Atentado suicida causa 22 muertos en Manchester

Mundo

23/05/2017 07:18

Atentado suicida causa 22 muertos en Manchester

El Estado Islámico asumió la autoría del atentado en el recital de Ariana Grande. En un comunicado dijo que se colocaron varios explosivos.

Un terrorista suicida provocó anoche la muerte de 22 personas, entre ellas niños, al hacer explotar un artefacto de fabricación casera junto al estadio Manchester Arena, informó la Policía de esa ciudad del norte de Inglaterra. Por su parte el Estado Islámico reivindicó el atentado, diciendo que un "soldado del califato" había colocado varios explosivos. Asimismo, señala que esto es el comienzo.

En el ataque -ocurrido sobre las 21.35 GMT al término de un concierto de la cantante estadounidense Ariana Grande-, 59 personas resultaron con heridas de diversa consideración, precisó el jefe de Policía de Manchester, Ian Hopkins.

"Puedo confirmar que hay niños entre los fallecidos", indicó Hopkins en rueda de prensa.

Lea también: Un hombre de 23 años detenido en relación con el atentado

El agente policial informó de que se trata de una investigación en marcha que busca establecer si el responsable del ataque "actuó solo o como parte de una red" terrorista.

"El autor, puedo confirmar, murió en el Arena. Creemos que el atacante llevaba un artefacto explosivo improvisado que él detonó, causando esta atrocidad", explicó Hopkins.

"Las familias y muchos jóvenes estaban disfrutando de un concierto en el Manchester Arena y perdieron la vida. Nuestros pensamientos están con las 22 víctimas que sabemos que han muerto, las 59 personas que resultaron heridas y sus seres queridos", dijo.

Lea también: Cientos de personas aún buscan a familiares y amigos tras el atentado.

Al mismo tiempo, la ministra británica de Interior, Amber Rudd, calificó de "acto de barbarie" el atentado y señaló que ha sido un acto destinado a golpear a las personas "más vulnerables de nuestra sociedad" y provocar el "temor", pero recalcó que no lo conseguirán.

"Mis pensamientos y rezos están hoy con las familias y las víctimas que han resultado afectadas", dijo Rudd, antes de participar en una reunión de emergencia convocada por la primera ministra británica, la conservadora Theresa May.

"Sabemos que un único terrorista hizo detonar un artefacto explosivo improvisado cerca de una de las salidas del lugar, eligiendo deliberadamente el momento y el lugar para provocar una matanza máxima y herir y matar indiscriminadamente", dijo la primera ministra Theresa May.

La titular de Interior pidió a la población que se mantenga "alerta", pero no "alarmada" y que si tiene algo que denunciar, que se ponga en contacto con las fuerzas del orden.

El EI asume la autoría

El grupo terrorista Estado Islámico (EI) asumió la autoría del atentado de Manchester al afirmar que un "soldado del califato" colocó "varios paquetes bomba" en varias concentraciones de "cruzados" en la ciudad británica.

En un comunicado, cuya autoría no pudo ser comprobada, y difundido a través de Telegram, el EI indicó que detonó los paquetes colocados en el Manchester Arena, donde murieron 22 personas, entre ellos varios niños, y otras 59 resultaron heridas.

El grupo yihadista afirmó que el ataque es una "venganza de la religión de Dios" y que tiene por objetivo "aterrorizar a los politeístas", en referencia a los cristianos, y también lo justificó como una "respuesta a sus agresiones contra las casas de los musulmanes".

La nota cifró en 30 los muertos y en 70 los heridos, y amenazó con que "lo que viene va a ser más fuerte, más intenso, contra los adoradores de la cruz y sus aliados".

Víctimas

Una niña de 8 años y una joven de 18, ambas británicas, son las primeras víctimas mortales identificadas.

La niña Saffie Rose Roussos había asistido al concierto en el Manchester Arena con su madre, Lisa Roussos. El director de la escuela primaria a la que asistía la menor, Chris Upton, la describió como "simplemente una maravillosa niña pequeña".

"La quería todo el mundo. Su calidez y amabilidad se recordarán con cariño. Saffie era callada y modesta, con un toque creativo", dijo Upton, que describió la muerte de la niña como una "tremenda conmoción".

La segunda víctima identificada es Georgina Callender, una estudiante de 18 años que asistía al centro de educación superior Runshaw College en Leyland, al noroeste de Manchester.

"Nuestro más sentido pésame, pensamientos y plegarias se dirigen hacia la familia de Georigina, sus amigos y todos aquellos afectados por esta pérdida", afirmó un portavoz del centro educativo.

El diario local "Manchester Evening News" ha recaudado cerca de 200.000 libras (230.000 euros) en una campaña a través de internet para ayudar a la familia de Callander.

Aquí algunos registros de video del pánico que se generó, que se colgaron en Twitter:





EFE