Colombianos rechazan el terrorismo y dan emotivo apoyo a policías

Mundo

20/01/2019 19:09

Colombianos rechazan el terrorismo  y dan emotivo apoyo a policías

"Yo también soy policía" se leía en muchas de las pancartas y camisetas blancas de las decenas de miles de asistentes.

Un rechazo frontal al terrorismo expresaron decenas de miles de colombianos en todo el país con multitudinarias manifestaciones en las que unidos expresaron su apoyo a la Policía Nacional, blanco del atentado del pasado jueves por parte del ELN que dejó 20 muertos y 68 heridos.

En ciudades y pueblos gente de todas las condiciones sociales y edades acudió a la emotiva cita para decirle "basta" a los violentos y "abrazar" como nunca antes a los policías.

"Yo también soy policía" se leía en muchas de las pancartas y camisetas blancas de los asistentes, en un gesto de solidaridad con la institución y los familiares de los 20 jóvenes que fallecieron en el atentado contra la Escuela de Cadetes de la Policía, entre ellos la ecuatoriana Erika Chicó Vallejo, cuyos retratos con crespones encabezaron las movilizaciones en varias ciudades.

Las escenas de ciudadanos que abrazaban a los policías durante los recorridos y lloraban junto a ellos por los cadetes caídos fue el común denominador.

En las caminatas hacia la Plaza de Bolívar de cada ciudad colombiana destacaban las mujeres, algunas de ellas portando flores blancas y adornando su cabello con cintas con el tricolor nacional, que aseguraron que la principal motivación que tuvieron para salir fue el ser madres.

"Eran unos niños. Yo tengo hijos y hoy quiero acompañar el dolor de las madres de los 20 jóvenes cadetes de la Policía que murieron en el atentado terrorista de esta semana", dijo a Efe Gloria Patricia Arévalo, una arquitecta que participó en Bogotá.

Entre la multitud había policías jubilados y heridos en combate, algunos de ellos en silla de ruedas o con prótesis por haber perdido las piernas en la explosión de minas antipersona.

La movilización fue una iniciativa ciudadana en redes sociales luego de que el Ejército de Liberación Nacional (ELN) hiciera estallar el jueves una camioneta bomba en la Escuela de Cadetes de Policía General Francisco de Paula Santander, y a ella se sumaron el presidente Iván Duque y líderes de todo al arco político.

"Venimos a pedir por sus familias, a rendir homenaje a la Colombia que no quiere más violencia, a una Colombia que se quiere construir edificada en la paz con legalidad", dijo Duque junto a su esposa, María Juliana Ruiz, los miembros de su gabinete ministerial y otros altos funcionarios del Gobierno.

Posteriormente el presidente, ministros, el mando militar y policial asistieron, junto con familiares de los cadetes fallecidos, a una eucaristía oficiada en la Catedral Primada de Bogotá por el cardenal Rubén Salazar.

"Venimos ante este altar de Dios no solo a honrarlos y a recordarlos, sino también a enviar como sociedad un sonoro e inequívoco mensaje al mundo: Rechazamos el uso del terrorismo como chantaje y el uso de la violencia como mecanismo de presión a la sociedad", dijo el mandatario.

Para el jefe de Estado, ataques como el del pasado jueves son "la degradación moral, la degradación ética y la pérdida absoluta de todos los valores" que "buscan corroer los lazos que nos unen como sociedad e intimidarnos para que sacrifiquemos nuestra democracia y nuestra justicia".

La marcha tuvo el valor adicional de unir a políticos de derecha, centro e izquierda con la única excepción del excandidato presidencial Gustavo Petro que la criticó en redes sociales, posición que no compartieron otros miembros de su movimiento, como su excompañera de fórmula Ángela Robledo, que sí acudió a la manifestación.

"Estamos convocados aquí para demostrar que a la hora de enfrentar el terror no reconocemos diferencias ideológicas ni de partido", comentó Duque.

De hecho, los expresidentes Juan Manuel Santos (2010-2018), Álvaro Uribe (2002-2010) y Andrés Pastrana (1998-2002) acudieron al llamado ciudadano.

"Estoy muy complacido de ver que el país entero, sin importar su origen político, está unido en torno a la buena causa de decir no a la violencia, no al terrorismo", sostuvo Santos, en cuyo Gobierno se firmó la paz con las FARC, ahora convertida en partido político.

También se vio en las calles de Bogotá a políticos de centro e izquierda, como el excandidato presidencial Sergio Fajardo, los senadores Jorge Robledo y Antanas Mockus, y los exsenadores de los verdes Claudia López y Antonio Navarro, entre otros.

"La voz de millones de personas es la que tiene que oír el ELN. Está equivocado el que ejerce la violencia, por ahí no es el camino, yo lo aprendí en la vida, duramente...", dijo Navarro, quien fue guerrillero del ya desmovilizado movimiento 19 de abril (M-19).

Otros personajes públicos, como los ciclistas Nairo Quintana y Rigoberto Urán, y la bicampeona olímpica de BMX Mariana Pajón, participaron en las manifestaciones.

"La indignación es general en Colombia por el ataque terrorista. Lo que pasó es algo vergonzoso y bastante triste", afirmó Quintana.

EFE