Brasil: fotógrafo tiroteado en confrontación de policía y drogadictos

Mundo

23/02/2017 15:45

Brasil: fotógrafo tiroteado en confrontación de policía y drogadictos

Además seis agentes resultaron heridos durante el enfrentamiento en el centro de San Pablo.

Un fotógrafo fue tiroteado y seis agentes resultaron heridos durante un enfrentamiento entre policías militarizados y drogadictos en el centro de Sao Pablo, informaron fuentes oficiales.

"La situación está bajo control, pero aparentemente fue un tiro de munición real. El reportero está siendo socorrido, es un momento crítico, pero está estable. El disparo fue de arma de fuego y en la pierna, aparentemente impactó el muslo", declaró un portavoz de la Policía Militarizada de Sao Paulo.

La acción fue llevada a cabo por efectivos de la Fuerza Táctica, un grupo especializado de la Policía Militarizada, en la zona conocida como Cracolandia, en el centro de Sao Paulo, una región de alto consumo y tráfico de drogas.

Durante el operativo, los usuarios de drogas prendieron fuego en colchones y neumáticos para crear barricadas que impidiesen a los policías entrar en la calle Helvetia, que estaba tomada por los insurgentes.

"Fue un inicio de agresión por parte de los habitantes (de Cracolandia)", relató la misma fuente.

El fotógrafo, identificado como Darío Oliveira y quien prestó servicios para la agencia regional de noticias Código 19, "estaba haciendo la cobertura y hubo un enfrentamiento", apuntó el portavoz policial, quien confirmó que "seis policías fueron heridos" y ocho personas fueron detenidas.

Para dispersar la manifestación y contrarrestar los ataques con piedras, palos y cócteles molotov, la Policía Militarizada utilizó gases lacrimógenos y balas de goma.

La Alcaldía de Sao Paulo debe anunciar en marzo el plan "Redención", que sustituye el de "Brazos abiertos", en el que consumidores de droga recibían atención médica y eran alojados en albergues municipales.

Con el nuevo plan, la administración municipal espera atender a la población residente del lugar y mejorar las condiciones de seguridad del lugar.

EFE