Alejandro Burzaco, exCEO de TyC, apuntó a Figueredo y a Casal

Mundo

15/11/2017 12:45

Alejandro Burzaco, exCEO de TyC, apuntó a Figueredo y a Casal

EFE

El empresario, muy envuelto en la trama de corrupción de la Conmebol y el FiFA-Gate, habló y provocó un terremoto. Bauzá no fue involucrado.

El empresario argentino Alejandro Burzaco, expresidente y exdirector ejecutivo de la productora Torneos y Competencias (TyC), uno de los involucrados en el escándalo del FIFA-Gate, excluyó a los ex presidentes de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) y de la federación chilena, Sebastián Bauzá y Harold Mayne Nicholls de cualquier involucramiento en la trama de sobornos que afectó a la Conmebol.

Esas declaraciones de Burzaco -quien reconoció su culpabilidad en la trama y está en una situación de libertad restringida- están en sintonía con las que el propio Bauzá realizara a ECOS el viernes pasado, luego que la Justicia uruguaya archivara las acusaciones en su contra formuladas por su antecesor Eugenio Figueredo. En diálogo con este portal, dijo que el chileno -amigo suyo- lo asesoró en cómo debió actuar en un ambiente muy permeable a la corrupción. Figueredo es otro de los involucrados en este caso.

También fue excluido de la trama el Grupo Clarín, de acuerdo con el testimonio a la Justicia de Burzaco.

La declaración de Burzaco fue ampliamente cubierta por el periodista Ken Bensinger de BuzzFeed, tanto a través de ese portal como en Twitter.

Además de Figueredo, se apunta al empresario Paco Casal, de Gol TV. Bensinger señaló que, según Burzaco, él (Casal) "tenía experiencia en sobornar a todos los dirigentes de fútbol de la región" y que "había intentado en hacer uso de esos sobornos para ganar los derechos (de televisación de las copas) Libertadores y Sudamericana".

Es por eso que T&T, otra empresa liderada por Burzaco, debió aumentar las coimas a dirigentes de la Conmebol -entre quienes mencionó al ecuatoriano Chiriboga y al colombiano Bedoya- para que esas transmisiones siguieran en manos de Fox.

Suicidio

Las declaraciones de Burzaco en Nueva York provocaron una muerte en Buenos Aires. El empresario acusó a un exfuncionario kirchnerista, Jorge Delhon, de haber recibido coimas por unos cuatro millones de dólares junto al expresidente de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), el ya fallecido Julio Grondona, y Pablo Paladino, coordinador del programa Fútbol para Todos, una de las banderas televisivas del gobierno de Cristina Fernández.