Alicia Fernández: "El próximo gobierno va a recibir un país en ruinas"

Hablemos de Politica

8/08/2018 13:04

Alicia Fernández: "El próximo gobierno va a recibir un país en ruinas"
Captura Telenoche
Alicia Fernández.

La presidenta de la Sociedad Uruguaya de Pediatría cree que Mujica no debería ser candidato, elogia el Plan Ceibal y apunta a las cárceles.

Alicia Fernández es pediatra, presidente la Sociedad Uruguaya de Pediatría y en esta entrega de “Hablemos de Política” elogia a título personal el Plan Ceibal y la política anti-tabaco, sostiene que Mujica no debería volver a ser candidato por una cuestión biológica y cree que el próximo gobierno recibirá una herencia pesada a nivel social.

- ¿Cuál es el principal problema que Uruguay tiene hoy?

- Tiene dos problemas grandes. El primero es la inseguridad y el segundo es la cantidad de personas que duermen a la intemperie. Me sorprende porque en los últimos tiempos vi más gente durmiendo en la calle y eso es doloroso. Otro problema que le veo al país es la falta de actitudes por parte del gobierno a la hora de condenar situaciones como la de Nicaragua o lo que pasa en Venezuela, donde se violan los derechos humanos más allá de la línea política. Estas son opiniones mías, no en nombre de la Sociedad Uruguaya de Pediatría.

-¿Cuál ha sido hasta el momento el mayor acierto del presidente Tabaré Vázquez?

- Desde el punto de vista de la salud sin duda fue la campaña anti tabaco algo que lo jerarquizó en el mundo y otro punto muy positivo fue la implementación del Plan Ceibal.

-¿Y el mayor error?

- La implementación de las políticas sociales porque, si bien estoy de acuerdo con apostar a la equidad social, creo que se cometieron errores en dar dinero sin exigir nada a cambio o darles partidas a los estudiantes solo por ir a clase sin exigir resultados. Exigir una contrapartida era fundamental.

-¿Qué medida le gustaría que tomara el gobierno?

- En primera infancia el gobierno hizo mucho y muy bien, con un fortalecimiento a la atención de los primeros mil días de vida. Creo que el Sistema de Cuidados también está muy bien, por eso me voy a ir fuera del Ministerio de Salud Pública. Como ciudadana me gustaría reformar las cárceles porque viven una situación grave y la estructura actual no ayuda a la rehabilitación. Esto no se soluciona no metiendo más personas detenidas, sino que hay que cambiar la estructura y el funcionamiento. En muchos aspectos el Uruguay mira positivamente el ejemplo de China, pero nadie mira las cárceles. Tienen un régimen de trabajo estricto, todos almuerzan de forma ordenada sin violencia y cumplen con sus tareas. Las cárceles en Uruguay son un centro de delincuencia. Si no dignificamos a los presos ellos no van a dignificar la vida de los otros cuando estén en libertad. Otra medida que me gustaría que se instrumentara sería establecer algún mecanismo de beneficio para aquellos profesionales de la medicina vinculados a casos de estrés, como el personal de emergencias o de cuidados intensivos. Son trabajadores expuestos a una carga emocional muy grande y estaría bueno reconocerlo.

- ¿Cuál fue la última noticia de la política nacional que le dio alegría?

- La actitud de algunos precandidatos del Partido Nacional de mostrarse todos juntos y que compartieran un espacio pese a ser competidores.

- ¿Cuál fue la última noticia de la política nacional que lo hizo enojar?

- Lo que pasó en la reunión de los líderes de izquierda en Cuba y la falta de una posición firme contra gobiernos dictatoriales que comparten la misma línea política que el uruguayo. Somos un país democrático y hay cosas que se deben condenar.

-¿La oposición está preparada para gobernar?

- Creo que es bueno que una sociedad democrática se roten los partidos, no veo negativo un cambio en el mando de gobierno. La oposición tiene una oportunidad para demostrar que puede gobernar, de todas formas lo importante no es llegar al gobierno, es saber gobernar y tener el equipo para hacerlo. El próximo gobierno va a recibir un país en ruinas porque Uruguay está en ruinas. El ganador va a tomar un hierro caliente.

-¿Imagina a Edgardo Novick presidente?

- No lo conozco lo suficiente pero creo que es un trabajador. No lo veo ganador pero puede ser que esté en una fórmula. No me cae mal ni me desagrada, pero hay que esperar la campaña. Puede tener más votos que otros partidos como el Partido Independiente que tiene un senador como Pablo Mieres que tampoco me cae mal, pero es una impresión desde afuera. Quizás Novick, en una fórmula con otro partido mediante un acuerdo, pueda llegar lejos.

- ¿Cuál fue la mejor presidencia desde 1985 a la fecha?

- Todas tuvieron aciertos y errores aunque la mayoría de las cosas negativas te quedan más marcadas. Creo que las primeras presidencias de Julio María Sanguinetti y Tabaré Vázquez fueron las que tuvieron una mayor impronta, porque una era la primera tras la vuelta de la democracia y la de Vázquez fue la primera de un gobierno de izquierda.

- ¿Y la peor?

- Reitero que todas tuvieron aciertos y errores, pero el actual gobierno no me convence y no es por Vázquez, sino por el contexto del país y la mirada a ciertos temas. No me gusta la gestión a nivel global e incluyo senadores y diputados. Además hubo promesas como la de no aumentar la carga impositiva que no se cumplieron.

-¿Mujica debería volver a ser candidato a presidente?

- Reconozco que para el Frente Amplio es un buen candidato, pero tiene que primar lo biológico y no debería serlo. Esto vale también para Danilo Astori.

-¿Cuba es una dictadura?

- Sin discusión.

-¿Venezuela es una democracia?

- No, es una dictadura.

-¿Hay corrupción en la política uruguaya?

- Creo que hay corrupción, pero el problema mayor es la falta de control. Que un gobierno no tenga índices de corrupción sería utópico. En todos los hubo. Creo que Uruguay tiene corrupción aunque sin llegar a las escalas regionales, como pasó en Brasil.

-¿Qué opina de los recientes casos de nepotismo y la respuesta que ha tenido el gobierno central y las intendencias?

- No estoy de acuerdo, para nada. Mi padre tenía un cargo de jerarquía en un Banco del Estado con servicio médico y nunca, pero nunca, me permitió ni siquiera presentarme a un concurso. Lo que uno mama de su hogar lo aplica después y es lo que pide para los demás.

-¿Deberían existir las tarjetas corporativas en ámbitos públicos?

- Si se hiciera un uso adecuado de las mismas no habría problema. Todos los políticos tienen partidas de dinero para gastos relacionados a su tarea y eso no me parece mal, pero hay que controlarlos porque es el mejor mecanismo para evitar la corrupción.

-¿Se considera feminista?

- No. Creo que es un movimiento social, reconozco a la mujer y creo que tenemos los mismos derechos, pero también reconozco a los hombres. El feminismo en su forma más absolutista no está dentro de mis opciones.