Piden leche para comedores como "alivio" al hambre en Argentina

Mundo

1/04/2019 15:51

Piden leche para comedores como "alivio" al hambre en Argentina

Barrios de Pie Facebook

"Necesitamos que (el Gobierno) al menos entregue la leche con la que se comprometió", dicen desde comedores comunitarios.

La organización social Barrios de Pie pidió este lunes al sector privado y al Gobierno argentino abastecer "al menos" de la leche acordada con sus comedores sociales para dar "un pequeño alivio" al hambre y la pobreza que aumentan en el país debido a la crisis económica.

"Necesitamos que (el Gobierno) al menos entregue la leche con la que se comprometió y, si no es así, que los privados complementen esas entregas para poder dar un pequeño alivio (...) a la situación tan dramática que están viviendo millones de familias en nuestro país", declaró la representante nacional de Barrios de Pie, Silvia Saravia, en una protesta frente a un local de la cadena Coto.

La protesta se realizó ante dos hipermercados de la misma cadena en Buenos Aires.

Para asistir a los 80.000 niños que atienden en sus comedores, el Ministerio de Desarrollo Social dotó a la organización en marzo y diciembre de 20.000 kilos menos de leche en polvo de la que suelen percibir, y en febrero "nada".

Saravia admitió que se trata de un reclamo "asistencialista" y reconoció que las demandas que se continúen haciendo serán meramente "paliativas" hasta que el Estado no realice un cambio estructural para transformar la crisis de pobreza que padece el 32 % del país, según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

"Lo que hace falta en nuestro país es un cambio estructural. Hace falta hablar de soberanía alimentaria y (...) de trabajo digno", señaló la representante de Barrios de Pie como una de las claves para generar un cambio en la sociedad y conseguir la autonomía de las personas.

En su opinión, la economía argentina tiene un modelo económico que, aún siendo un gran exportador de alimentos básicos, "no prioriza la buena alimentación de su población", sino la exportación.

Asimismo, consideró que el trabajo de las pymes, que conforman el 85 % del sector privado, "se está destruyendo" en vez de impulsarse.

En el último año, la canasta básica alimentaria que proporcionan los supermercados minoristas subió en torno a un 60 % en todo el país, según los datos del Instituto de Investigación Social, Económica y Política Ciudadana, mientras que la inflación alcanzó el 47,6 %.

"Los alimentos suben mucho más de lo que marca la inflación, entonces el deterioro es muchísimo mayor en las familias que necesitan que utilizan sus ingresos mayoritariamente para alimentarse", consideró Saravia.

Carlos Sánchez, padre de una familia de cuatro hijos, contó que "es terrible" tener que elegir entre comprar medicinas o comida.

Sánchez explicó que "hay mucha diferencia" entre la situación actual y la que se vivía hace cuatro años, ya que entonces compraba la caja de leche por 15 pesos (0,35 dólares) y hoy lo hace por 50 (1,20 dólares).

La ocupación en los comedores se ha "duplicado y triplicado" en muchos casos, según cuenta Saravia, y no solo por la asistencia de niñas y niños, sino también por hombres adultos, que ya no trabajan "en blanco" y tampoco encuentran "changas" para sostener la economía familiar.

"Para los adultos, venir a un comedor comunitario da mucha vergüenza, mucha frustración, para los varones más todavía", cuenta la representante de Barrios de a Pie.

Asimismo, explicó que "los jubilados utilizan una parte muy importante para comprar sus remedios y no les alcanza para adquirir los alimentos".

El 7,9 % de la población argentina sufrió experiencias frecuentes de hambre en 2018, según un estudio de la Universidad Católica Argentina (UCA).

EFE