica.