Hizo historia: Emiliano Lasa es el sexto mejor del mundo

Por: Brahian Kuchman

Deportes

13/08/2016 23:15

Hizo historia: Emiliano Lasa es el sexto mejor del mundo

EFE

El representante celeste realizó la mejor actuación de la historia en el atletismo uruguayo.

El representante celeste realizó la mejor actuación de la historia en el atletismo uruguayo, fue sexto y se quedó con el diploma olímpico.

Emiliano Lasa alcanzó la máxima marca personal de 8.10 en su cuarto intento en la final olímpica de salto largo masculino y le permitió lograr el histórico sexto puesto en la prueba definitoria por una medalla.

El país entero estuvo expectante de la actuación del atleta ya que era el primer uruguayo en llegar a una final olímpica en atletismo. Con el sexto puesto logrado, Lasa es quién alcanzó el mejor desempeño celeste hasta el momento en los Juegos de Río 2016.

El deportista uruguayo fue el que inauguró la pista entre doce finalistas que competían, por lo tanto fue siempre el primero de la ronda.
Por primera vez, un uruguayo llega a una final olímpica de atletismo

El salto inicial de Lasa comenzó con 7,93 metros. En el segundo realizó 7,84 y en el tercero obtuvo el mejor de los tres: 8,04. Esta última marca le permitió quedar entre los primeros 8 finalistas, de los 12 que iniciaron la competición. De esta forma pudo seguir en la pelea por su medalla.

En la siguiente etapa, logró la mejor marca personal en la definición con 8.10, tras su primer salto. Esta distancia alcanzada finalmente fue la que le brindó el sexto y definitivo lugar en la general.

Luego el atleta no pudo superarse, hizo 7.92 en la quinta y 7.95 en la sexta, pero sus rivales tampoco mejoraron y eso decretó el histórico puesto para Uruguay.

El oro fue para el estadounidense Jeff Henderson (8,38), plata para el sudafricano Luvo Manyonga (8,37) y el bronce para el británico Greg Rutherford (8,29).

Lasa se llevó el diploma olímpico por su sexta plaza y por quedar entre los ocho mejores del mundo. Si bien no pudo conseguir una medalla, cumplió con el objetivo personal y enorgulleció a un país entero que estuvo pendiente de su salto histórico.