Uruguayos comen 20 kilos más de comida chatarra anual que en la región

Publicado: 19/01/2017 16:31
Uruguayos comen 20 kilos más de comida chatarra anual que en la región

En el país no solo se consume más productos ultraprocesados que en la región; tiene más obesos y más personas con sobrepeso que el resto.

Entre 2000 y 2013, las ventas de los productos ultraprocesados en Uruguay crecieron a un ritmo del 7,2% anual. Los 60,6 kilos que se vendían en 2000 pasaron a 149,3 en 2013. Y ese es uno de los indicadores de que el sobrepeso y la obesidad en Uruguay superen a la media de la región, de acuerdo con un informe conjunto de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) dado a conocer este jueves en Chile.

Los alimentos ultraprocesados, con alto contenido calórico y bajo valor nutricional, llegan a Uruguay a 149,5 kilos per cápita anual. Es el cuarto indicador más alto de América Latina y el Caribe, cuyo promedio es de 129,6, de acuerdo con el estudio titulado como Panorama de la Seguridad Alimentaria y Nutricional en América Latina y el Caribe.

Uruguay consume veinte kilos más que el promedio regional. Solo lo superan México, Chile y Argentina. La ingesta de estos alimentos es considerada como el factor de riesgo más importante para desarrollar sobrepeso, obesidad y enfermedades no transmisibles.

Esto es una de las explicaciones de por qué el 61,7% de los uruguayos tiene sobrepeso (índice de masa corporal superior o igual a 25) y el 26,7% padece obesidad (IMC igual o superior a 30). Nuevamente el país está por encima de la media, en la región esos indicadores se ubican en 58% y 23%.

Entre alimentos ultraprocesados, cargados de sal, grasa y azúcar, el documento incluye: papas fritas en paquete; helados, chocolates y caramelos; panes, galletas, y tortas empaquetadas; cereales endulzados para el desayuno; mermeladas, jaleas y margarinas; bebidas gaseosas y bebidas “energizantes”, entre otras.

En Uruguay, el 8 de diciembre el Ministerio de Salud Pública elaboró una guía alimentaria que buscaba revalorizar la “comida casera y saludable”, además de otras recomendaciones como: “usar la cocina como una oportunidad para construir relaciones más equitativas entre mujeres y hombres, cocinar en casa y en familia”, como oportunamente publicó ECOS.