Hay "cero autocrítica" en la izquierda y una oposición de coreografía

Publicado: 15/04/2018 08:41
Hay "cero autocrítica" en la izquierda y una oposición de coreografía
Captura Canal 10

"Si no pueden manejar una tarjeta de crédito con un mínimo de responsabilidad se tienen que ir para su casa", dijo Diego González.

El comunicador y conductor de radio y televisión, Diego González, señala que no entiende por qué a la izquierda les cuesta tanto pedir disculpas y dice que la oposición es “una coreografía”.

-¿Cuál es el principal problema que Uruguay tiene hoy?

-El sistema político porque tiene mucho capricho, es antiguo y tiene poca cintura para hacer cosas.

- ¿Cuál ha sido hasta el momento el mayor acierto del presidente Tabaré Vázquez?

-No creo en asignarle aciertos a una persona sola porque en el gobierno labura mucha gente. Pero creo que la inclusión de muchos trabajadores que antes estaban en un mercado informal es un gran logro del gobierno. Hay una formalización que me parece muy digna, ya no hay gente que se saque el carnet de pobre y eso está bueno. Faltan muchas cosas por hacer pero veo una evolución importante en ese sentido.

-¿Y el mayor error?

-La cero autocrítica es un punto que me molesta bastante. Nunca vi a un político de izquierda pedir disculpas por un error y me parece una estupidez porque todos nos vivimos equivocando. A mí no me cuesta nada pedir disculpas, ¿por qué les cuesta tanto a ellos?.

- ¿Qué medida le gustaría que tomara el gobierno?

-Ni loco les tiro una idea porque no estoy capacitado para eso. Yo cada cinco años doy un voto de confianza y doy ese voto para que se hagan las cosas bien.

- ¿Cuál fue la última noticia de la política nacional que le dio alegría?

-No me alegro con las buenas noticias porque es lo correcto. En el sistema político solo busco errores porque los aciertos forman parte de lo que tienen que hacer.

- ¿Cuál fue la última noticia de la política nacional que lo hizo enojar?

-La mayoría, y muchas me dan vergüenza. Yo soy un tipo muy superficial pero espero que los gobernantes que tienen en sus manos el destino del país sean tipos más profundos, intelectuales y sensibles. Y la verdad es que son todo lo contrario, hasta se pelean por Twitter. Así me demuestran que son unos berretas.

- ¿La oposición está preparada para gobernar?

-No tengo ni idea porque no los conozco. Si me doy cuenta de que son los mismos de siempre y que se pelean por las mismas tonterías. A la oposición la veo como una coreografía porque el gobierno le erró mucho en un montón de cosas pero con la oposición no pasa nada.

-¿Imagina a Edgardo Novick presidente?


-No, nunca va a ser presidente. No le veo contenido, está bien que se quiera postular y le voy a creer que quiere ayudar a la gente, pero sinceramente no lo veo.

- ¿Cuál fue la mejor presidencia desde 1985 a la fecha?

-Espero que sea la que viene.

- ¿Y la peor?

-Por cómo vivió mi familia la presidencia de Batlle fue un desastre. Yo sé que después intentó mejorar las cosas y que la crisis golpeó a todo el mundo, pero me acuerdo de ver un clima muy triste. Mi padre perdió el laburo, yo también, tuve amigos que se fueron del país y fue un drama. Lo que más me marcó fue que vi el derrumbe anímico de mi viejo, porque ya le había tocado quedarse sin trabajo pero esto era peor porque el clima era espantoso y no había esperanza en ningún lado.

- ¿Mujica debería volver a ser candidato a presidente?

-No. La gente de más de 70 años que quiere ser presidente tiene ansias de poder. Un presidente tiene que ser joven, aportar frescura y traer nuevas ideas. Creo en la sabiduría del adulto mayor pero me gustaría verlos en un rol más de asesor que de candidato.

- ¿Cuba es una dictadura?

-Si me preguntabas hace 15 años te decía que no era una democracia. Pero ahora no lo sé porque hubo una reapertura democrática y está más abierto al mundo. No tengo elementos hoy para afirmar que sea una dictadura.

- ¿Venezuela es una democracia?

-No, no lo es. Venezuela es un país que no conozco pero aún así veo a Maduro como un personaje, hay cosas que no le puedo creer, es un tipo que parece que está loco.

- ¿Hay corrupción en la política uruguaya?

-Claro que hay, pero estamos muy para la chiquita. Creo que a los niveles que hay en Latinoamérica, el término corrupción le queda muy grande a Uruguay. Tenemos una corrupción de cabotaje, muy berreta, de tipos que están en cargos públicos y se llevan café para la casa.

- ¿Qué opina de los recientes casos de nepotismo y la respuesta que ha tenido el gobierno central y las intendencias?

-Creo que hay lugares donde los cargos de confianza son una estupidez porque si hay que contratar a un técnico en una tarea, no necesitas a un primo, a un sobrino o a un hermano. Hay cargos que se pueden ocupar con gente calificada donde la confianza no juega. Eso de meter familiares a dedo también forma parte de la corrupción de baja escala.

- ¿Deberían existir las tarjetas corporativas en ámbitos públicos?

-Por supuesto, porque si no pueden manejar una tarjeta de crédito con un mínimo de responsabilidad se tienen que ir para su casa. No puede ser que una tarjeta sea una tentación para tipos con semejante responsabilidad. Puede tentar a un pibe de 15 años pero no a un tipo grande medianamente serio.

- ¿Se considera feminista?

-Por supuesto y la novedad sería no serlo. El feminismo es el lado correcto de pararse, no existe otro lugar.